5 marzo, 2020

Cementerio Central: vía de escape de los ladrones en Valledupar

Por medio de una denuncia ciudadana, personal administrativo del Cementerio Central dio a conocer que en la actualidad el aposento de los difuntos es utilizado por malhechores para escapar de presuntos robos a locales comerciales de la zona.

Foto/Joaquín Ramírez.

Por medio de una denuncia ciudadana, personal administrativo del Cementerio Central dio a conocer que en la actualidad el lugar es utilizado por malhechores para escapar de presuntos robos a locales comerciales de la zona.

El coordinador del cementerio Central, Humberto José Martínez, contó a EL PILÓN que el pasado 28 de febrero recibió una llamada alrededor de las 6:00 a.m., de conocidos de la zona para avisarle que personas habían violado el portón de seguridad.

Estaba cortada la cadena de la puerta principal, la cerca eléctrica está rota en varias de sus partes tanto por el área de la Caja Agraria como por la calle 15”. Ante este hecho el coordinador llamó a la Policía para informar lo que sucedió.

Al comunicarse con los oficiales de la Policía se dio por enterado que la patrulla del sector fue la responsable de ‘cortar el candado’ para perseguir a unos presuntos malhechores que pretendían irrumpir en las instalaciones del Bancolombia que se encuentra cerca al cementerio, según Martínez.

En ocasiones anteriores, la situación fue similar cuando intentaron robar en una oficina del Pagatodo, por lo que esta situación no es extraña para el quejoso. “Han usado el cementerio de corredor”.

También se conoció que el año pasado hubo un hurto de algunas imágenes, lápidas, floreros y material de aluminio. En otro momento se violentó un ‘cuartico’ donde almacenaban materiales y equipos de oficina.

POLICÍA

La Policía explicó que unos hombres intentaron entrar al corresponsal de Bancolombia, quienes poseían un bolso con cizallas y herramientas para cortar material.

Unos vecinos notaron lo que sucedía y lo reportaron. La reacción de los uniformados logró frustrar el robo cuando se percataron que los ladrones entraron al cementerio y los patrulleros decidieron cortar el candado para perseguirlos.