Publicidad
Categorías
Categorías
Columnista - 8 abril, 2010

¡Qué vergüenza¡

DOS PUNTOS Por: Germán Piedrahíta R. ¿Es usted católico? ¿Seguidor de Jesucristo? ¿Acepta al espíritu santo? ¿Le reza a la Virgen? ¿Reconoce al Papa como representante de Dios en la tierra? ¿Escucha a monseñores, cardenales, obispos, curas? ¿Va a misa? ¿Cree en Dios? Pues es hora de que haga un verdadero acto de fe y […]

DOS PUNTOS

Por: Germán Piedrahíta R.

¿Es usted católico? ¿Seguidor de Jesucristo? ¿Acepta al espíritu santo? ¿Le reza a la Virgen? ¿Reconoce al Papa como representante de Dios en la tierra? ¿Escucha a monseñores, cardenales, obispos, curas? ¿Va a misa? ¿Cree en Dios? Pues es hora de que haga un verdadero acto de fe y exija a todos los jerarcas y laicos ciegos,  a toda la iglesia católica, apostólica y romana que se comporte como lo que predica.
En plena Semana Santa, los días más sagrados de ese credo, todos sus directos representantes  se dedicaron a reclamar a los medios y personas que han pedido castigo, sanción y de verdad para los curas pedófilos o mejor, pederastas.
Pedofilia: atracción sexual que un adulto siente por los niños. Eso dice el diccionario, no todos. Claro que no dice si el adulto es hombre  y menos que termine esa atracción con una relación sexual, un atropello o una penetración.
Pederasta: homosexual masculino, especialmente el que siente atracción por los niños. Tampoco dice nada sobre la relación sexual, la penetración o el ser penetrado, pero se deduce.
La vergüenza, lo triste,  es tanta exculpación, tanto señalamiento ahora individual, dejando de lado a la Iglesia, toda, cuando ustedes señoras rezanderas, ustedes nazarenos, ustedes acólitos, ustedes los de golpes de pecho, los que se aglomeran en las procesiones, se ponen cruces de ceniza, comulgan, todos los católicos terminamos siendo igual o más culpables que los confirmados como curas pederastas o gays, no dejemos los eufemismos, curas maricones que se aprovechan de los niños.
Ahora bien, en nuestro nuevo mundo, siglo XXI ya los maricas tienen su propio espacio, son reconocidos y como tal deben ser respetados por su forma de sentir y de actuar sin que transgredan las leyes y normas sociales aunque hoy la nota de moda es la salida del closet. Pues que salgan todos esos religiosos flojos de la cola y de gustos inversos y que sea usted señor papá, señora mamá, quien decida si envía a sus hijos a reuniones, tertulias, paseos, retiros espirituales con el cura, el obispo, el monseñor que por haber salido del closet ya se sabe que es marica y si después su hijo le cuenta de la rasquiña porque el padre se lo “comió” pues no hay problema: soldado avisado no muere en guerra, y no le de pena el término, no es gay, ni homosexual, es marica.

A nuestro obispo y curas vallenatos, ¡no sean sinvergüenzas¡ tengan “cojones” y exijan que esos malos pastores sean expulsados de la Iglesia, su Iglesia y que sea la justicia de los hombres(ja) la que juzgue a esos lobos, por que su silencio, su supuesta obediencia y sus disculpas nos ponen a pensar mal, en que quizá, también ustedes tienen la canoa inundada.
Con qué cara pueden pedir ustedes justicia, paz, rectitud, honradez, no violencia; cómo pueden señalar al mal, si cuando les toca a ustedes, los religiosos ahí sí, las disculpas y que son humanos (Garavito no lo es?), y que no son todos  y que es un ataque a la Iglesia y que es contra el Papa. No curas, no, dejen tanta lamentación, no volvamos a la época de los Borgia, exijamos, los bautizados en todas las religiones, de todas las creencias, los comunistas, que  esos violadores sean castigados con todo el peso de la ley humana, no la “divina”, por que ésta parece que es “¡hay divina¡”: de maricas.

Y después nos quejamos de tantas cosas malas si lo que estamos es ¡podridos¡ ¿excomulgado?
[email protected]

PD :Invito a mi exposición “Expresiones” hoy en la Cámara de Comercio, 7 p.m.

