Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 23 febrero, 2010

Carta abierta a Raúl Enrique Maya Pabón, rector de la UPC

ENTRE OTRAS COSAS… Por: Dario Arregoces La vinculación como docente de la Universidad Popular del Cesar, por casi dos lustros, de alguna manera han suscitado en este humilde servidor una serie de inquietudes que hoy quiero compartir con Usted, en la seguridad de encontrar todo el interés y la receptividad de una persona que como […]

ENTRE OTRAS COSAS…

Por: Dario Arregoces

La vinculación como docente de la Universidad Popular del Cesar, por casi dos lustros, de alguna manera han suscitado en este humilde servidor una serie de inquietudes que hoy quiero compartir con Usted, en la seguridad de encontrar todo el interés y la receptividad de una persona que como Usted, llega  con  sobrados méritos  al cargo que hoy ostenta.
Sea lo primero expresar mi  beneplácito  por el crecimiento de la oferta en los programas de pregrado, pues sin lugar a dudas, constituye una gran fortaleza para la Universidad. No obstante la falta de acreditación de muchos de ellos, se cierne como su debilidad. Se hace necesario solucionar con prontitud esta situación, en aras de lograr la excelencia académica.
En segundo término está el problema de la Investigación, pues a pesar de contar la universidad con muy buenos investigadores, sus proyectos no parecen colmar las expectativas de Colciencias y ello hace que nuestra querida alma mater, a nivel nacional se encuentre rezagada. ¡Es urgente fomentar la investigación!.
En tercer lugar esta el problema financiero. Sobre este particular es bien sabido que el número de educandos crece pero ello hace que la universidad tenga que ampliar la planta física, adquirir insumos, dotar los laboratorios y bibliotecas etc. Lo que demanda cuantiosas  erogaciones  Al propio tiempo hay que asumir  gastos de funcionamiento, además de pagar una numerosa nómina de docentes y una no menos numerosa nómina de funcionarios administrativos y supernumerarios a quienes se les reconoce el salario y las prestaciones de ley, todo ello sumado al pago de impuestos lo que redunda en una carga asfixiante que no se compadece con los menguados aportes provenientes de la Nación. Se hace necesario buscar alianzas estratégicas con los sectores productivos, la empresa privada las Organizaciones No Gubernamentales en aras de obtener viabilidad financiera.
Por último, esta la tarea de la cualificación de docentes: Si bien es cierto el proceso de generación del conocimiento en un mundo globalizado como el de hoy, implica que los  docentes deben estar cada vez mejor cualificados dentro de su especificidad y competencia, no es menos cierto que  debe incentivarse la productividad intelectual del docente, ofreciendo una  remuneración salarial digna y proporcional con sus logros académicos, en un proceso de mejora continua.
Doctor  Raúl Enrique Maya, usted como upecista especializado en Administración Educativa con Maestría  en Gerencia  de Proyectos de  Investigación y Desarrollo, conoce a fondo estos problemas y no dudo de su interés en la búsqueda de soluciones, pero debe rodearse de un buen equipo de trabajo, eficiente, honesto, idóneo,  comprometido y con elevado sentido de pertenencia hacia nuestra universidad, pues el reto que tiene en frente no es nada fácil y lo que es peor como dijo el gran Virgilio “Et tempus fugit” (El tiempo vuela). Ojalá que su cuatrienio como rector en propiedad, sea  tiempo suficiente para corregir el rumbo, en aras de lograr  el mejor posicionamiento  de nuestra amada Universidad Popular del Cesar, en el ámbito cultural, científico y tecnológico.
darioarregoceshotmail.com

Columnista
23 febrero, 2010

Carta abierta a Raúl Enrique Maya Pabón, rector de la UPC

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Dario Arregoces

ENTRE OTRAS COSAS… Por: Dario Arregoces La vinculación como docente de la Universidad Popular del Cesar, por casi dos lustros, de alguna manera han suscitado en este humilde servidor una serie de inquietudes que hoy quiero compartir con Usted, en la seguridad de encontrar todo el interés y la receptividad de una persona que como […]


ENTRE OTRAS COSAS…

Por: Dario Arregoces

La vinculación como docente de la Universidad Popular del Cesar, por casi dos lustros, de alguna manera han suscitado en este humilde servidor una serie de inquietudes que hoy quiero compartir con Usted, en la seguridad de encontrar todo el interés y la receptividad de una persona que como Usted, llega  con  sobrados méritos  al cargo que hoy ostenta.
Sea lo primero expresar mi  beneplácito  por el crecimiento de la oferta en los programas de pregrado, pues sin lugar a dudas, constituye una gran fortaleza para la Universidad. No obstante la falta de acreditación de muchos de ellos, se cierne como su debilidad. Se hace necesario solucionar con prontitud esta situación, en aras de lograr la excelencia académica.
En segundo término está el problema de la Investigación, pues a pesar de contar la universidad con muy buenos investigadores, sus proyectos no parecen colmar las expectativas de Colciencias y ello hace que nuestra querida alma mater, a nivel nacional se encuentre rezagada. ¡Es urgente fomentar la investigación!.
En tercer lugar esta el problema financiero. Sobre este particular es bien sabido que el número de educandos crece pero ello hace que la universidad tenga que ampliar la planta física, adquirir insumos, dotar los laboratorios y bibliotecas etc. Lo que demanda cuantiosas  erogaciones  Al propio tiempo hay que asumir  gastos de funcionamiento, además de pagar una numerosa nómina de docentes y una no menos numerosa nómina de funcionarios administrativos y supernumerarios a quienes se les reconoce el salario y las prestaciones de ley, todo ello sumado al pago de impuestos lo que redunda en una carga asfixiante que no se compadece con los menguados aportes provenientes de la Nación. Se hace necesario buscar alianzas estratégicas con los sectores productivos, la empresa privada las Organizaciones No Gubernamentales en aras de obtener viabilidad financiera.
Por último, esta la tarea de la cualificación de docentes: Si bien es cierto el proceso de generación del conocimiento en un mundo globalizado como el de hoy, implica que los  docentes deben estar cada vez mejor cualificados dentro de su especificidad y competencia, no es menos cierto que  debe incentivarse la productividad intelectual del docente, ofreciendo una  remuneración salarial digna y proporcional con sus logros académicos, en un proceso de mejora continua.
Doctor  Raúl Enrique Maya, usted como upecista especializado en Administración Educativa con Maestría  en Gerencia  de Proyectos de  Investigación y Desarrollo, conoce a fondo estos problemas y no dudo de su interés en la búsqueda de soluciones, pero debe rodearse de un buen equipo de trabajo, eficiente, honesto, idóneo,  comprometido y con elevado sentido de pertenencia hacia nuestra universidad, pues el reto que tiene en frente no es nada fácil y lo que es peor como dijo el gran Virgilio “Et tempus fugit” (El tiempo vuela). Ojalá que su cuatrienio como rector en propiedad, sea  tiempo suficiente para corregir el rumbo, en aras de lograr  el mejor posicionamiento  de nuestra amada Universidad Popular del Cesar, en el ámbito cultural, científico y tecnológico.
darioarregoceshotmail.com