Iván Villazón prepara el álbum 30 de su carrera

Iván Villazón graba en Valledupar su nuevo álbum.

Ad portas de cuatro años sin tener una producción de carácter comercial en el mercado, el cantante Iván Villazón trabaja sobre lo que será su disco número 30, en 34 años de carrera artística.

Con el acordeón del rey vallenato, Saúl Lallemand, Villazón ya presentó el año anterior dos canciones como anticipo de este compacto; ‘Solo quiero amor’ es autoría de Amilkar Calderón y ‘Tú caes’ de ‘Gabby’ Arregocés. La de Calderón es una obra romántica en la que el autor expresa su melancolía gracias a un símil entre el universo y las mujeres. Indica que espera de Dios una estrella que lo guíe hasta encontrar una luna llena que solo brille con su sol. El contenido completo será publicado en el último cuatrimestre de este 2018.

La producción que se está realizando en los estudios de Javier Mugno, ubicados al suroriente de Valledupar traerá canciones de autores como Rafael Manjarrez, Efrén Calderón, Aurelio Núñez, Everardo Armenta, ‘Juancho’ Polo Valencia, Jorge Valbuena, Iván Ovalle, Romualdo Brito, Fernando Dangond Castro, Luis Durán Escorcia, Hernán Urbina, Melkis Suárez, Rolando Ochoa y Alejandro Durán Díaz.

La semana anterior, Villazón hizo las pistas de dos paseos, obras de Fernando Dangond y Rolancho Ochoa, además de un merengue de Alejandro Durán.

‘El Cantor de Cantores’, como es conocido, tiene el reto de mantener o superar la aceptación del CD ‘El camino de mi existencia’, donde hay grandes éxitos de la talla de ‘Una canita al aire’, ‘Que vuelva’, ‘La yuca y la tajá’, ‘De amanecida’, entre otros.

La carrera

Villazón y Lallemand han hechos 10 álbumes juntos en más de 10 años de ser pareja musical. Tuvieron una separación en 2007 y se reencontraron para complacer a un público que los pedía en tarima y grabaciones.

Los inicios del cantante nacido en Valledupar se dieron en 1984, cuando apareció como uno más del folclor de la mano con ‘Fello’ Gámez en el acordeón. Lanzó su primera producción titulada ‘El Arco Iris’. Después grabó un compacto con Orangel ‘Pangue’ Maestre (‘Una voz y un rey’), otros dos con Raúl ‘Chiche’ Martínez (‘Vamos a amanecer’ y ‘Los virtuosos’), así fue cogiendo forma su carrera para llegar al reconocimiento especial de ser rey en el Festival Vallenato, tocando la guacharaca y cantando cuando acompañó a Gonzalo Arturo ‘El Cocha’ Molina, en 1990.