Torturan y asesinan a obrero cesarense en finca arrocera

En una de las habitaciones de la finca arrocera fue encontrado muerto el obrero José Edinson Padilla. Foto referencia.

Como macabro y espeluznante fue calificado por las autoridades el crimen perpetrado contra el trabajador de una finca arrocera en el municipio de Sabana de Torres, Santander, donde fue amordazado y torturado con un elemento contundente.

La víctima, José Edinson Padilla, era natural del municipio de San Martín, sur del Cesar, de donde había partido desde hacía varios años en busca de un porvenir para su familia.

Los familiares del campesino manifestaron que desconocían las razones por las cuales lo mataron de una manera tan brutal, por cuanto él no tenía enemigos, ni había recibido amenazas de muerte.

Calificaron el homicidio, como un hecho extraño y misterioso, toda vez que el cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición, luego de dos días de haber salido de su habitación a las labores cotidianas.

Agregaron que los compañeros de trabajo comenzaron a sospechar que al obrero cesarense algo le había pasado, por cuanto llevaba dos días encerrado y de su habitación expelía un mal olor que los puso en alerta, procedieron a llamar a las autoridades cercanas, quienes acudieron al llamado y forzaron la puerta para verificar realmente qué le había ocurrido.

Los testigos de la finca indicaron que el cuerpo fue hallado atado de pies y manos y, al parecer, recibió fuertes golpes, lo cual hace presumir que sufrió una tortura. Tenía hematomas en la cabeza y el rostro, su cuerpo estaba amarrado con cinta, según señala el informe de las autoridades santandereanas.

Los familiares del occiso se trasladaron a la morgue de Medicina Legal en el municipio de Sabana de Torres, para reclamar los restos mortales y trasladarlos a su tierra natal.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN