15 junio, 2019

Adultos mayores no reciben comida desde diciembre

La situación en Valledupar preocupa, porque muchos adultos dependen de la alimentación que se le brinda en estos espacios. Desde la Alcaldía se asegura que la demora es por razones de presupuesto, pero que se iniciará la próxima semana.

Desde diciembre del año pasado los adultos mayores de Valledupar no reciben los servicios integrales que ofrece la Alcaldía, por falta de contratación.

Foto SERGIOMCGREEN

Desde diciembre del 2018 los comedores para adultos mayores en Valledupar no prestan sus servicios. Estos espacios creados para la nutrición y la distracción lúdica de los adultos del sector urbano de la ciudad están cerrados.

Son alrededor de 3.650 adultos mayores que no reciben las raciones por falta de contratación. Según Jaider Rincones, jefe de la Oficina de Gestión Social, ya se cerró el proceso contractual y esperan iniciar pronto.

“La próxima semana vamos a iniciar en los 26 puntos de la ciudad. Es un tema netamente presupuestal, necesitamos que la estampilla proadulto pueda nutrirse para poder empezar”, explicó.

Dentro de la propia justificación del contrato para el mejoramiento de las condiciones nutricionales de adultos mayores se explica que Valledupar presenta situaciones complejas y el adulto mayor afronta una serie de problemas que los sitúan en la población más vulnerable del municipio: la baja generación de ingresos, enfermedades, discapacidad, hambre, sometimiento a la violencia y soledad.

Por eso, en estos seis meses los potenciales beneficiarios y vecinos han sufrido sin la prestación del servicio. “No llega nadie, está cerrado, sin utilizar, no hay ninguna actividad. Ellos tienen una situación difícil, esa alimentación a ellos los ayuda mucho, sobre todo a aquellos que están en abandono”, señaló una vecina del sector del centro lúdico para adultos mayores del barrio Divino Niño.

En el espacio del CDV se guardan materiales de construcción, mientras se contrata la prestación del servicio para los abuelos. Foto: Sergio Mcgreen

Son los abuelos los más afectados en este proceso. “Desde las ocho de la mañana ellos empiezan a llegar a estos espacios, porque esto es más que un almuerzo, se sienten acompañados con personas de su edad: es un espacio de distracción”, aseguró otra fuente.

En total son 26 lugares distribuidos estratégicamente por la ciudad. Tres de ellos son infraestructura del Municipio: CDV, Divino Niño y Bello Horizonte. El resto son alquilados por el contratista. El valor determinado del contrato es de $3.677 millones.

ASUNTO DE CAPACIDAD

Dentro de la calificación de la capacidad instalada que está relacionada con el arriendo de los salones para prestar el servicio de comedor y sector lúdico, el contratista no alcanzó todo el puntaje. De 200 puntos posibles determinados por la cantidad de comedores que ofertara el proponente solo alcanzó 160.

El contrato fue adjudicado al único oferente, la Unión Temporal Cabellos de Plata, que prestará el servicio durante 125 días, en lo que resta del año, sin contar sábado y domingo.

“Nosotros estamos en espera para la firma del contrato. La otra semana seguramente se legaliza y se firma el acta de inicio, después viene la ejecución”, aseguró un representante legal de una de las partes de la Unión Temporal.

El comedor integral del Divino Niño permanece cerrado, ante la falta de contratación. Foto: Sergio Mcgreen.

LOS RECURSOS

En diciembre fue la última vez que en los comedores los abuelos disfrutaron de la oferta integral. Como los recursos de la contratación y ejecución de este programa se recogen de una estampilla, se debe esperar que se recauden los necesarios.

“Resulta que el rubro con el que se contrata y con el que se nutren estos comedores sale de la estampilla del adulto mayor, que está nutrida a través de los procesos de recaudo. Como hace un mes terminamos todos los procesos con todas las exenciones tributarias que se hicieron y se completó el recaudo entonces iniciamos el proceso que se llevará hasta diciembre”, complementó Jaider Rincones.

Según la ley, el 70 % del recaudo de la estampilla es para la financiación de los centros de atención de adultos mayores y el 30 % a la dotación y funcionamiento de los centros de bienestar del anciano.

DEIVIS CARO DAZA/ EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com