Publicidad
Categorías
Categorías
Sin categoría - 21 abril, 2010

Abrazos

Abrazos al taxista vallenato,  quien en un gesto de honradez ya escasa, devolvió a su dueño 25 millones de pesos que había dejado olvidados a bordo del vehículo en que trabaja.  Este es un ejemplo para todos en un momento de una inversión de valores, donde el dinero prima sobre cualquier otra cosa.

Abrazos al taxista vallenato,  quien en un gesto de honradez ya escasa, devolvió a su dueño 25 millones de pesos que había dejado olvidados a bordo del vehículo en que trabaja.  Este es un ejemplo para todos en un momento de una inversión de valores, donde el dinero prima sobre cualquier otra cosa.

Sin categoría
21 abril, 2010

Abrazos

Abrazos al taxista vallenato,  quien en un gesto de honradez ya escasa, devolvió a su dueño 25 millones de pesos que había dejado olvidados a bordo del vehículo en que trabaja.  Este es un ejemplo para todos en un momento de una inversión de valores, donde el dinero prima sobre cualquier otra cosa.


Abrazos al taxista vallenato,  quien en un gesto de honradez ya escasa, devolvió a su dueño 25 millones de pesos que había dejado olvidados a bordo del vehículo en que trabaja.  Este es un ejemplo para todos en un momento de una inversión de valores, donde el dinero prima sobre cualquier otra cosa.