Publicidad
Categorías
Categorías
El Vallenato - 13 mayo, 2024

Carlos Vives y Silvestre Dangond recordaron la canción que odiaba Gabriel García Márquez

Esta canción protesta nació luego de un recorrido de Armando Zabaleta por Aracataca, donde se encontró con la casa de Gabo en ruinas.

Gabriel García Márquez, nobel de literatura.
Gabriel García Márquez, nobel de literatura.

En medio de una popular parranda en la casa de Silvestre Dangond durante el 57 Festival Vallenato, Carlos Vives interpretó una canción que, en vida, hizo enojar al nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Se trata de ‘Aracataca espera’, un paseo que le compuso Armando Zabaleta a Gabriel García Márquez quejándose porque después de alcanzar la fama y ganar premios internacionales se olvidó del municipio donde nació: Aracataca, Magdalena.

“Al escritor García Márquez hay que hacerle saber bien, que uno la tierra donde nace es la que debe querer, y no hacer como hizo él, que su pueblo abandonó, y está dejando caer la casa donde nació”, reza la primera estrofa de la canción que se hizo famosa en la voz de un joven Jorge Oñate.

En una nota publicada en ‘Contexto Media’, el escritor Samuel Antonio Múñoz recuerda una cita de Armando Zabaleta contando por qué nació la canción. “Llegué a Aracataca en una de esas giras que yo hacía por los pueblos del Magdalena y me dirigí a la casa donde había nacido mi amigo Gabo, quien ese año había regalado un premio que se ganó en Venezuela a una organización socialista. Casi me desmayo al ver el estado lamentable y de abandono total en que se encontraba la casa, la cual yo había imaginado como una tacita, adornada con un jardín de flores amarillas”.

VENEZUELA Y MAS

El exjefe de la Oficina de Cultura de Valledupar, Carlos Liñán, contó en Twitter que Armando Zabaleta le recriminó regalar el dinero a un movimiento político, y no invertirlo en Aracataca.

“En 1967 se publicaría ‘Cien años de soledad’, la obra con la que Gabo alcanzaría la gloria. En 1972, el escritor fue galardonado con el Premio Rómulo Gallego y recibió 25 mil dólares de la época que entregó en donación al recién fundado Movimiento al Socialismo (MAS). Ese mismo año, en una de sus giras, Armando Zabaleta llegó a Aracataca y aprovechó para visitar la casa donde había nacido el ahora famoso escritor. Al encontrarla abandonada y amenazando ruina se indignó. ¿Por qué Gabo, en vez de donar el premio al MAS, no restauraba su casa?”, recordó el folclorista.


COMPARACIÓN

En la segunda estrofa, el cantautor compara a García Márquez con el boxeador Antonio Cervantes, conocido como ‘Kid Pambelé’, quien nació en San Basilio de Palenque, departamento de Bolívar.

“Mejor lo ha sabido hacer, sin ser un hombre eminente, ha sido Kid Pambelé, con San Basilio de Palenque, que apenas se hizo influyente y empezó a ganar dinero habló con el presidente y le dio luz a su pueblo”, dice la canción.

Según contó Samuel Antonio Muñoz en un artículo, en 1975, Zabaleta y García Márquez coincidieron en un evento.  Al saludar de abrazo, Márquez le dijo al oído: “¡Esas son tus vainas, vergajo!”. Esa amistad se recuperó y volvieron a hablar de vallenato en parrandas vallenatas. 

Por Deivis Caro

El Vallenato
13 mayo, 2024

Carlos Vives y Silvestre Dangond recordaron la canción que odiaba Gabriel García Márquez

Esta canción protesta nació luego de un recorrido de Armando Zabaleta por Aracataca, donde se encontró con la casa de Gabo en ruinas.


Gabriel García Márquez, nobel de literatura.
Gabriel García Márquez, nobel de literatura.

En medio de una popular parranda en la casa de Silvestre Dangond durante el 57 Festival Vallenato, Carlos Vives interpretó una canción que, en vida, hizo enojar al nobel de Literatura Gabriel García Márquez.

Se trata de ‘Aracataca espera’, un paseo que le compuso Armando Zabaleta a Gabriel García Márquez quejándose porque después de alcanzar la fama y ganar premios internacionales se olvidó del municipio donde nació: Aracataca, Magdalena.

“Al escritor García Márquez hay que hacerle saber bien, que uno la tierra donde nace es la que debe querer, y no hacer como hizo él, que su pueblo abandonó, y está dejando caer la casa donde nació”, reza la primera estrofa de la canción que se hizo famosa en la voz de un joven Jorge Oñate.

En una nota publicada en ‘Contexto Media’, el escritor Samuel Antonio Múñoz recuerda una cita de Armando Zabaleta contando por qué nació la canción. “Llegué a Aracataca en una de esas giras que yo hacía por los pueblos del Magdalena y me dirigí a la casa donde había nacido mi amigo Gabo, quien ese año había regalado un premio que se ganó en Venezuela a una organización socialista. Casi me desmayo al ver el estado lamentable y de abandono total en que se encontraba la casa, la cual yo había imaginado como una tacita, adornada con un jardín de flores amarillas”.

VENEZUELA Y MAS

El exjefe de la Oficina de Cultura de Valledupar, Carlos Liñán, contó en Twitter que Armando Zabaleta le recriminó regalar el dinero a un movimiento político, y no invertirlo en Aracataca.

“En 1967 se publicaría ‘Cien años de soledad’, la obra con la que Gabo alcanzaría la gloria. En 1972, el escritor fue galardonado con el Premio Rómulo Gallego y recibió 25 mil dólares de la época que entregó en donación al recién fundado Movimiento al Socialismo (MAS). Ese mismo año, en una de sus giras, Armando Zabaleta llegó a Aracataca y aprovechó para visitar la casa donde había nacido el ahora famoso escritor. Al encontrarla abandonada y amenazando ruina se indignó. ¿Por qué Gabo, en vez de donar el premio al MAS, no restauraba su casa?”, recordó el folclorista.


COMPARACIÓN

En la segunda estrofa, el cantautor compara a García Márquez con el boxeador Antonio Cervantes, conocido como ‘Kid Pambelé’, quien nació en San Basilio de Palenque, departamento de Bolívar.

“Mejor lo ha sabido hacer, sin ser un hombre eminente, ha sido Kid Pambelé, con San Basilio de Palenque, que apenas se hizo influyente y empezó a ganar dinero habló con el presidente y le dio luz a su pueblo”, dice la canción.

Según contó Samuel Antonio Muñoz en un artículo, en 1975, Zabaleta y García Márquez coincidieron en un evento.  Al saludar de abrazo, Márquez le dijo al oído: “¡Esas son tus vainas, vergajo!”. Esa amistad se recuperó y volvieron a hablar de vallenato en parrandas vallenatas. 

Por Deivis Caro