5 mayo, 2021

Brisa destruyó parte del muelle turístico de Chimichagua

Según comentaron pescadores de la zona, el muelle luce abandonado por la falta de mantenimiento. Incluso, aunque era reconocido como uno de los puntos turísticos a destacar del departamento, de noche permanece oscuro.

Foto: cortesía.

Como se puede evidenciar en las fotografías, la brisa destruyó parte del muelle turístico del puerto Arenal de Chimichagua, el cual desde hace varios meses luce abandonado. El módulo arrastrado por las aguas de la ciénaga de Zapatosa estaba amarrado de forma improvisada con una cabuya.

Esta obra fue inaugurada en el 2017. Según comentaron pescadores de la zona, el muelle luce abandonado por la falta de mantenimiento. Incluso, aunque es reconocido como uno de los puntos turísticos a destacar del departamento, de noche permanece oscuro y locales y turistas poco lo transitan por miedo a que se desprenda una baranda.

Lea también: Marchas en Valledupar terminaron en disturbios

“Como chimichaguero me duele que se haya deteriorado esa bella obra que tuvo una alta inversión del gobierno departamental. Se hace necesario restaurarla lo más pronto”, comentó el periodista Juan Rincón, natural del municipio del centro del Cesar.

“El último modulo que estaba amarrado de forma artesanal se lo llevó la brisa. Partió las cabuyas. Fueron como 10 metros de largo por 3 de ancho, esto es porque no le hacen mantenimiento. Una obra huérfana. Triste porque esto fue construido para promover el turismo”, comentó un promotor turístico del municipio.

Sin embargo, no es la primera vez que la obra muestra falencias. En julio de 2018, una fuerte lluvia, acompañada de vientos huracanados, ocasionó que las aguas del río Magdalena sobrepasaran sus niveles normales y derrumbara gran parte del muelle flotante de Chimichagua, por el incremento en el caudal de la ciénaga de Zapatosa.

MILLONARIA OBRA

En diciembre de 2015, el gobernador Luis Alberto Monsalvo Gnecco lideró la inauguración del Muelle Flotante y Parador Turístico de la ciénaga de Zapatosa, además de la vía de acceso a Chimichagua y el sistema de tratamiento de aguas residuales del mismo municipio.

No deje de leer: ¿Qué significa el retorno de la Policía de tránsito a Valledupar?

Esta obra constaba de 150 metros sobre el agua en estructura metálica y un piso metálico compartido con caucho, además de iluminación, mientras que la zona de tierra constaba de cafeterías, baños, pabellón central de vehículo, plazoleta de entrada, barandas deslizantes, muros de contención, bujes y el área de comercio. En total, incluía 300 metros de pavimento lineal, hoy desgastado en varios metros. Según informes, el proyecto costó $6.300 millones.

Este muelle fue construido sobre la ciénaga de Zapatosa, que ocupa un área de 40.000 hectáreas y alberga un volumen de por lo menos 1.000 millones de metros cúbicos de agua. El río Cesar hace su arribo a ella a la altura de Chimichagua, que tiene una extensión de 1.568.6 kilómetros cuadrados, de los cuales 310 corresponden al complejo cenagoso que comparte con cuatro poblaciones: Chiriguaná, Tamalameque, Curumaní (Cesar), y El Banco (Magdalena).