12 mayo, 2022

Con disciplina, las mujeres podemos llegar donde soñemos”: Tania Ochoa

Tania Ochoa, administradora de empresas, cree que las mujeres rompieron los estigmas de sociedades pasadas y ahora no hay límite una vez aplican la disciplina, un valor indispensable para cumplir cualquier sueño.

Tania Ochoa / Foto: Cortesía.

La historia marca que mientras que los hombres han tenido los espacios abiertos para gobernar, a las mujeres les ha tocado luchar por tener un espacio en la sociedad.
De allí la frase que a las mujeres no le regalaron ningún derecho: todos los han conquistado, por ejemplo, rompiendo paradigmas. Además de madres, ahora también son profesionales, líderes, presidentas, CEO, y todo lo que quieran ser.


Tania Ochoa, administradora de empresas, cree que las mujeres rompieron los estigmas de sociedades pasadas y ahora no hay límite una vez aplican la disciplina, un valor indispensable para cumplir cualquier sueño.
“La disciplina es la base fundamental, debes levantarte cada mañana con el lineamiento exacto de tus objetivos diarios y hacer que cada día sume a tu vida”, señaló.


Ochoa recuerda que inició su vida como aprendiz Sena en una entidad financiera; para el año 2013 llegó a la empresa Equidad Seguros en el departamento del Cesar, como secretaria, sin embargo, no paró allí, pues en paralelo estudiaba la carrera de Administración de Empresas y posteriormente se especializó en Alta Gerencia, logrando su ascenso como directora en el 2017 y gerente en el año 2021. Un ascenso, cuenta, resultado del esfuerzo y creer que sí es posible crecer. Actualmente está cursando el primer semestre de MBA en Dirección y Administración de Empresas.


Para ella, Dios, el accionar diario, la capacidad de resiliencia y el poder transformador de la familia, son la base de todo lo que se quiere ser.
“Las mujeres tenemos el poder creativo intrínseco a nuestro ser. Somos capaces de llorar toda la noche y levantarnos al día siguiente con más fuerza y ganas; jamás nos detengamos, agradezcamos sin tener, visualicemos, eso es fe y accionemos por alcanzar nuestros objetivos aun cuando parezca que no avanzamos. Tarde que temprano llegan las recompensas”.