Publicidad
Categorías
Categorías
Editorial - 18 marzo, 2010

“Visión Cesar Caribe 2032”

A pesar del escepticismo que genera en algunos sectores, es fundamental para los países, las regiones y las instituciones, hacer ejercicios de planeación a corto, mediano y largo plazo. Determinar metas, objetivos, a partir de unos recursos y con las restricciones propias que tienen los países en vía de desarrollo. De allí la validez de […]

A pesar del escepticismo que genera en algunos sectores, es fundamental para los países, las regiones y las instituciones, hacer ejercicios de planeación a corto, mediano y largo plazo. Determinar metas, objetivos, a partir de unos recursos y con las restricciones propias que tienen los países en vía de desarrollo.
De allí la validez de la iniciativa que arranca hoy la administración departamental con  la socialización de la “Visión Cesar Caribe 2032”.  Se trata de proyectar, planear, pensar, visionar el departamento que queremos, a partir de la Región Caribe, que queremos, y del país, la Colombia, que queremos. Es un ejercicio quijotesco, pero urgente y necesario. Hacer prospectiva en materia económica y social a veinte años no es fácil, pero hay que hacerlo, insistimos.
Y hacerlo bien, como debe ser. Y la metodología que ha escogido el Gobernador, Cristian Moreno y su equipo, parece ser la indicada: escuchar a los gremios, a la academia, a los movimientos y partidos políticos, a los congresistas electos, a los diputados, a los alcaldes, a los concejales de todos los municipios del Cesar, como también a los sindicatos, etc, es decir a las llamadas fuerzas  vivas del departamento, para que hagan sus aportes, con toda la libertad, pero con mucho realismo y sentido de futuro, sobre el Cesar que queremos.
Por supuesto, no se trata de un ejercicio intelectual y literario; sino, todo lo contrario, de un tarea que debe estar ceñida a la construcción de escenarios posibles y deseables, a partir de los recursos naturales, humanos y financieros con los cuales contamos, para proyectar a largo plazo el desarrollo sostenido del departamento del Cesar, desde múltiples puntos de vista: económico, social, institucional, cultural y ambiental, etc.
La primera etapa se inicia hoy, es la socialización del documento base de la construcción de esa “Visión Cesar Caribe 2032”, que cuenta con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación y personal de la Universidad Externado de Colombia, como también del equipo directivo y técnico del despacho del gobernador y de la Oficina de Planeación, como lo han explicado a este diario Omaira Herrera, Jefe de la Oficina Asesora de Planeación, y Jorge Alberto Maestre Maya, asesor del mandatario departamental.
Es monumental la tarea que se emprende, pero el buen rumbo de la misma depende, en buena parte, del apoyo decidido, sincero y desinteresado de la sociedad civil; es decir, de los gremios de la producción, de la academia, de las fuerzas sociales y políticas, que están llamadas a contribuir en la proyección más objetiva de ese Cesar que queremos proyectado a veinte años.
En estos ejercicios es bueno ser ambicioso, pero se debe ser riguroso en las metas, teniendo en cuenta, insistimos, la limitación de recursos naturales, económicos y humanos, como también los aspectos institucionales de la planeación territorial en Colombia, sujeta a normas del Gobierno Nacional y también a la limitación de recursos y al apoyo político e institucional del mismo.
Desde estas páginas solicitamos todo el apoyo a la iniciativa por parte de los distintos sectores llamados a esta convocatoria, y como medio de comunicación estamos comprometidos con la divulgación, análisis y debate de todos las propuestas y aspectos que se consideren en el proceso de construcción de esa “Visión Cesar Caribe 2032”.  Buen viento y buena mar.

Editorial
18 marzo, 2010

“Visión Cesar Caribe 2032”

A pesar del escepticismo que genera en algunos sectores, es fundamental para los países, las regiones y las instituciones, hacer ejercicios de planeación a corto, mediano y largo plazo. Determinar metas, objetivos, a partir de unos recursos y con las restricciones propias que tienen los países en vía de desarrollo. De allí la validez de […]


A pesar del escepticismo que genera en algunos sectores, es fundamental para los países, las regiones y las instituciones, hacer ejercicios de planeación a corto, mediano y largo plazo. Determinar metas, objetivos, a partir de unos recursos y con las restricciones propias que tienen los países en vía de desarrollo.
De allí la validez de la iniciativa que arranca hoy la administración departamental con  la socialización de la “Visión Cesar Caribe 2032”.  Se trata de proyectar, planear, pensar, visionar el departamento que queremos, a partir de la Región Caribe, que queremos, y del país, la Colombia, que queremos. Es un ejercicio quijotesco, pero urgente y necesario. Hacer prospectiva en materia económica y social a veinte años no es fácil, pero hay que hacerlo, insistimos.
Y hacerlo bien, como debe ser. Y la metodología que ha escogido el Gobernador, Cristian Moreno y su equipo, parece ser la indicada: escuchar a los gremios, a la academia, a los movimientos y partidos políticos, a los congresistas electos, a los diputados, a los alcaldes, a los concejales de todos los municipios del Cesar, como también a los sindicatos, etc, es decir a las llamadas fuerzas  vivas del departamento, para que hagan sus aportes, con toda la libertad, pero con mucho realismo y sentido de futuro, sobre el Cesar que queremos.
Por supuesto, no se trata de un ejercicio intelectual y literario; sino, todo lo contrario, de un tarea que debe estar ceñida a la construcción de escenarios posibles y deseables, a partir de los recursos naturales, humanos y financieros con los cuales contamos, para proyectar a largo plazo el desarrollo sostenido del departamento del Cesar, desde múltiples puntos de vista: económico, social, institucional, cultural y ambiental, etc.
La primera etapa se inicia hoy, es la socialización del documento base de la construcción de esa “Visión Cesar Caribe 2032”, que cuenta con el apoyo del Departamento Nacional de Planeación y personal de la Universidad Externado de Colombia, como también del equipo directivo y técnico del despacho del gobernador y de la Oficina de Planeación, como lo han explicado a este diario Omaira Herrera, Jefe de la Oficina Asesora de Planeación, y Jorge Alberto Maestre Maya, asesor del mandatario departamental.
Es monumental la tarea que se emprende, pero el buen rumbo de la misma depende, en buena parte, del apoyo decidido, sincero y desinteresado de la sociedad civil; es decir, de los gremios de la producción, de la academia, de las fuerzas sociales y políticas, que están llamadas a contribuir en la proyección más objetiva de ese Cesar que queremos proyectado a veinte años.
En estos ejercicios es bueno ser ambicioso, pero se debe ser riguroso en las metas, teniendo en cuenta, insistimos, la limitación de recursos naturales, económicos y humanos, como también los aspectos institucionales de la planeación territorial en Colombia, sujeta a normas del Gobierno Nacional y también a la limitación de recursos y al apoyo político e institucional del mismo.
Desde estas páginas solicitamos todo el apoyo a la iniciativa por parte de los distintos sectores llamados a esta convocatoria, y como medio de comunicación estamos comprometidos con la divulgación, análisis y debate de todos las propuestas y aspectos que se consideren en el proceso de construcción de esa “Visión Cesar Caribe 2032”.  Buen viento y buena mar.