9 julio, 2013

“Medicina en la UPC será un programa interconectado e incluyente”: Rafael Valle Oñate

Como un proyecto que requiere toda la seriedad del caso porque se trata de la salud y la vida de las personas, catalogó el médico especialista Rafael Valle Oñate, la idea sobre la creación de una facultad de medicina que beneficiaría a las minorías indígenas y afro descendientes.

Rafael Valle, gestor de la iniciativa dijo que no hay dudas acerca del proyecto, y que es una necesidad. Anunció para el 25 de este mes una próxima reunión.

En una reunión que tuvo lugar en la sede de la Universidad Popular del Cesar, el pasado 4 de julio, en la que se hicieron presentes además de Rafael Valle Oñate, gestor del proyecto, el alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás, el rector de la UPC, Jesualdo Hernández, así como directivos y docentes de esta institución en la que se pretende implementar el programa de Medicina, dijo Rafael Valle que este un proyecto interconectado, de connotación mundial pero incluyente.

“Sólo es meterse a Google”, afirmó: “ahí hay parte de lo que hemos hecho; un grupo de científicos, de Australia, Argentina, Holanda, Estados Unidos, Francia, Canadá, Bélgica, y otros países,  acabamos de publicar en Nature, la mejor revista del mundo”. Aseguró que tienen  una red de más de 400 científicos gracias a un  trabajo que se ha realizado en equipo, con vocación, con pasión”. 

Durante su exposición Rafael Valle, especializado en Reumatología en la Universidad de Harvard, también exaltó el periodismo científico como un tema  que reviste gran importancia en el proyecto, y destacó  a  Carlos Fernández, presidente de las Asociaciones Científicas y comunicador de Citytv  y El Tiempo, como uno de los grandes en Colombia.

Hay que ‘blindar’ el proyecto

Rafael Valle “puso el dedo en la llaga”, basado en publicaciones recientes de los principales medios de comunicación colombianos, y preguntó: “¿Por qué las universidades de la Costa están en los últimos lugares? no tenemos hospitales, clínicas; estamos en el último puesto en educación en el Cesar y La Guajira. El primer Departamento tiene un millón de habitantes, el segundo, 500 mil; ninguno cuenta con infraestructura para una facultad de Medicina. 

Dijo Valle Oñate que la mejor manera de “blindar” el proyecto de influencias negativas como la politiquería, es “cuidándolo entre todos, porque le sirve a nuestros hijos, a los nietos, bisnietos y tataranietos” y  haciendo uso de distintas herramientas de la tecnología: “los taxistas, las empleadas del servicio, las secretarias, todos, porque todos tienen celulares. Muchos, acceso a los computadores”. 

Al final de su intervención  recalcó la necesidad de comprometer a los profesionales de la salud que hayan nacido en el Cesar y La Guajira para  trabajar en equipo.

 

Buena convocatoria 

El alcalde de Valledupar, Fredys Socarrás Reales, reveló que Helen Clark, coordinadora de Naciones Unidas,  ministra durante nueve años de Nueva Zelanda,  está interesada en el proyecto en que se beneficiará las minorías. Aspiramos que ella sea una gran aliada, está reconocida por la revista TIME como una de las mujeres más influyentes del mundo”, dijo el mandatario.

Juan Carlos Calderón Araújo, Secretario de Educación Departamental, afirmó que su equipo de trabajo está dispuesto a participar en esta propuesta  y reiteró la necesidad de hacer un esfuerzo para darle sostenibilidad y calidad a un proyecto de esta magnitud. 

Alfredo  Chinchilla, director de la Asociación de Profesionales de Codazzi, trajo a colación las enfermedades que están padeciendo los habitantes de los municipios de explotación carbonífera y  señaló: “La historia va a agradecer a todos los presentes que hagan realidad este proyecto de la facultad de Medicina para minorías.”
Walter Vides Ochoa, representante de la población afro,  le dio la bienvenida a la iniciativa: “estamos muy contentos, no nos va a quedar grande”. 

