Publicidad
Categorías
Categorías
Farándula - 1 mayo, 2010

“Yo no me quiero morí… pero me voy a morí”: Carlos Vives

Hablaba de la Caja Negra, no de Escalona * El artista samario protagonizó un gran show en el Parque de la Leyenda Vallenata contagiando a propios y extraño con su inagotable energía. La gente en el magno escenario se preguntó por qué Vives no hizo más énfasis en Escalona. Por: José Urbano Céspedes. Diecisiete canciones […]

Hablaba de la Caja Negra, no de Escalona

* El artista samario protagonizó un gran show en el Parque de la Leyenda Vallenata contagiando a propios y extraño con su inagotable energía. La gente en el magno escenario se preguntó por qué Vives no hizo más énfasis en Escalona.

Por: José Urbano Céspedes.

Diecisiete canciones interpretó en la noche del jueves en el Parque de la Leyenda Vallenata, Consuelo Araujo Noguera, el cantante samario Carlos Vives, quien con Egidio Cuadrado y ‘La Provincia’, protagonizaron un show que tardó pocos minutos para completar 2 horas.

Vives llegó luciendo una camiseta alusiva al maestro Máximo Movil –cuando el homenajeado era Escalona- que tenía un grabado del retrato del maestro a su espalda y en la parte frontal la primera estrofa de la canción ‘Mujer conforme’: /vengo de la montaña de allá de la cordillera allá dejé a mi compañera junto con mis dos hijitos/ y en la parte inferior delantera, el nombre del maestro Máximo.

El show de Carlos Vives y sus músicos, inició a eso de las 12 y 36 de la madrugada del 30 de abril y culminó entrada las 2 y 30 de la mañana, dejando a las más de 20 mil personas que llegaron desde los barrios de Valledupar, los municipios, departamentos hermanos y de otras latitudes internacionales, con muy poca energía.

Carlos Vives inició interpretando ‘El Pollo Vallenato’ tema del maestro Luis Enrique Martínez incluido en Clásicos de la Provincia II, entre esta canción y la siguiente que fue ‘Mujer conforme’ del maestro Máximo, dedicó su presentación a los juglares que ya no están iniciando con Escalona, Máximo, Luis Enrique y muchos más citados por el samario, sumando a Consuelo Araujo Noguera; ‘La Cacica’.

La tercera canción fue ‘La colegiala’, llegando a ‘Confidencias’ para homenajear a ‘Tavo’ Gutiérrez, como uno de los poetas vivos más exitosos y románticos del vallenato; “Tavo’ es símbolo de la ciudad de Valledupar, como los pajaritos, como los pescaítos en el Guatapurí; es un honor contar con usted maestro”, le dijo Vives a Gutiérrez ubicado entre el público.

Carlos Vives continuó con ‘La caja negra’ y decía al público: “yo no me quiero morir… yo no me quiero morir… pero me tengo que morir Presidente”, aseguraba, tal vez hablándole a Samper, Gaviria o Santos quien también estaba. De Rafael Valencia, Vives se enrumbó con Juancho Polo con el ‘Sí si’, en esa instancia tuvo un pequeño accidente de carácter artístico, al ‘atravesarse’ al inicio de la segunda estrofa, la reacción del artista fue mirar a Egidio y sonreírle con la gracia que lo caracteriza.

Carlos Vives en su recorrido por los clásicos, interpretó además, ‘La gota fría’, ‘Déjame entrar’, ‘La bogotana’, ‘El Contrabandista’, ‘Fruta fresca’, ‘Volver al Valle’, ‘La parrandita’ del maestro Leandro, pero con un valor agregado lo hizo típico en acordeón, guacharaca y caja, interpretada por Pablo López.

Vives culminó sus dos horas de espectáculo con el tema ‘Las mujeres’, ‘Noche sin luceros’ y ‘Sin ti’ del maestro Náfer Durán. A la salida, periodistas y gente del común se preguntó el por qué el artista samario no hizo tanto énfasis en el maestro Escalona el homenajeado de este año.