Columnista
8 abril, 2010

¡Qué vergüenza¡

Feel the sand on your feet, not your wardrobe weight.
Germán Piedrahíta R.

DOS PUNTOS Por: Germán Piedrahíta R. ¿Es usted católico? ¿Seguidor de Jesucristo? ¿Acepta al espíritu santo? ¿Le reza a la Virgen? ¿Reconoce al Papa como representante de Dios en la tierra? ¿Escucha a monseñores, cardenales, obispos, curas? ¿Va a misa? ¿Cree en Dios? Pues es hora de que haga un verdadero acto de fe y […]


DOS PUNTOS

Por: Germán Piedrahíta R.

¿Es usted católico? ¿Seguidor de Jesucristo? ¿Acepta al espíritu santo? ¿Le reza a la Virgen? ¿Reconoce al Papa como representante de Dios en la tierra? ¿Escucha a monseñores, cardenales, obispos, curas? ¿Va a misa? ¿Cree en Dios? Pues es hora de que haga un verdadero acto de fe y exija a todos los jerarcas y laicos ciegos,  a toda la iglesia católica, apostólica y romana que se comporte como lo que predica.
En plena Semana Santa, los días más sagrados de ese credo, todos sus directos representantes  se dedicaron a reclamar a los medios y personas que han pedido castigo, sanción y de verdad para los curas pedófilos o mejor, pederastas.
Pedofilia: atracción sexual que un adulto siente por los niños. Eso dice el diccionario, no todos. Claro que no dice si el adulto es hombre  y menos que termine esa atracción con una relación sexual, un atropello o una penetración.
Pederasta: homosexual masculino, especialmente el que siente atracción por los niños. Tampoco dice nada sobre la relación sexual, la penetración o el ser penetrado, pero se deduce.
La vergüenza, lo triste,  es tanta exculpación, tanto señalamiento ahora individual, dejando de lado a la Iglesia, toda, cuando ustedes señoras rezanderas, ustedes nazarenos, ustedes acólitos, ustedes los de golpes de pecho, los que se aglomeran en las procesiones, se ponen cruces de ceniza, comulgan, todos los católicos terminamos siendo igual o más culpables que los confirmados como curas pederastas o gays, no dejemos los eufemismos, curas maricones que se aprovechan de los niños.
Ahora bien, en nuestro nuevo mundo, siglo XXI ya los maricas tienen su propio espacio, son reconocidos y como tal deben ser respetados por su forma de sentir y de actuar sin que transgredan las leyes y normas sociales aunque hoy la nota de moda es la salida del closet. Pues que salgan todos esos religiosos flojos de la cola y de gustos inversos y que sea usted señor papá, señora mamá, quien decida si envía a sus hijos a reuniones, tertulias, paseos, retiros espirituales con el cura, el obispo, el monseñor que por haber salido del closet ya se sabe que es marica y si después su hijo le cuenta de la rasquiña porque el padre se lo “comió” pues no hay problema: soldado avisado no muere en guerra, y no le de pena el término, no es gay, ni homosexual, es marica.

A nuestro obispo y curas vallenatos, ¡no sean sinvergüenzas¡ tengan “cojones” y exijan que esos malos pastores sean expulsados de la Iglesia, su Iglesia y que sea la justicia de los hombres(ja) la que juzgue a esos lobos, por que su silencio, su supuesta obediencia y sus disculpas nos ponen a pensar mal, en que quizá, también ustedes tienen la canoa inundada.
Con qué cara pueden pedir ustedes justicia, paz, rectitud, honradez, no violencia; cómo pueden señalar al mal, si cuando les toca a ustedes, los religiosos ahí sí, las disculpas y que son humanos (Garavito no lo es?), y que no son todos  y que es un ataque a la Iglesia y que es contra el Papa. No curas, no, dejen tanta lamentación, no volvamos a la época de los Borgia, exijamos, los bautizados en todas las religiones, de todas las creencias, los comunistas, que  esos violadores sean castigados con todo el peso de la ley humana, no la “divina”, por que ésta parece que es “¡hay divina¡”: de maricas.

Y después nos quejamos de tantas cosas malas si lo que estamos es ¡podridos¡ ¿excomulgado?
[email protected]

PD :Invito a mi exposición “Expresiones” hoy en la Cámara de Comercio, 7 p.m.