Excompañera sentimental lo mató a puñalada en medio de una riña

la presunta homicida, registra una herida en la frente, golpes y traumas en el rostro, responde al nombre de Filomena Escorcia Rivera, de 51 años, oriunda de Valledupar.

La mujer al parecer trató de defenderse de las agresiones verbales y físicas del hombre, que llegó su casa, luego de enterarse que se encontraba en una fiesta familiar la noche de las velitas.

Funcionarios de criminalística de la Sijín de la Policía Nacional, quienes fueron los encargados de la inspección y reconocimiento del cadáver, identificaron a la víctima como Wilson Romero Reyes, de 55 años de edad, natural de Valledupar, residente en el barrio El Páramo de la capital cesarense. La víctima era padre de tres hijos y se dedicaba a la venta de tintos en el sector de Mercabastos.

Entre tanto, la presunta homicida, que registra una herida en la frente, golpes y traumas en el rostro, responde al nombre de Filomena Escorcia Rivera, de 51 años, oriunda de Valledupar, quien se encuentra recluida en el servicio de urgencias del Hospital Rosario Pumarejo de López, bajo custodia policial.

De acuerdo con el relato de una de sus sobrinas, quien pidió reserva de su nombre, la mujer fue sometida a injurias e improperios y luego la golpeó en presencia de dos menores de edad, por lo que ella se armó de un cuchillo y le dio en defensa propia.

“Ellos tuvieron una relación sentimental, pero desde el año 2015 ya no vivían, porque no se comprendieron y quedaron de amigos, pero él la seguía celando. Sin embargo, él se comportaba muy agresivo, la maltrataba mucho tanto de palabras, como físicamente y eso la tenía aburrida a ella, toda vez que cuando aún mantenían la relación, él le partió el pómulo izquierdo por un arranque de celos en una reunión familiar. Pese a esas agresiones, ella nunca lo denunció ante las autoridades”, señaló.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN