Asesinaron a cesarense en Santa Marta

Arturo Salas Porras quedó muerto en la silla donde veía televisión.

Las autoridades de Santa Marta buscan a los sicarios que asesinaron de cuatro tiros a Arturo Salas Porras, un cesarense que desde hace varios años estaba radicado en la capital del Magdalena.

El crimen contra el hombre de 44 años y oriundo del municipio de Codazzi, ocurrió a las 7:30 de la noche del sábado en el barrio Timayuí, donde la víctima era propietario de una tienda y papelería de razón social ‘La Fe’.

Arturo Salas Porras se encontraba sentado frente de su negocio viendo en televisión las competencias de los Juegos Olímpicos, cuando llegaron los sicarios a bordo de una motocicleta de alto cilindraje.

Según testigos, los delincuentes se bajaron del vehículo y se acercaron al mostrador de la tienda, solicitaron dos cervezas a la esposa de la víctima, quien estaba atendiendo al público; posteriormente uno de los sujetos se acercó adonde se encontraba Salas Porras y le disparó en bala en la cabeza y el tórax.

Las personas que estaban en el lugar intentaron detener a los pistoleros, pero estos reaccionaron haciendo disparos al aire y huyeron en la motocicleta mientras que el tendero murió desangrado en la silla donde estaba sentado viendo televisión.

La inspección técnica de cadáver la realizaron los investigadores de la Sijín de la Policía Metropolitana de Santa Marta.

El asesinato de Arturo Salas Porras, causó conmoción entre los residentes y exigieron a las autoridades dar con los responsables del crimen que enluta al gremio de tenderos de Santa Marta. El crimen estaría relacionado con el cobro de ‘vacunas’ por parte de grupos de delincuencia común, pero las autoridades aún no han confirmado esa hipótesis.