Publicidad
Categorías
Categorías
Judicial - 20 abril, 2013

Condenado a 35 años de prisión por asesinato de un Mamo

El responsable de la muerte del Mamo Munda, fue condenado por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Valledupar.

Por: Martín Mendoza Cerpa

[email protected]

A 35 años de prisión fue condenado el indígena Kankuamo José Enrique Arias Montaño, tras ser hallado responsable del delito de homicidio en persona protegida en el que resultó víctima un líder indígena, en zona rural de Valledupar.

La sentencia fue emitida por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Valledupar, por los hechos ocurridos el 16 de julio de 2007, cuando José Francisco Pacheco, de 54 años, conocido como ‘Mamo Munda’, que se dirigía hacia su residencia en el corregimiento de Atánquez, cuando fue interceptado por guerrilleros del frente 59 de las Farc que le propinaron varios impactos de bala, causándole la muerte de forma inmediata.

La investigación estuvo a cargo de la Fiscalía 23 Especializada de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitario, que logró establecer que José Arias Montaño hizo seguimiento a la víctima y señaló dónde estaba para que los guerrilleros procedieran a su ejecución.

Sin embargo, Arias Montaño, no fue condenado por el delito de rebelión, al no quedar demostrado en la investigación que hiciera parte de las Farc, aunque por testimonios de exguerrilleros se conoció que presuntamente les suministraba alimentos.

José Francisco Pacheco, era Mamo, es decir, médico tradicional y consejero espiritual de los indígenas Kankuamos. Estuvo en programa de protección de testigos de la Fiscalía, debido a que les colaboraba a las autoridades en las investigaciones contra grupos subversivos que delinquían en estribaciones de la Sierra Nevada.

El Mamo ya había recibido amenazas y la guerrilla le había dado 24 horas para que abandonara el pueblo.

Los exguerrilleros Hilver de Jesús Martínez Arias y Luis Enrique Arias Rodríguez, aceptaron su participación en el crimen y explicaron que la muerte del Mamo fue dada por el comandante Leonardo Guerra, quien tuvo conocimiento de que el indígena colaboraba con las autoridades.

Cabe anotar que José Enrique Arias Montaño, está recluido en la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, donde le fue notificada la sentencia en su contra. 

 

Judicial
20 abril, 2013

Condenado a 35 años de prisión por asesinato de un Mamo

El responsable de la muerte del Mamo Munda, fue condenado por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Valledupar.


Por: Martín Mendoza Cerpa

[email protected]

A 35 años de prisión fue condenado el indígena Kankuamo José Enrique Arias Montaño, tras ser hallado responsable del delito de homicidio en persona protegida en el que resultó víctima un líder indígena, en zona rural de Valledupar.

La sentencia fue emitida por el Juzgado Tercero Penal del Circuito de Valledupar, por los hechos ocurridos el 16 de julio de 2007, cuando José Francisco Pacheco, de 54 años, conocido como ‘Mamo Munda’, que se dirigía hacia su residencia en el corregimiento de Atánquez, cuando fue interceptado por guerrilleros del frente 59 de las Farc que le propinaron varios impactos de bala, causándole la muerte de forma inmediata.

La investigación estuvo a cargo de la Fiscalía 23 Especializada de Derechos Humanos y Derechos Internacional Humanitario, que logró establecer que José Arias Montaño hizo seguimiento a la víctima y señaló dónde estaba para que los guerrilleros procedieran a su ejecución.

Sin embargo, Arias Montaño, no fue condenado por el delito de rebelión, al no quedar demostrado en la investigación que hiciera parte de las Farc, aunque por testimonios de exguerrilleros se conoció que presuntamente les suministraba alimentos.

José Francisco Pacheco, era Mamo, es decir, médico tradicional y consejero espiritual de los indígenas Kankuamos. Estuvo en programa de protección de testigos de la Fiscalía, debido a que les colaboraba a las autoridades en las investigaciones contra grupos subversivos que delinquían en estribaciones de la Sierra Nevada.

El Mamo ya había recibido amenazas y la guerrilla le había dado 24 horas para que abandonara el pueblo.

Los exguerrilleros Hilver de Jesús Martínez Arias y Luis Enrique Arias Rodríguez, aceptaron su participación en el crimen y explicaron que la muerte del Mamo fue dada por el comandante Leonardo Guerra, quien tuvo conocimiento de que el indígena colaboraba con las autoridades.

Cabe anotar que José Enrique Arias Montaño, está recluido en la Penitenciaría de Alta y Mediana Seguridad de Valledupar, donde le fue notificada la sentencia en su contra.