Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 9 mayo, 2023

Conectividad digital, tema para revisar

Un informe del canal de televisión Caracol reveló la situación de conectividad digital de Colombia y de las regiones.

Un informe del canal de televisión Caracol reveló la situación de conectividad digital de Colombia y de las regiones.

Inquieta mucho que en ese informe la costa Caribe aparece rezagada en términos de conectividad y uso de internet, allí ninguna de las ciudades o regiones costeñas se encuentra entre los niveles aceptables, ni siquiera Barranquilla está.

El informe, basado en cifras entregadas por el Dane, señala que para el año 2022 la proporción de hogares con conexión a internet en todo el país era del 59.5%. En cabeceras municipales, era del 67.5% y en centros poblados y zonas rurales del 32.2%. Los departamentos con menor reporte de conectividad son: Vaupés, 4.1%; Vichada, 10.2%; Guainía, 18,9%; Chocó, 20%; y La Guajira con un 28.3%. Mientras que entre las ciudades o regiones con mayor reporte de conectividad se encuentran Bogotá, 79.4%; Valle del Cauca, 73%; Quibdó, 69,8%; y Santander con un 64,4%.

Si eso es así en el contexto de la región Caribe, es fácil suponer entonces que departamentos como el Cesar y su capital Valledupar no han de estar en las mejores condiciones en este sentido, tal como sucede con la ubicación de La Guajira en ese informe.

Lo cierto es que, a raíz de un par de visitas que a inicios del año 2022 hiciera a EL PILÓN la ministra de las TIC de ese entonces, Carmen Ligia Valderrama, se tenía una percepción distinta en cuanto al servicio y la infraestructura de internet en Valledupar y sus zonas rurales, debido a que lo planteado en ese momento por la funcionaria hacía deducir que andábamos muy bien en materia de conectividad digital, según ella todas las zonas rurales quedarían conectadas. Tal parece que eso no fue así.

“Tenemos ya casi 44 millones de conexiones a internet que se materializaron en el gobierno del presidente Iván Duque, más de 8 millones de conexiones domiciliarias y casi 36 millones de conexiones móviles. Y estamos efectuando la transición tecnológica de 2G y 3G hacia 4G y pilotos 5G en materia técnica y uso de equipos, los cuales no son menores porque nos dan el insumo para lograr la construcción de todos los diseños y lineamientos necesarios para la estructuración y definición de una subasta de espectro de 3500 MHz”, dijo entusiasmada la ministra de turno.

Hoy las cifras sobre conexión digital suministradas por el Dane nos muestran otra preocupante realidad a nivel país, mientras que en el ámbito regional estamos por fuera del promedio nacional y en esas condiciones será muy difícil mejorar los niveles de competitividad de nuestros pueblos y de la región en general.

Se creía que después de la pandemia los sectores académicos, la infraestructura de negocios, la cadena turística, la cultura, la industria, inclusive hasta el mismo sector rural, iban a funcionar basados en una era digital más dinámica y eficiente, acorde con las exigencias de la llamada “nueva normalidad”, pero no, hoy vemos que todavía estamos en pañales.

Ante ese panorama queda un poco de desconcierto, lo cual obliga a que, desde las regiones, en especial La Guajira y Cesar, se revise la verdadera dimensión del tema para saber a ciencia cierta cómo estamos y qué es lo que se debe hacer institucionalmente.

Editorial
9 mayo, 2023

Conectividad digital, tema para revisar

Un informe del canal de televisión Caracol reveló la situación de conectividad digital de Colombia y de las regiones.


Un informe del canal de televisión Caracol reveló la situación de conectividad digital de Colombia y de las regiones.

Inquieta mucho que en ese informe la costa Caribe aparece rezagada en términos de conectividad y uso de internet, allí ninguna de las ciudades o regiones costeñas se encuentra entre los niveles aceptables, ni siquiera Barranquilla está.

El informe, basado en cifras entregadas por el Dane, señala que para el año 2022 la proporción de hogares con conexión a internet en todo el país era del 59.5%. En cabeceras municipales, era del 67.5% y en centros poblados y zonas rurales del 32.2%. Los departamentos con menor reporte de conectividad son: Vaupés, 4.1%; Vichada, 10.2%; Guainía, 18,9%; Chocó, 20%; y La Guajira con un 28.3%. Mientras que entre las ciudades o regiones con mayor reporte de conectividad se encuentran Bogotá, 79.4%; Valle del Cauca, 73%; Quibdó, 69,8%; y Santander con un 64,4%.

Si eso es así en el contexto de la región Caribe, es fácil suponer entonces que departamentos como el Cesar y su capital Valledupar no han de estar en las mejores condiciones en este sentido, tal como sucede con la ubicación de La Guajira en ese informe.

Lo cierto es que, a raíz de un par de visitas que a inicios del año 2022 hiciera a EL PILÓN la ministra de las TIC de ese entonces, Carmen Ligia Valderrama, se tenía una percepción distinta en cuanto al servicio y la infraestructura de internet en Valledupar y sus zonas rurales, debido a que lo planteado en ese momento por la funcionaria hacía deducir que andábamos muy bien en materia de conectividad digital, según ella todas las zonas rurales quedarían conectadas. Tal parece que eso no fue así.

“Tenemos ya casi 44 millones de conexiones a internet que se materializaron en el gobierno del presidente Iván Duque, más de 8 millones de conexiones domiciliarias y casi 36 millones de conexiones móviles. Y estamos efectuando la transición tecnológica de 2G y 3G hacia 4G y pilotos 5G en materia técnica y uso de equipos, los cuales no son menores porque nos dan el insumo para lograr la construcción de todos los diseños y lineamientos necesarios para la estructuración y definición de una subasta de espectro de 3500 MHz”, dijo entusiasmada la ministra de turno.

Hoy las cifras sobre conexión digital suministradas por el Dane nos muestran otra preocupante realidad a nivel país, mientras que en el ámbito regional estamos por fuera del promedio nacional y en esas condiciones será muy difícil mejorar los niveles de competitividad de nuestros pueblos y de la región en general.

Se creía que después de la pandemia los sectores académicos, la infraestructura de negocios, la cadena turística, la cultura, la industria, inclusive hasta el mismo sector rural, iban a funcionar basados en una era digital más dinámica y eficiente, acorde con las exigencias de la llamada “nueva normalidad”, pero no, hoy vemos que todavía estamos en pañales.

Ante ese panorama queda un poco de desconcierto, lo cual obliga a que, desde las regiones, en especial La Guajira y Cesar, se revise la verdadera dimensión del tema para saber a ciencia cierta cómo estamos y qué es lo que se debe hacer institucionalmente.