Bulimia, obesidad y anorexia, problemas en los jóvenes

Los desórdenes alimenticios son trastornos psicológicos que conllevan a las personas a enfrentar dos extremos de la indebida alimentación; es decir, puede llevar a ingerir grandes proporciones de comidas en poco tiempo o entrar en una dieta vegetariana rígida que puede debilitar la masa muscular. Esta enfermedad afecta principalmente a adolescentes y jóvenes que estén entrando en la edad adulta.

Durante el 2017, la Secretaría Local de Salud en conjunto con el Hospital Eduardo Arredondo Daza realizaron un proyecto a 1.475 personas de Valledupar, identificando quiénes serían los ciudadanos propensos a contraer riesgos de diabetes e hipertensión. El análisis pudo evidenciar que el 37.4 % de las personas encuestadas en la Galería Popular, buses y empresas, sufren de problemas de obesidad mientras que, el 22.3 % fueron diagnosticadas con sobrepeso.

En la capital del Cesar se han adelantado campañas masivas una vez al mes en colegios y zonas de la ciudad promoviendo la actividad física. Sandra Patricia Alonzo Méndez, coordinadora de Dimensión de Vida Saludable en Condiciones no Transmisibles, comentó que la educación alimentaria es fundamental en la niñez. “Se debe tener cuidado con los factores predisponentes como por ejemplo que el joven crezca en un sector donde la familia no tenga control de alimentación”. Además, el tema hereditario toma fuerza en este problema.

¿Cómo prevenir la los malos hábitos?

Las personas deberán estar alerta frente a la bulimia y obesidad, dos trastornos causados por los desórdenes alimenticios que afectan, prematuramente, a mujeres en etapas de desarrollo, aunque la población masculina afectada ha aumentado. La doctora Sandra Alonzo comenta que el sobrepeso ha tenido reportes registrados de afectar a las personas mayores de 40 años pero no es un concepto determinante. Los jóvenes a la fecha están contrayendo esta anomalía desde temprana edad, algo que puede ser ocasionado por los excesivos hobbies de ver televisión y jugar videojuegos, o no practicar algún deporte. En cuanto a la anorexia se recomienda analizar comportamientos de las jóvenes principalmente, un punto clave es cuando no desean alimentarse delante varias personas sino que deciden aislarse.

¿Cómo prevenir?

Los buenos hábitos alimenticios son cruciales para mantener un estado se salud favorable a nivel general; disminuir harinas (recomendable una sola por comida), disminuir azúcar, aumentar el consumo de frutas, productos que ayudan con su fibra a aumentar el proceso de digestión; consumir verduras (recomendable dos porciones por día) y actividad física, 30 minutos mínimo para adultos, una hora mínimo para niños son algunos de los concejos que la doctora Alonzo recalca para evitar caer en estos dos problemas psicológicos y físicos.

Definición de los conceptos

La obesidad está identificada como un trastorno que evidencia los niveles excesivos de grasa corporal en una persona. Es causante de infartos, arteriosclerosis, hipertensión y otras enfermedades.

Por su parte, la bulimia afecta a las personas que comen excesivamente y luego recurren a expulsar los alimentos a través de vómitos. Es común que también utilicen diferentes tipos de laxantes para adelgazar y así mantener un peso ideal no dejando de comer, algo que médicamente no es coherente ni compatible. Aumento de peso, problemas en el estómago, renal, dental y hasta la muerte pueden ser causados por este trastorno.

La anorexia representa la obsesión en adelgazar, un problema que cotidianamente afecta a jóvenes mujeres que psicológicamente sienten miedo en aumentar de peso por evitar ‘dañar’ la figura. Dejan de comer drásticamente para ayudar al metabolismo a disminuir su masa muscular. Desconcentración, debilidad, muertes, problemas de estómago, renales, dentales y otra gran cantidad de enfermedades son causadas por esta patología.

EDUARDO MOSCOTE / EL PILÓN
eduardo.moscote@elpilon.com.co