El Decano de la facultad de Educación, Jaime Maestre, Nancy Hernández Salas, Decana de la Facultad de Salud; Doris Cerchiario Fernández, directora del programa de Enfermería; Arley Vega Ochoa, directora del programa de Instrumentación Quirúrgica; Ana Paredes Castro, directora del Departamento de Microbiología y Martha Salinas Armenta, Coordinadora de Docencia y Servicios del programa de Enfermería, manifestaron su disponibilidad y compromiso para conformar equipos que conlleven a la operatividad de esta propuesta.

El compromiso de la Universidad 

El rector de la UPC, calificó la reunión como fructífera y al dirigirse al gestor  de la Facultad de Medicina para Minorías, reiteró: “nos convertimos en sus seguidores, en aliados estratégicos, esperamos que realice una agenda, que nos de las directrices, para seguir apoyando este gran proyecto, Planeación nos lleva a consolidarlo.”
“Con todo este equipo de trabajo, ávido de aportar lo mejor, estamos dispuestos , agradecidos de antemano, con toda la gestión que viene adelantando para posicionar a la UPC en la región Caribe colombiana, lo único que nos falta es el programa de Medicina”. Anotó.

El secretario general de la Upc, Iván Morón Cuello, se refirió  al programa de Enfermería  como uno de los mejores y reveló que acaban de aprobar una especialización en salud mental. Otra aprobada por el Consejo Superior es la Educación virtual. Dijo que era necesario “ponerse el overol” bien ajustado, trabajar con convicción, con el principio de la unidad sincera, para sacar adelante este propósito. Igualmente ratificó la necesidad de realizar los recaudos pro estampillas y crear el  Centro de idiomas;  “si esto avanza, será una fortaleza que se sumará a este proceso”.  

Por su parte Raúl Bermúdez, Vicerrector de Investigación y Extensión, manifestó que era  una fecha histórica para la Upc,  y sentenció: “si vamos a crear una facultad es para que este en primer lugar, creo que es el estímulo para que los 18 programas de la Universidad caminen en ese sentido”. 

Roberto Daza, actual vicerrector académico y ex rector, dijo: “celebro con regocijo y estoy como un soldado, mi compromiso es total.” 

De otro lado, Carlos Oñate, miembro del Consejo Superior en representación de los ex rectores y docente, dijo que “invito a la clase política a vincularse, que participen, que abracen el proyecto para que sea sólido, logre un blindaje, y se pueda implementar”. 

El tema financiero fue tocado por algunos participantes, como el representante de los Egresados, Jorge Manjarréz, quien hizo énfasis en la aplicación de la Ley 1267  de 2008 para la emisión  de la estampilla pro Universidad Popular: “La universidad esta ávida de esos recursos”.

“No va a ser fácil, pero hay que superar las dificultades, tenemos una facultad de Salud fuerte. Hagamos un equipo para abrir esa cadena que usted trae de Harvard”. Le manifestó  Rosy Cotes Cortés, Representante estudiantil, a Rafael Valle.

La facultad, primera  en el mundo

La creación de la primera Facultad de Medicina para Minorías, es un proyecto innovador en todo el mundo que  será implementado como modelo, en Valledupar. Beneficiaría a las poblaciones de el Cesar y La Guajira, pero de manera especial a indígenas y afro descendientes con el fin de transformar sus condiciones de vida.

Varios docentes de medicina de diversas universidades del país, reunidos en Bogotá para colaborar en este proyecto, señalaron que se podría compaginar la medicina tradicional con la de los indígenas, teniendo en cuenta que esta población está obligada actualmente a insertarse en un modelo de salud que no es el suyo.

Carlos Fernández, Presidente de la Asociaciones Científicas que agrupa a más de 63 asociaciones en el país, dijo en torno al programa: “es novedoso, pertinente y necesario;  ser generadores de un modelo educativo que respete ese elemento tradicional. Más allá  de un componente regional, lo vemos de trascendencia nacional”.