Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 28 marzo, 2010

¿Messi o Maradona?

Por: Jacobo Solano Cerchiaro El tema del momento, en el contexto futbolero, es quien es mejor entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi. La polémica está que arde y las odiosas comparaciones, son inevitables en un examen figurado, para escoger al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Hay que ser muy cuidadoso y […]

Por: Jacobo Solano Cerchiaro
El tema del momento, en el contexto futbolero, es quien es mejor entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi. La polémica está que arde y las odiosas comparaciones, son inevitables en un examen figurado, para escoger al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.
Hay que ser muy cuidadoso y realizar un análisis a conciencia: tiempos difícilmente confrontables, la tecnología y las distintas circunstancias en las que han desarrollado sus juegos, como la evolución de las zapatillas y hasta del balón.
El período del el joven delantero del Barcelona, Balón de Oro y Mejor Jugador de la FIFA 2009, con números impactantes; es brillante, alucinante, maravilloso y tiene a los argentinos soñando con su tercer título mundial. Al momento de poner bajo la lupa al “Dios del fútbol”, categoría que Maradona supo ganarse por encima de Pele y Alfredo di Stefano; brillan sus logros y lo que representa este crack, que conquistó el cielo futbolísticamente, revolucionó el fútbol y las ciudades por las que pasó, no hay discusión acerca de su talento, un jugador muy completo, con visión de juego, una zurda mágica, que le entraba muy bien a los tiros libres, presencia en el campo y una actitud que contagiaba al resto del equipo; logró con el Nápoles, un club modesto, títulos que fueron muy importantes, con el Barcelona también hizo maravillas, pero realmente cuando alcanzó la grandeza fue con su selección en el mundial de México 86, en el cual marcó un gol a los ingleses, catalogado como el mejor de todos los tiempos.
Más allá de los  paralelos, se me antoja que son Jugadores muy parecidos, con el mismo corte, aunque Diego era más armador y Messi es más media punta y remata muy bien en el último cuarto de campo, tienen cosas en común: juegan con el balón pegado al pie y es casi imposible arrebatárselos, son argentinos, hicieron un gol muy parecido driblando contrarios desde la mitad de la cancha, ambos militaron en Barcelona.
Ventajas a favor de Messi: está muy joven y con el tiempo a su favor, es un jugador de pocas lesiones, Messi no ha sufrido un solo marcaje individual como le pasaba a Diego, al que le hicieron decenas de entradas terroríficas y hablo de lesión grave ya la marca individual al estilo Gentile en el mundial 82, que anuló a Diego en un partido frente a Italia, no existe en los sistemas modernos. Desventajas: la presión puede ser perjudicial, tiene algunas asignaturas pendientes, no ha ganado ninguna copa del mundo que es donde se certifica la casta de los jugadores, tiene un gran equipo que lo rodea Inhiesta, Xavi, Ibrahimovic y compañía, pero con la albiceleste casi no rinde.
Por el momento Maradona sigue siendo el rey del futbol hasta que su mejor discípulo se gradúe en la próxima justa mundialista, como lo dijo el mismo Messi a la emisora Metro de Buenos Aires: “Aunque pasen millones de años, no voy a estar ni cerca de Maradona. Y tampoco quiero acercarme. El es el más grande de todos los tiempos”.
Pero no se sabe hasta cuándo, porque lo que está haciendo el volante azulgrana es verdaderamente impresionante; sin embargo, le falta consagrarse en un Mundial como lo hizo Diego en 1986.
A pesar de haber sido siempre Maradoniano, me inclino a pensar que en un futuro, Messi ostentará el titulo y estaremos ante un nuevo rey del futbol mundial.
Nota: Recomendación para el señor alcalde, Luis Fabián Fernández, que remodele la tarima, es un deber de vallenato. Adecuar el entorno de la plaza y recuperar su estilo colonial. En esta tierra, somos campeones para criticar todo. Adelante, preséntenos una nueva tarima.

[email protected]

Columnista
28 marzo, 2010

¿Messi o Maradona?

