Carmencito, el juglar de la nota gruesa

José del Carmen Mendoza López.

Como la mayoría de juglares vallenatos, José del Carmen Mendoza López cantó, compuso e interpretó canciones alusivas al corazón, al sentimiento vuelto canción. Su vida giró en torno a la música, aprendió a tocar el acordeón de su padre, pero el arrugado instrumento que durante más de medio siglo llevó en el pecho se cerró para siempre la madrugada del 21 de abril de 2010, debido a una afección cardiaca que le puso fin a sus 72 años de vida.

Sus hijos varones heredaron la pasión por la música: Luis José, guacharaquero que luego fue catedrático de Administración de Empresas en la Universidad Popular del Cesar (Q.E.D.P); Wilber Jesús, rey vallenato en varios festivales, a excepción del realizado en Valledupar, y compañero musical de reconocidos artistas como Miguel Morales, ahora dedicado al vallenato góspel; Carlos José, más conocido como ‘Kalata’, también destacado acordeonero, que en las recientes versiones del Festival Vallenato ha llegado a las finales del concurso pero le ha sido esquiva la corona; Albes Jesús, durante muchos años cajero, guacharaquero y ahora técnico en reparación de acordeones.

Hay otra generación que no dejará morir el legado del mariangolero que se abrió paso en Valledupar con la nota gruesa de su acordeón. Su nieto José Mario Oñate Mendoza, hijo del rey de la piqueria 1989, Luis Mario Oñate, es uno de los acordeoneros con mayor proyección en el vallenato moderno, actualmente es pareja musical de Rafael Santos Díaz. También está su otro nieto Andrés Beleño Mendoza, hijo del primer rey de la piqueria en el Festival Vallenato, Andrés Beleño Paba. ‘Neno’, como es conocido este artista, es productor y acordeonero de Alex Manga, una de las voces más recordadas de la agrupación Los Diablitos.

Las notas de Carmencito aún son recordadas por los parranderos de antaño, los que bailaban con los discos de Los Playoneros del Cesar, una de las agrupaciones destacadas de la música vallenata en los años que integraban Miguel Yaneth, Isaac Carrillo, Ovidio Granados, Néstor Martínez y Wilson Sánchez.

“Los Playoneros tenían muchos políticos seguidores de su música, entre esos Carlos Hernández Fernández, fanático que siempre los llevaba a su casa, donde mi tía. A Carmencito lo recuerdo con el mayor cariño, tuvo el honor de ser de la escuela de los músicos de Camperucho, Los Venados, Valencia de Jesús, desde el bisabuelo de los Granados, que mantuvieron estilo en sus composiciones y estilo del acordeón”, recuerda el historiador e investigador vallenato Tomás Darío Gutiérrez.

Han paso siete años desde su partida, pero su legado sigue, es perpetuado por su descendencia, la cual tiene una historia propia en la música vallenata.

Por Martín Mendoza / EL PILÓN

 

Judicial

El cuerpo de la víctima se encuentra en las instalaciones de Medicina Legal de Valledupar a la espera de ser entregado a sus familiares.

Un nuevo golpe sufrieron los contrabandistas al ser debilitadas sus estructuras económicas, luego de que las autoridades confiscaron medicamentos, celulares de alta gama, confecciones y cigarrillo de procedencia extranjera, violando claras disposiciones de ley.

El directivo sindical del magisterio en el Magdalena, que se movilizaba en una motocicleta, al parecer invadió el carril y fue embestido por un tracto camión.

Ver más
General

En la misiva que fue publicada por La F.m. , la mujer expresa su indignación como esposa de piloto,

La aerolínea Avianca, está convocando nuevos profesionales para su organización

La universidad pública más grande del país, hoy celebra sus primeros 150 años de existencia al servicio de la educación, la ciencia y la cultura.

Ver más
Deportes

La selección Colombia es dirigida por Roberto Bruno, quien citó a 22 jugadores, que en su mayoría hacen parte de la Liga Argos.

Ver más