19 junio, 2020

Conozca Skrill, una de las plataformas más reconocidas para comprar criptomonedas

Teniendo en cuenta que Skrill lleva operando con éxito desde el 2001 es más que probable que ya conozcan la plataforma de la que vamos a hablar hoy, lo que igual desconocen es que desde hace casi dos años ofrece la posibilidad de comprar, vender y almacenar criptomonedas, poniendo a nuestra disposición su experiencia y gran variedad de opciones para pagar -que ya es una de sus señas de identidad-.

golden 3d rendering bitcoin coin and binary code background

Teniendo en cuenta que Skrill lleva operando con éxito desde el 2001 es más que probable que ya conozcan la plataforma de la que vamos a hablar hoy, lo que igual desconocen es que desde hace casi dos años ofrece la posibilidad de comprar, vender y almacenar criptomonedas, poniendo a nuestra disposición su experiencia y gran variedad de opciones para pagar -que ya es una de sus señas de identidad-.

Pero para conocer una empresa en profundidad nada mejor que ahondar en su pasado, así será más sencillo comprender porque es una de las mejores opciones tanto si vamos a comenzar a comerciar con criptomonedas, como si ya tenemos criptoactivos y queremos manejarlos a precios competitivos y con la máxima seguridad.

De Moneybookers al Grupo Paysafe

Nacida en Londres en el 2001 y bautizada inicialmente como Moneybookers -el nombre se cambió a Skrill en el 2010-, la plataforma funciona como proveedor de alternativas a los sistemas de pago tradicionales, ofreciendo un entorno online para transferencias y pagos en línea seguros, servicio por el que se ha convertido en el competidor más fuerte de PayPal -ambas compañías capitalizan el grueso de este mercado- . Ofrecer al usuario una experiencia sencilla y sobre todo cien por cien fiable ha sido el pilar fundamental de su éxito -la desconfianza a la hora de realizar pagos en línea es una de las resistencias más difíciles de vencer para los no nativos digitales, por ello es importante utilizar los servicios de empresas como Skrill- y desde el año 2015 forma parte del Grupo Paysafe -primera plataforma de prepago online en Europa- y Neteller.

Operando con criptomonedas

Aunque no formaba parte de la oferta de servicios inicial, desde noviembre del 2018 Skrill ofrece para sus clientes un servicio de compraventa de criptomonedas que merece un análisis más pormenorizado.

Para empezar, ¿Qué criptomonedas podemos comprar, vender y almacenar como clientes de Skrill? Por supuesto tenemos a nuestra disposición las tres que copan la mayor parte del volumen de capitalización del mercado de las criptomonedas; Bitcoin, Ether y XRP. Además, podemos operar con Litecoin, Ethereum Classic, XLM, EOS y Ox.

Segundo punto a tener en cuenta, ¿Cómo podemos comprar las criptomonedas? La forma más sencilla es cargar en nuestra cuenta de usuario la moneda fíat de curso común en nuestro país -Skrill admite 40 monedas fíat diferentes, lo cual simplifica y abarata la experiencia con respecto a otras plataformas, es de agradecer que una compañía priorice la comodidad del usuario- por medio de una tarjeta de débito o crédito, transferencia bancaria o Neteller -con la que comparte matriz- y un largo etcétera de otras formas de pago.

Una vez tengamos los fondos cargados en nuestra cuenta no tendremos más que pinchar en la pestaña “Crypto” donde podremos revisar gráficas con los vaivenes en la cotización de las criptomonedas con las que Skrill nos permite operar, y después de elegir una criptomoneda pulsar el botón “Exchange Now”, seleccionar la cantidad de criptomonedas que queremos comprar -se pueden comprar por fracciones, por ejemplo se pueden adquirir 0,25 bitcoins- comprobar, confirmar y ¡hecho! Ya somos los propietarios de uno de los activos más deseados actualmente.

Una plataforma segura y sencilla de usar

Ya hemos visto que el proceso de compraventa de criptomonedas con Skrill no puede ser más sencillo, pero además contaremos con su sistema de custodia de criptomonedas a prueba de robos y fallos -podemos afirmar que en el mundo de las criptomonedas uno de los mayores peligros es el de perder nuestras claves privadas, y una vez pérdidas son irrecuperables y por lo tanto nuestras criptomonedas se pierden con ellas para siempre- por lo que el inversor sensato confiará la custodia de sus activos a una empresa que cuenta con el reconocimiento de profesionales y usuarios, y, si así lo desea, también puede guardar sus claves en un dispositivo -o en papel- aunque este puede perderse y tiene una vida útil finita.

Como podemos darnos de alta en Skrill y qué más opciones nos ofrece nuestra cuenta

Darse de alta en Skrill y comenzar a disfrutar de todo el catálogo de servicios que pone a nuestra disposición no es más difícil que abrir una cuenta en gmail, por ejemplo, de hecho para empezar no necesitaremos más que aportar nombre y apellidos, una dirección de correo, divisa con la que operaremos y una contraseña para iniciar sesión. Para operar con valores superiores a 2.500 euros en transacciones deberemos realizar una rápida verificación de nuestra identidad, aportando imágenes de un documento que atestigüe nuestra identidad -DNI o carné de conducir- y una factura de servicios que no tenga más de 90 días. La verificación a partir de ciertas cantidades es obligatoria para empresas que cumplen con toda la normativa vigente.

Una de las razones por las que Skrill cuenta con la confianza de tantos usuarios por todo el mundo es que ofrece en una sola plataforma los servicios financieros online más demandados a día de hoy, a saber; compraventa y custodia de criptomonedas, transferencias -tanto locales como internacionales- y por supuesto pagos en línea, y todo ello sin gastos de mantenimiento, siempre y cuando iniciemos sesión al menos una vez cada doce meses, ya sea desde el ordenador o desde la app -también gratuita- para iOS o Android.