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Jacobo Solano Cerchiaro

Por: Jacobo Solano Cerchiaro El tema del momento, en el contexto futbolero, es quien es mejor entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi. La polémica está que arde y las odiosas comparaciones, son inevitables en un examen figurado, para escoger al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos. Hay que ser muy cuidadoso y […]


Por: Jacobo Solano Cerchiaro
El tema del momento, en el contexto futbolero, es quien es mejor entre Diego Armando Maradona y Lionel Messi. La polémica está que arde y las odiosas comparaciones, son inevitables en un examen figurado, para escoger al mejor jugador de fútbol de todos los tiempos.
Hay que ser muy cuidadoso y realizar un análisis a conciencia: tiempos difícilmente confrontables, la tecnología y las distintas circunstancias en las que han desarrollado sus juegos, como la evolución de las zapatillas y hasta del balón.
El período del el joven delantero del Barcelona, Balón de Oro y Mejor Jugador de la FIFA 2009, con números impactantes; es brillante, alucinante, maravilloso y tiene a los argentinos soñando con su tercer título mundial. Al momento de poner bajo la lupa al “Dios del fútbol”, categoría que Maradona supo ganarse por encima de Pele y Alfredo di Stefano; brillan sus logros y lo que representa este crack, que conquistó el cielo futbolísticamente, revolucionó el fútbol y las ciudades por las que pasó, no hay discusión acerca de su talento, un jugador muy completo, con visión de juego, una zurda mágica, que le entraba muy bien a los tiros libres, presencia en el campo y una actitud que contagiaba al resto del equipo; logró con el Nápoles, un club modesto, títulos que fueron muy importantes, con el Barcelona también hizo maravillas, pero realmente cuando alcanzó la grandeza fue con su selección en el mundial de México 86, en el cual marcó un gol a los ingleses, catalogado como el mejor de todos los tiempos.
Más allá de los  paralelos, se me antoja que son Jugadores muy parecidos, con el mismo corte, aunque Diego era más armador y Messi es más media punta y remata muy bien en el último cuarto de campo, tienen cosas en común: juegan con el balón pegado al pie y es casi imposible arrebatárselos, son argentinos, hicieron un gol muy parecido driblando contrarios desde la mitad de la cancha, ambos militaron en Barcelona.
Ventajas a favor de Messi: está muy joven y con el tiempo a su favor, es un jugador de pocas lesiones, Messi no ha sufrido un solo marcaje individual como le pasaba a Diego, al que le hicieron decenas de entradas terroríficas y hablo de lesión grave ya la marca individual al estilo Gentile en el mundial 82, que anuló a Diego en un partido frente a Italia, no existe en los sistemas modernos. Desventajas: la presión puede ser perjudicial, tiene algunas asignaturas pendientes, no ha ganado ninguna copa del mundo que es donde se certifica la casta de los jugadores, tiene un gran equipo que lo rodea Inhiesta, Xavi, Ibrahimovic y compañía, pero con la albiceleste casi no rinde.
Por el momento Maradona sigue siendo el rey del futbol hasta que su mejor discípulo se gradúe en la próxima justa mundialista, como lo dijo el mismo Messi a la emisora Metro de Buenos Aires: “Aunque pasen millones de años, no voy a estar ni cerca de Maradona. Y tampoco quiero acercarme. El es el más grande de todos los tiempos”.
Pero no se sabe hasta cuándo, porque lo que está haciendo el volante azulgrana es verdaderamente impresionante; sin embargo, le falta consagrarse en un Mundial como lo hizo Diego en 1986.
A pesar de haber sido siempre Maradoniano, me inclino a pensar que en un futuro, Messi ostentará el titulo y estaremos ante un nuevo rey del futbol mundial.
Nota: Recomendación para el señor alcalde, Luis Fabián Fernández, que remodele la tarima, es un deber de vallenato. Adecuar el entorno de la plaza y recuperar su estilo colonial. En esta tierra, somos campeones para criticar todo. Adelante, preséntenos una nueva tarima.

[email protected]