Djokovic retornó a las canchas pisando firme

Djokovic jugó su primer partido en los últimos 181 días con una manga compresiva cubriendo su brazo derecho.

En su estreno en el torneo de exhibición Kooyong Classic de Melbourne, el tenista serbio Novak Djokovic venció por 6-1 y 6-4, al austríaco Dominic Thiem, choque en el que el exnúmero uno del mundo volvió a competencias después de seis meses de ausencia producto de la lesión crónica en el brazo derecho.

“Djokovic jugó su primer partido en los últimos 181 días con una manga compresiva cubriendo su brazo derecho. Sólo eso recordó su dolencia, ya que el jugador de Belgrado, ganador de doce títulos de Grand Slam, se mostró competitivo”, dijo EFE.

Sus declaraciones a EFE dan fe de las ganas que tiene la raqueta serbia de volver a figurar en las primeras casillas del escalafón mundial: “Llevaba seis meses esperando este momento”, dijo tras el choque. “Me siento genial”, apuntó. Satisfecho por el nivel mostrado ante el quinto mejor jugador del circuito masculino, ‘Nole’ aseguró que este duelo le permite saber dónde está y comprobar que el trabajo realizado junto a su equipo a lo largo de la pretemporada “funciona”.

“Todo ha salido bastante bien”, celebró el serbio. “Especialmente el servicio, que era una de las grandes incógnitas por la lesión en el codo. Ése era un golpe que no podía hacer en julio y por esa razón decidí parar en Wimbledon”, explicó a EFE.

Según la revista MARCA, el exnúmero 1 del mundo renunció en el comienzo del curso al torneo de exhibición de Abu Dabi y al evento de Doha, ya perteneciente al circuito de la ATP, para continuar su puesta a punto antes del primer Grand Slam de la temporada.