Las lluvias no se han acabado

El departamento del Cesar no es de las regiones más afectadas por la temporada invernal. Las lluvias registradas en noviembre sí han dejado afectaciones, pero no tan graves, que pueden atenderse sin contratiempos por parte de las autoridades.

Según la Unidad Nacional de Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD) se han presentado hasta el momento en todo el país 47 deslizamientos, 68 inundaciones, 48 vendavales, 23 crecientes súbitas, 4 tormentas eléctricas, 3 granizadas y una remoción en masa.

Las zonas donde se han registrado más afectaciones, son la zona Caribe, especialmente la región de La Mojana, y la región Andina (norte de Bolívar, Cartagena, Santa Marta, Bucaramanga, Ibagué, Cali y Neiva). En total son 145 municipios del país visto afectados y 8.744 familias damnificadas, y un reporte de 15 personas fallecidas, 78 heridas y dos personas desaparecidas.

En la última semana las lluvias han disminuido, en el Cesar y los corregimientos del norte de Valledupar que habían estado en alerta por las creciente súbitas ya está bajando el nivel del agua que había inundado cultivos. Sin embargo, eso no quiere decir que ya no va a llover más. El Ideam prevé lluvias hasta el 15 de diciembre, por lo tanto el llamado es para los alcaldes, el gobernador del Cesar y la comunidad a seguir en alerta y a mantener los planes de contingencia que puedan prevenir hechos lamentables por deslizamientos o inundaciones.

Replicamos la frase del director de la UNFRD, Oscar Iván Márquez: “La mejor opción es la prevención”. En los poblados ubicados en la Sierra Nevada y la Serranía del Perijá, donde hubo daños en las vías de acceso, no pueden bajar la guardia. Ya están identificados los sitios de mayor vulnerabilidad por deslizamientos, inundaciones, lo que permite tener un mejor manejo de la situación.

Quedan pendientes en el Cesar para el próximo invierno, entre esos el puente del corregimiento de El Alto de la Vuelta, para que esta comunidad no se quede incomunicada en temporada invernal.

Desde el año 2012 el gobierno nacional viene trabajando en 5.400 obras de mitigación y prevención, que han beneficiado a más de siete millones de personas, con una inversión de 5.5 billones, muchos de esos recursos han llegado al Cesar, pero se requiere que inviertan en puntos neurálgicos para prevenir afectaciones futuras, como las vías rurales.