En corraleja en Astrea, lo corneó un toro

Martín José Rivera Corzo, amante de las fiestas bravas, recibe atención médica en el servicio de urgencias del Hospital Rosario Pumarejo de López de Valledupar. Foto de referencia.

El auxiliar de un banderillero que asiste a las corralejas en los puebles de la región Caribe, resultó corneado por uno de los toros en el segundo día de corralejas en el corregimiento de Arjona, municipio de Astrea, que se desarrolla en el marco de sus fiestas patronales.

El lesionado, quien tiene una herida en la parte baja de la espalda, fue identificado como Martín José Rivera Corzo, de 21 años de edad, natural de Barranquilla y residente en el municipio de Fundación, Magdalena, desde donde llegó el banderillero Víctor Dávila a la fiesta brava.

El corneado fue sacado de la corraleja en una camilla, luego de que el banderillero, su amigo de recorrerías, alejara al toro con la manta roja, allí fue atendido por personal paramédico y luego trasladado hasta el hospital del municipio de Astrea, de donde lo remitieron al Hospital Rosario Pumarejo de López, de Valledupar. Hoy en horas de la mañana, estaba a la espera de que llegara el médico cirujano a evaluarlo y determinara si era o no necesario intervenirlo quirúrgicamente.

“Yo siempre ingreso a las corralejas a desafiar a los toros, recuerdo que estaba frente a él y medio miré en segundos hacia atrás, cuando me lo veo es encima, cuando traté de correr, tropecé y me caí. De inmediato comenzó a embestirme con los cachos, a pisotearme y revolcarme contra el suelo. Este es uno de mis hobbies, que practico siempre por gusto y como una forma de recrearme. Es mi atracción predilecta, siempre acompaño a mi amigo banderillero a donde él siempre va y es la primera vez que me embiste un toro, que por fortuna parece que no es mucha gravedad. Esto que me pasó, no me va hacer retirar de las corralejas, una vez me mejore de la cornada, los estaré desafiando nuevamente, porque es mi modo de vivir”, precisó Rivera Corzo en una de las camillas del centro asistencial.

Explicó finalmente que él es la persona que transporta en motocicleta a su amigo el banderillero a cada una de las poblaciones donde realizan corralejas, y afirmó que él fue quien lo salvó de que el toro lo matara a cornadas.

Por Abdel Martínez Pérez /EL PILÓN