21 enero, 2021

Colegios del sur de La Guajira continuarán virtualmente por falta de protocolos de bioseguridad

Fallas en el suministro del agua y malas condiciones en la infraestructura de los planteles educativos son algunos de los factores que impiden que algunos colegios de los municipios de San Juan del Cesar, Fonseca, Distracción, entre otros, utilicen la alternancia educativa.

Daños en la batería sanitaria y fallas en el suministro de agua potable son dos factores comunes en los colegios de estos municipios.  

FOTO/REFERENCIA.

Los colegios de algunos municipios del sur de La Guajira no podrán iniciar el período escolar en febrero bajo el modelo de alternancia porque tienen fallas en el suministro del agua, baterías sanitarias y su infraestructura no cuenta con las condiciones necesarias para garantizar la seguridad de los estudiantes y los educadores del plantel. Así lo expresaron los secretarios de Educación municipal de San Juan del Cesar, Barranca, Fonseca, Distracción y El Molino.

Lee también: Alternancia en la ‘cuerda floja’ por segundo pico de la pandemia

Debido a las dificultades anteriormente mencionadas, las administraciones de estos municipios decidieron iniciar el año escolar de manera virtual hasta que las instituciones educativas cumplan con las normas de bioseguridad para las clases presenciales. 

La secretaria de Educación municipal de San Juan del Cesar, Angélica Maestre, aseveró que en dicho municipio no hay ninguna institución que cumpla con las condiciones necesarias para utilizar el modelo de alternancia, agregando que los colegios de este territorio no tienen el servicio de agua potable de manera constante y las baterías sanitarias necesitan mejoras.

Estamos realizando diagnósticos en cada institución educativa para determinar qué necesidades básicas hay que subsanar. De igual manera estamos trabajando en articulación con cada uno los rectores de los colegios  para realizar ese trabajo y en compañía de la administración municipal ir supliendo lo que necesitan los colegios para utilizar el modelo de la alternancia”, manifestó Maestre.

NECESIDADES SANITARIAS APREMIANTES

La mayoría de las instituciones de estos cinco municipios tienen altos déficits en  las condiciones sanitarias que son los factores más importantes para el retorno a clases de manera presencial, según el Ministerio de Educación.

El servicio de agua potable para el lavado de manos y  una batería sanitaria en perfectas condiciones son necesidades básicas que actualmente por la pandemia pasaron hacer de carácter obligatorio para el funcionamiento de los colegios de acuerdo con la entidad.

No dejes de leer: 45.607 alumnos han sido matriculados en colegios de Valledupar

En el municipio de El Molino los colegios necesitan mejoras en su infraestructura y un saneamiento básico que les permita recibir a los escolares con todas las normas de bioseguridad, manifestó el secretario de Educación municipal, Fabián Díaz.

Además de estas problemáticas, el funcionario acotó que en dicho municipio hay un alto porcentaje de educadores mayores de 60 años, que por su edad son más vulnerables a contraer el virus. Debido a esto recibieron una instrucción por parte de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación, Fecode, de no presentarse en las instituciones hasta no tener garantías de salud.

 En referente a la solicitud Díaz expresó que actualmente no pueden ofrecer esas garantías y que debido a que en algún momento los escolares volverán a los colegios, primero se cumplirá con una serie de requisitos para esto que han sido conversados con los rectores de los colegios. 

Los planteles educativos de  Barrancas también tienen inconvenientes con las condiciones sanitarias según el secretario de Educación municipal, Carlos Peralta, quien enfatizó que están evaluando y estudiando el modelo de la alternancia para utilizarlo cuando las condiciones sanitarias de los colegios mejoren.

Por otro lado, en el municipio de Fonseca, la secretaria de Educación municipal,  Natali Mendoza,  manifestó que aunque hay varios  colegios del municipio que no cuentan con las condiciones adecuadas para las clases presenciales esperan que al menos tres en los que la administración municipal realiza una serie de mejoras puedan optar por alternancia el próximo mes.

Te puede interesar: Comunidades indígenas exigen legalización de un colegio en La Guajira

 “En el mes de febrero vamos a terminar unas adecuaciones para tres instituciones de nuestro municipio y allí poco a poco vamos avanzando. A medida que vamos gestionando y trayéndole garantías a cada una de las instituciones vamos a ir acomodando cada una de las clases y de los cursos que van a poder volver a las aulas”, explicó Mendoza.

Los estudiantes de estos municipios al igual que el cuerpo educativo esperan que las administraciones municipales les puedan ayudar a subsanar todas las necesidades básicas y protocolos de bioseguridad para que los estudiantes retornen a los colegios.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN