24 abril, 2019

Alarmas por posibles inundaciones y deslizamientos

La temporada de lluvia, que empezó en marzo con pocas precipitaciones, se extenderá los meses de abril, mayo, hasta junio.

Con la llegada de las lluvias en el Cesar son varios los municipios en los que la Oficina de Riesgo de Desastres del Cesar prende las alarmas preventivas por posibles crecientes súbitas, desbordamientos o deslizamientos.

La ingeniera ambiental María José Páez, líder de la Oficina del Riesgo de Desastres, explicó que se mantiene bajo vigilancia todo el departamento. Sin embargo, hay puntos que requieren mayor atención.

Está la zona del río Guatapurí en el corregimiento de Badillo, Valledupar, por riesgo de creciente súbita. Igualmente, por el mismo riesgo están los municipios de Pueblo Bello y El Copey con el río Ariguaní y Ariguanicito.

La temporada de lluvia, que empezó en marzo con pocas precipitaciones, se extenderá los meses de abril, mayo, hasta junio. Marzo se caracterizó por ser el mes de transición entre la temporada seca o de menos lluvias de finales y comienzos de año y la temporada lluviosa en el país, la cual se acentúa especialmente durante este mes de abril y mayo en los departamentos andinos.

Por el lado sur del departamento el protagonista es el río Magdalena. En los municipios de La Gloria, Gamarra y Tamalameque se está observando los niveles del río por posibles inundaciones lentas. “Igual en Aguachica la atención está en los corregimientos de Barranca Lebrijas y Loma del corredor que son los sitios que más tienen problema en el departamento”, detalla la directora de la Oficina de Gestión de Riesgo, María José Páez.

Igual, en el centro del Cesar están los municipios de Curumaní, Chimichagua y Curumaní. No obstante, como la temporada de lluvias estará acompañada del fenómeno de El Niño se verán menos precipitaciones de las acostumbradas.

LOS RIESGOS POR DESLIZAMIENTOS

“Advertimos con anticipación que el Fenómeno de El Niño no inhibe la temporada de lluvias, porque al tener el país tan seco, las laderas tan secas, cuando llega la lluvia, se presentan las crecientes súbitas en gran parte de las veredas”, afirmó el ministro de Ambiente, Ricardo Lozano, en el programa Yamid Pregunta.

En la región los mayores riesgos de deslizamientos lo representan la sierra nevada de Santa Marta y la serranía del Perijá con las áreas descubiertas, culpa de los incendios en verano, que con las lluvias pueden provocar deslizamientos.

Por otro lado, se habla de altas posibilidades de que en el segundo semestre del año, en el departamento del Cesar se registre un fenómeno de La Niña con un promedio de lluvias más alto.