Farándula
1 mayo, 2010

“Yo no me quiero morí… pero me voy a morí”: Carlos Vives

Hablaba de la Caja Negra, no de Escalona * El artista samario protagonizó un gran show en el Parque de la Leyenda Vallenata contagiando a propios y extraño con su inagotable energía. La gente en el magno escenario se preguntó por qué Vives no hizo más énfasis en Escalona. Por: José Urbano Céspedes. Diecisiete canciones […]


Hablaba de la Caja Negra, no de Escalona

* El artista samario protagonizó un gran show en el Parque de la Leyenda Vallenata contagiando a propios y extraño con su inagotable energía. La gente en el magno escenario se preguntó por qué Vives no hizo más énfasis en Escalona.

Por: José Urbano Céspedes.

Diecisiete canciones interpretó en la noche del jueves en el Parque de la Leyenda Vallenata, Consuelo Araujo Noguera, el cantante samario Carlos Vives, quien con Egidio Cuadrado y ‘La Provincia’, protagonizaron un show que tardó pocos minutos para completar 2 horas.

Vives llegó luciendo una camiseta alusiva al maestro Máximo Movil –cuando el homenajeado era Escalona- que tenía un grabado del retrato del maestro a su espalda y en la parte frontal la primera estrofa de la canción ‘Mujer conforme’: /vengo de la montaña de allá de la cordillera allá dejé a mi compañera junto con mis dos hijitos/ y en la parte inferior delantera, el nombre del maestro Máximo.

El show de Carlos Vives y sus músicos, inició a eso de las 12 y 36 de la madrugada del 30 de abril y culminó entrada las 2 y 30 de la mañana, dejando a las más de 20 mil personas que llegaron desde los barrios de Valledupar, los municipios, departamentos hermanos y de otras latitudes internacionales, con muy poca energía.

Carlos Vives inició interpretando ‘El Pollo Vallenato’ tema del maestro Luis Enrique Martínez incluido en Clásicos de la Provincia II, entre esta canción y la siguiente que fue ‘Mujer conforme’ del maestro Máximo, dedicó su presentación a los juglares que ya no están iniciando con Escalona, Máximo, Luis Enrique y muchos más citados por el samario, sumando a Consuelo Araujo Noguera; ‘La Cacica’.

La tercera canción fue ‘La colegiala’, llegando a ‘Confidencias’ para homenajear a ‘Tavo’ Gutiérrez, como uno de los poetas vivos más exitosos y románticos del vallenato; “Tavo’ es símbolo de la ciudad de Valledupar, como los pajaritos, como los pescaítos en el Guatapurí; es un honor contar con usted maestro”, le dijo Vives a Gutiérrez ubicado entre el público.

Carlos Vives continuó con ‘La caja negra’ y decía al público: “yo no me quiero morir… yo no me quiero morir… pero me tengo que morir Presidente”, aseguraba, tal vez hablándole a Samper, Gaviria o Santos quien también estaba. De Rafael Valencia, Vives se enrumbó con Juancho Polo con el ‘Sí si’, en esa instancia tuvo un pequeño accidente de carácter artístico, al ‘atravesarse’ al inicio de la segunda estrofa, la reacción del artista fue mirar a Egidio y sonreírle con la gracia que lo caracteriza.

Carlos Vives en su recorrido por los clásicos, interpretó además, ‘La gota fría’, ‘Déjame entrar’, ‘La bogotana’, ‘El Contrabandista’, ‘Fruta fresca’, ‘Volver al Valle’, ‘La parrandita’ del maestro Leandro, pero con un valor agregado lo hizo típico en acordeón, guacharaca y caja, interpretada por Pablo López.

Vives culminó sus dos horas de espectáculo con el tema ‘Las mujeres’, ‘Noche sin luceros’ y ‘Sin ti’ del maestro Náfer Durán. A la salida, periodistas y gente del común se preguntó el por qué el artista samario no hizo tanto énfasis en el maestro Escalona el homenajeado de este año.