14 septiembre, 2011

Arturo Rafael Calderón Rivadeneira

Sus inclinaciones por la política la descubrió en la oratoria Es abogado egresado de la universidad Simón Bolívar de Barranquilla  y especialista en derecho público de la universidad Nacional de Colombia; también estudio administración y finanzas públicas en la Escuela Superior de Administración Pública. Inicialmente recogió 110 mil firmas, pero a última hora se enteró […]

Sus inclinaciones por la política la descubrió en la oratoria
Es abogado egresado de la universidad Simón Bolívar de Barranquilla  y especialista en derecho público de la universidad Nacional de Colombia; también estudio administración y finanzas públicas en la Escuela Superior de Administración Pública. Inicialmente recogió 110 mil firmas, pero a última hora se enteró de que querían deslegitimarlas por lo cual decidió buscar el aval con AFROVIDES.
Está respaldado por sectores del partido Conservador, partido Verde; candidatos a la alcaldía de Cambio Radical, ASI, Liberal y Afrovides. Así mismo tiene el apoyo de personajes de la vida política como Alfredo Ape Cuello Baute, Carmen Alicia Rivera  y Ricardo Chajín.
Su campaña es financiada con recursos personales y alguno que otro aporte de amigos, porque señala que es una campaña austera, san franciscana según sus palabras.
Sobre el poder señala que siempre hay que ir a la vanguardia; el liderazgo no debe ser conformista, ni mendigo.  Toma decisiones de manera rápida y según él siempre son las más acertadas, porque cuando se decide prontamente es cuando hay conocimiento sobre el tema.
El político
Calderón Rivadeneira ha tenido una amplia trayectoria política dentro de las que se destacan su paso como Gobernador encargado del Departamento del Cesar, Secretario de Salud Departamental en el periodo 2004 a 2006; en el mismo periodo fue presidente de la Asociación Nacional de Secretarios; del 2001 al 2003 ocupó el cargo de Asesor Jurídico Departamental para el sector de educación; también fue Personero Municipal de La Paz en el periodo 1995 a 2000 y luego obtuvo el cargo de Vicepresidente Nacional de personeros.
Fue Inspector de Transito Departamental y ha ocupado cargos en la  empresa privada,  entre ellos vale la pena destacar su cargo como asesor jurídico de Bancolombia y empresario agroindustrial arrocero. Fue docente  ad honorem de la Universidad de Valencia,  España, impartiendo la cátedra sobre Teoría de Estados, Cooperativismo y Estados de Bienestar.
Dentro de sus gestiones adelantadas lo llena de orgullo el premio que le otorgó el Ministerio de Salud de Colombia como el mejor secretario de salud en el periodo 2004 a 2005, distinción que obtuvo sin ser médico.
También lo llena de orgullo que gracias a su desempeño en los cargos obtenidos, logró el Aseguramiento en Salud  para toda la población pobre y vulnerable del Departamento del Cesar, así como el fortalecimiento de la red de urgencias de todos los hospitales del Departamento, el fortalecimiento financiero de la red pública hospitalaria del Cesar. Promocionó en las instituciones educativas del municipio de La Paz temas en derecho humanos y democracia.
Su lado humano
Arturo Calderón es un hombre de 48 años, cuyas raíces están asentadas principalmente en el municipio de La Paz donde nació, creció y estudió. Es hijo de Evaristo Calderón también del mismo municipio y de Rosario Rivadeneira de sangre guajira.
Sus afectos están centrados además de sus padres,  en su hijo Arturo Felipe de 16 años, su esposa María Loretta Costa, sus amigos y su gran familia diseminada en el departamento del Cesar.
Para él su principal fortaleza está centrada en las ideas y en la coherencia entre lo que piensa, dice y hace. Su formación política la inició en el colegio participando en los concursos de oratoria del colegio Ciro Pupo de la Paz; también participó en grupos de trabajo donde estudió a Gandhi  a partir de la dignidad del ser humano y de establecer la diferencia entre usar la fuerza para mantener el statu quo de manera ilegitima y los que usan la palabra y la desobediencia  civil ante normas legitimas. También se ha nutrido del pensamiento de Luis Carlos Galán, Carlos Gaviria y Milciades Cantillo.
Su temple lo ha formado a partir de sus experiencias y dificultades; se declara independiente, fiel a sus convicciones fundamentadas en los principios de igualdad, dignidad y oportunidad.
Es amante de la música en su sentido universal;  sin embargo,  siente especial afecto por la música vallenata, tropical, la trova cubana; también  le gusta la canción social que comprometa su pensar  representada en Mercedes Sosa, Pablo Milanés, Silvio Rodríguez,  Atahualpa Yupanqui,  entre otros. También es aficionado a la lectura, el cine, la televisión,  las tertulias académicas y la historia universal.
Se define como una persona feliz, con preocupaciones y problemas pero muy tranquilo; contestatario ante lo injusto, con sensibilidad social y vocación de servicio innata.
Las personas cercanas a su campaña lo ven como una persona con liderazgo, experiencia, con propuestas concretas, sensible a los problemas sociales, que mira de frente y  transmite confianza.