Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 11 mayo, 2010

Compromiso con la democracia

Vive la democracia colombiana un proceso interesante y delicado, a la vez, cuando entra prácticamente en la recta final para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el próximo 30 de mayo. Desde estas páginas debemos volver a insistir en que el deber y la gran responsabilidad que le asiste a todos y cada uno […]

Vive la democracia colombiana un proceso interesante y delicado, a la vez, cuando entra prácticamente en la recta final para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el próximo 30 de mayo.
Desde estas páginas debemos volver a insistir en que el deber y la gran responsabilidad que le asiste a todos y cada uno de los candidatos, tanto a la Presidencia como a la Vicepresidencia, al igual que los directivos y asesores de cada campaña, para lograr mantener un debate con altura, con propuestas de fondo, realistas frente a los múltiples y complejos problemas económicos y sociales, etc, que padecen los colombianos, en general.
Insistimos en que Colombia tiene que demostrarle al mundo que cuenta con una democracia madura, en donde la violencia ni con hechos ni con palabras puede tener espacio. Rechazamos, como deben rechazarlos todos los medios de comunicación  y la ciudadanía, en general, las amenazas, así sea a través de medios virtuales y medio en broma-medio en serio, de las cuales ha sido objeto el Profesor Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá y candidato por el Partido Verde.
Adicionalmente, consideramos que hasta en las estrategias de propaganda y de comunicaciones debemos demostrarle a nuestros ciudadanos y al mundo que esta es una democracia desarrollada, consideramos de mal gusto algunos comerciales en los cuales se imita de manera burda la voz del Presidente de la República, quien no puede intervenir pública y abiertamente en política; esta cuña radial hace quedar mal al presidente en ejercicio, pero también al candidato que la está utilizando.
Y en este mismo sentido, advertimos que no debe haber lugar a la llamada propaganda negra, es decir a calificar a la gente por prejuicios de carácter racial o religioso, o de cualquier otro tipo, o a manejar el miedo para atacar a los contrarios y a tratar de manipular de manera abierta o sutil la voluntad del electorado.
Decir que un candidato dijo lo que no ha dicho, atribuirle rasgos que no son, etc, son métodos reprobables y de ingrata recordación en la historia de las comunicaciones y en la historia del país. Volvemos a reiterar nuestra propuesta de un pacto de caballeros entre los distintos candidatos y sus campañas, para continuar este debate por un buen camino, con propuestas y contrapropuestas, argumentos y posiciones  dialécticas y que sea el pueblo el que escoja…
Juegan en estos momentos un papel fundamental los derechos y deberes que tienen los ciudadanos colombianos, principalmente a la luz de los artículos 95 y 96 de la Constitución de 1991, que hablan de la “participación en la vida política, cívica y comunitaria del país”, y “la calidad de ciudadano en ejercicio que es condición previa e indispensable para ejercer el derecho al sufragio, para ser elegidos y para desempeñar cargos públicos…”, es decir que insisten en que los ciudadanos tienen deberes y obligaciones que cumplir, al lado de los derechos que la carta política les otorga.
Y entre los deberes de los ciudadanos está el de informarse, conocer el perfil, la experiencia y las propuestas de cada uno de los candidatos y su fórmula a la vicepresidencia; y reflexionar para votar a conciencia por el candidato o candidata que prefieran sin interferencia y sin presión de ninguna clase.
En nuestro caso, reiteramos nuestro compromiso con la democracia, nuestro deber como medio de comunicación de publicar en nuestras páginas informativas las principales propuestas de los candidatos, de manera imparcial y equilibrada. Además hemos venido publicando una serie de informes y entrevistas sobre los perfiles y propuestas de los candidatos, denominados “Perfiles Presidenciales”, con los cuales buscamos que nuestros lectores profundicen en este trascendental tema.
En cuanto a las páginas de opinión, reiteramos que estas deben ser libres, pero responsables, y que respetamos que algunos de nuestros columnistas, a título personal, han expresado sus preferencias por algunos candidatos; otros la harán, ojalá sin incurrir en el líbelo o en el panfleto, pero el diario EL PILÓN, como medio de comunicación democrático y pluralista no tiene preferencia por ningún candidato en particular, nuestro compromiso es con la democracia.

