Develan monumento en honor a Leandro Díaz

Carlos Vives cantó los clásicos de Leandro Díaz durante el acto inaugural del monumento.

El cantautor que veía con los ojos del alma, Leandro Díaz, desde ayer se roba todas las miradas con un busto gigante en su honor.

La develación de la obra de los artistas plásticos Misael Martínez y John Peñaloza, tuvo como invitado especial al cantante Carlos Vives, por lo que el acto solemne se convirtió en una improvisada parranda, en la que el artista samario interpretó los clásicos de Leandro Díaz, junto a su hijo Ivo Luis Díaz y el alcalde de Valledupar, Augusto Ramírez Uhía.

“Agradecerle a la ciudad, a la Alcaldía y a su equipo de trabajo por tener presente con este monumento, la vida de un hombre que le ha dado mucho a nuestra música, que le ha dado mucho a la región, es algo que la gente quiere ver”, dijo Vives.

Matilde Lina y otros de los clásicos de Leandro, le trajeron al homenajeado del Festival Vallenato, recuerdos de cuando empezó a enamorarse de la música de caja, guacharaca y acordeón.

“Es un juglar que tuve la suerte de conocerlo de niño, estar cerca de su familia, estar cerca de Ivo, de su hijo, y de él; el cariño por esos seguidores que tenía en Santa Marta”, declaró Vives ante decenas de curiosos que llegaron al monumento ubicado en la intercepción de la carrera 9 con carrera 12, en el norte de Valledupar.

Con este homenaje se recuerda al juglar que siendo ciego describía su entorno y lo convertía en canción. “Leandro ahí representa a esos hombres que a loma de mula hicieron el vallenato”, afirmó su hijo Ivo.

Datos de la obra

Este monumento fue elaborado con “un concepto folclórico tipo busto a gran escala, cuenta con una medida de 2.40 metros desde la parte superior de la cara hasta el cuello, con 1.80 de ancho y una profundidad promedio de 90 centimetros. Este busto está sujeto en un pedestal metálico con acabados en piedra oscuras de alto y bajo relieve, cuenta con luz led en el contorno y un reflector en la parte frontal”, explicó Jhon Peñalosa, uno de los escultores.

La figura fue construida en resina epoxica con una estructura metálica interna que garantiza la durabilidad. Un recubrimiento en pintura poliéster color bronce y una pátina (material que se aplica a todas las esculturas para matizarle el dorado y al tiempo darle volumen y profundidades a las figuras humadas), además cuenta con una capa de poliuretano transparente para protegerlo de la inclemencia del tiempo, el cual requiere mantenimiento preventivo cada 6 años.

“Hoy Valledupar se pone a cuentas con el legado con la vida y obra musical del maestro Leandro”, recalcó el alcalde Augusto Ramírez Uhía, como gestor de la obra que se convierte en otro de los atractivos turísticos de la ciudad.

Martín Elías Mendoza / EL PILÓN
martin.mendoza@elpilon.com.co