Desalinizador solar purifica agua en La Guajira

Este es el desalinizador creado por estudiantes de la Universidad Nacional.

El desalinizador fue desarrollado por estudiantes de Ingeniería Eléctrica, Civil y Electrónica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), genera medio litro de agua potable en una hora, gracias a los siete kilovatios de energía que se obtienen de los rayos solares en esa región del país.

“De allí nació el prototipo, que tiene por objetivo llevar el agua a cierta temperatura para que se genere vapor y luego esta salga pura, mientras el dispositivo recoge la sal, la arena y los microorganismos”, comenta Jeisson Abello, integrante del grupo desarrollador.

Para usar la energía solar aplicaron conocimientos en óptica de refracción y reflexión en elementos cóncavos que permiten transferir esta la energía para calentar el agua.

Según el Ministerio de Minas, la incidencia energética del Sol por metro cuadrado es de siete kilovatios por hora en el lugar donde se está implementado el dispositivo; una de las más altas del país. “Es mucha la energía que se puede acumular allí; cuando la temperatura baja entre 24 y 25 grados centígrados, los kilovatios registrados están entre cuatro y cinco”.

Para funcionar, el desalinizador requiere de dos partes fundamentales: el foco (tubo horizontal) y la parábola, es decir el espacio cóncavo del sistema, o la lámina. En esta, como en los espejos, se refleja la luz cambiando la dirección hacia el tubo.

“El prototipo solo funciona con el movimiento del Sol durante el día, de oriente a occidente, por el movimiento de la Tierra en el que el Sol siempre va a pasar por encima de la luz generando energía enfocada en la lámina”, agrega Jeisson Abello, estudiante de la U.N.

El proceso

Los rayos del Sol que llegan a la zona cóncava son dirigidos al único punto que funciona como catalizador de esa energía, un tubo que hierve el agua. Cuando el líquido está en el tubo la temperatura llega a los 100 oC y se presenta el fenómeno de la evaporación.

“Después el agua escapa de su fluido natural mezclado con tierra, sal y otros materiales que están en el mar, y ese vapor se transmite por la parte vacía del tubo –parte superior– llegando al enfriador o condensador a través de un empaque de caucho por donde escapa el aire mezclado con agua líquida que se desplaza hacia el condensador”, explican los estudiantes de la U.N.

“En el condensador empieza el proceso de enfriamiento del agua, y luego el de la evaporación; al pasar por ese tubo se acumulan gota a gota produciendo agua pura”, explican los desarrolladores del prototipo.