Editorial
11 mayo, 2010

Compromiso con la democracia

Vive la democracia colombiana un proceso interesante y delicado, a la vez, cuando entra prácticamente en la recta final para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el próximo 30 de mayo. Desde estas páginas debemos volver a insistir en que el deber y la gran responsabilidad que le asiste a todos y cada uno […]


Vive la democracia colombiana un proceso interesante y delicado, a la vez, cuando entra prácticamente en la recta final para la primera vuelta de las elecciones presidenciales, el próximo 30 de mayo.
Desde estas páginas debemos volver a insistir en que el deber y la gran responsabilidad que le asiste a todos y cada uno de los candidatos, tanto a la Presidencia como a la Vicepresidencia, al igual que los directivos y asesores de cada campaña, para lograr mantener un debate con altura, con propuestas de fondo, realistas frente a los múltiples y complejos problemas económicos y sociales, etc, que padecen los colombianos, en general.
Insistimos en que Colombia tiene que demostrarle al mundo que cuenta con una democracia madura, en donde la violencia ni con hechos ni con palabras puede tener espacio. Rechazamos, como deben rechazarlos todos los medios de comunicación  y la ciudadanía, en general, las amenazas, así sea a través de medios virtuales y medio en broma-medio en serio, de las cuales ha sido objeto el Profesor Antanas Mockus, ex alcalde de Bogotá y candidato por el Partido Verde.
Adicionalmente, consideramos que hasta en las estrategias de propaganda y de comunicaciones debemos demostrarle a nuestros ciudadanos y al mundo que esta es una democracia desarrollada, consideramos de mal gusto algunos comerciales en los cuales se imita de manera burda la voz del Presidente de la República, quien no puede intervenir pública y abiertamente en política; esta cuña radial hace quedar mal al presidente en ejercicio, pero también al candidato que la está utilizando.
Y en este mismo sentido, advertimos que no debe haber lugar a la llamada propaganda negra, es decir a calificar a la gente por prejuicios de carácter racial o religioso, o de cualquier otro tipo, o a manejar el miedo para atacar a los contrarios y a tratar de manipular de manera abierta o sutil la voluntad del electorado.
Decir que un candidato dijo lo que no ha dicho, atribuirle rasgos que no son, etc, son métodos reprobables y de ingrata recordación en la historia de las comunicaciones y en la historia del país. Volvemos a reiterar nuestra propuesta de un pacto de caballeros entre los distintos candidatos y sus campañas, para continuar este debate por un buen camino, con propuestas y contrapropuestas, argumentos y posiciones  dialécticas y que sea el pueblo el que escoja…
Juegan en estos momentos un papel fundamental los derechos y deberes que tienen los ciudadanos colombianos, principalmente a la luz de los artículos 95 y 96 de la Constitución de 1991, que hablan de la “participación en la vida política, cívica y comunitaria del país”, y “la calidad de ciudadano en ejercicio que es condición previa e indispensable para ejercer el derecho al sufragio, para ser elegidos y para desempeñar cargos públicos…”, es decir que insisten en que los ciudadanos tienen deberes y obligaciones que cumplir, al lado de los derechos que la carta política les otorga.
Y entre los deberes de los ciudadanos está el de informarse, conocer el perfil, la experiencia y las propuestas de cada uno de los candidatos y su fórmula a la vicepresidencia; y reflexionar para votar a conciencia por el candidato o candidata que prefieran sin interferencia y sin presión de ninguna clase.
En nuestro caso, reiteramos nuestro compromiso con la democracia, nuestro deber como medio de comunicación de publicar en nuestras páginas informativas las principales propuestas de los candidatos, de manera imparcial y equilibrada. Además hemos venido publicando una serie de informes y entrevistas sobre los perfiles y propuestas de los candidatos, denominados “Perfiles Presidenciales”, con los cuales buscamos que nuestros lectores profundicen en este trascendental tema.
En cuanto a las páginas de opinión, reiteramos que estas deben ser libres, pero responsables, y que respetamos que algunos de nuestros columnistas, a título personal, han expresado sus preferencias por algunos candidatos; otros la harán, ojalá sin incurrir en el líbelo o en el panfleto, pero el diario EL PILÓN, como medio de comunicación democrático y pluralista no tiene preferencia por ningún candidato en particular, nuestro compromiso es con la democracia.