21 agosto, 2019

Aplican extinción de dominio por contrabando

Entre los bienes ocupados están siete vehículos en la ciudad de Valledupar y tres fincas en San Diego, La Paz y Codazzi, que habrían sido utilizadas para el almacenamiento, distribución y comercialización ilícita de ganado, cigarrillos y combustible de procedencia extranjera.

Este fue uno de los bienes que fue objeto de extinción de dominio.

En un operativo realizado por la Policía Nacional y la Fiscalía se realizó la extinción de dominio de 10 bienes que estarían relacionados con el contrabando de ganado en el departamento del Cesar.

Entre los bienes ocupados están siete vehículos en la ciudad de Valledupar y tres fincas en San Diego, La Paz y Codazzi, que habrían sido utilizadas para el almacenamiento, distribución y comercialización ilícita de ganado, cigarrillos y combustible de procedencia extranjera.

En las diligencias de registro y allanamiento, en la finca de Codazzi fueron halladas 32 cabezas de ganado, que tenían como marcación el número 20, el cual era utilizado en el estado Zulia, Venezuela.

Lee también: Fiscalía inició diligencia de extinción de dominio

Sobre estos el Instituto Colombiano de Agricultura – ICA, certificó que los semovientes al ser encontrados no cumplían con las condiciones requeridas para su comercialización y posterior consumo humano, debido al estado tanto de salud como fitosanitario exigidas por las autoridades competentes.

El informe policial indicó que los bienes estarían valorados por 1.200 millones de pesos.

Según la investigación, en los hechos está involucrado el ganadero Luis Eduardo Zárate, quien se desempeñó como director del comité departamental de cafeteros en los departamentos del Cesar y La Guajira.

“Habría aprovechado su reconocimiento y prestigio en la región para ingresar ilegalmente el ganado de contrabando al país, a través de la serranía del Perijá y desde el corregimiento conocido como Machiques (Venezuela) hasta el sitio conocido como la Fortuna, situado entre los municipios de Codazzi y La Paz (Cesar), evadiendo los controles de las autoridades aduaneras”, dijo la Policía Nacional.

Las actividades ilícitas aparentemente se venían desarrollando desde el año 2015 bajo el modus operandi de transportar el ganado a pie hasta llegar a zonas de fácil acceso donde eran transportados por camión.