14 abril, 2019

Tres años después, el misterio rodea la muerte de José Abuchaibe

Con varios interrogantes sin resolver se encuentra aún el asesinato del estudiante de administración de empresas, quien murió a causa de un atentado el 31 de mayo de 2016.

Por: Marllelys Salinas / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co

A menos de dos meses de cumplirse tres años del atentado que le costó la vida al estudiante y comerciante, José Manuel Abuchaibe Araujo, en la capital del Cesar, los móviles de este homicidio continúan aún bajo la lupa de las autoridades que a la fecha, pese a los esfuerzos, aún no terminan de resolver.

Las hipótesis sobre el crimen del joven que en ese entonces tenía 23 años de edad, hasta el momento no se han podido establecer porque aparentemente faltan más implicados por capturar.

“Se han escuchado muchas versiones pero que hasta el momento todas son falsas porque eso no fueron líos de falda, no fueron problemas delictivos, él no tenía problemas con nadie, no le debía dinero a nadie, creo que las autoridades tienen que resolver el asunto porque no está muy claro. José Manuel no supo por qué murió pero utilizaron más de seis personas para asesinarlo, dos motos con cuatro personas, un taxi con dos personas más adentro”, dijo el abogado Juan Carlos Abuchaibe Araujo, hermano de la víctima.

Sin embargo, por este caso las autoridades tienen a dos implicados: el taxista Janis Miguel Carvajal Martínez, quien es judicializado por la Fiscalía 16 seccional y Alfonso Catalino Gutiérrez Amaris, procesado por la Fiscalía 17 seccional EDA.

Ambos fueron detenidos en hechos aislados dado que el primero fue capturado en flagrancia el mismo día del atentado contra Abuchaibe y el otro se vio involucrado al ser detenido por otro crimen, el del comerciante banqueño Gustavo Álzate Giraldo, quien fue ultimado en la capital del Cesar en agosto del 2015 aparentemente por una deuda de 500 millones de pesos.

“Yo creo que ya es justo que se resuelva el capítulo, entiendo que el 26 de abril se realizará el juicio pero espero que no sean aplazadas las decisiones. Ha habido pruebas contundentes contra el taxista y entiendo que la Fiscalía 17 EDA, en cabeza del fiscal Freddy Rivero, lleva una investigación en búsqueda de los responsables y tiene una trazabilidad importante sobre los hechos. Me dicen que hay un capturado por otros homicidios que acepta la participación y hasta ahí entendemos que quiere reconocer quién lo contrató”, agregó Abuchaibe Araujo.

EL ATENTADO

El comerciante Abuchaibe fue ultimado de varios impactos de bala en la calle 16 B, con carrea 14 esquina, cerca al lavadero de vehículos ‘Car Wash’, donde fue abordado por un sujeto en motocicleta que en compañía de otro le dispara y luego al parecer huye en un taxi Chevrolet Spark.

Según la investigación, el vehículo de servicio público alcanzó a ser perseguido por la Policía que en el trayecto fue atacada a disparos.

Más adelante dos personas que se habían bajado del taxi en huida se introducen a un potrero, donde hay un enfrentamiento y resulta muerto uno de los delincuentes identificado como José Manuel Arias Olivella, alias ‘El Brujo’, además es detenido Janis Miguel Carvajal Martínez.

Ante el ataque, José Manuel Abuchaibe es llevado a la Clínica Médicos Limitada y posteriormente trasladado a la clínica Chicamocha S.A., de Bucaramanga, lugar donde a pesar de los esfuerzos médicos fallece el 28 de junio de 2016.

“Dentro de Ias pesquisas se recogieron materiales probatorios y evidencias físicas… como vainillas, una mochila o carriel o bolso negro que tenía Ia víctima, un celular de este más otros elementos consignados en el acta respectiva de inspección a lugares, más una pistola calibre 9 milimetros, y un revólver calibre 38 largo, con un proveedor y un cartucho dentro del mismo. De diligencia de levantamiento de cadáver se encontraron vainillas dentro del taxi y algunos otros elementos al parecer de magia negra”, reza el escrito de acusación contra el conductor implicado, a quien para la fecha se le incautó un celular.

LA FISCALÍA

En el proceso que se lleva en contra de Janis Miguel Carvajal Martínez, la Fiscalía 16 seccional, a cargo de Claudia Paola Fuentes, en audiencia dio a conocer que cuenta con varias entrevistas de testigos y peritos que dan cuenta que Carvajal sí se conocía con alias ‘El Brujo’, homicida de la víctima.

Asimismo, presentó durante el juicio a un perito que indicó que este tenía en sus manos y cuerpo partículas de pólvora que hacen la inferencia razonable de que pudo haber actuado en el suceso investigado.

Entre las otras actuaciones que el ente acusador realizará en lo que queda del juicio está presentar varios testigos de los hechos, policías judiciales, entre otros elementos, que servirían para desvirtuar la presunción de inocencia que tiene el hoy detenido, el cual no aceptó los cargos por los delitos de homicidio agravado y fabricación, tráfico o porte de arma de fuego agravado.

EL OTRO IMPLICADO

Por su parte, la Fiscalía 17 Seccional, representada por Freddy Rivero, en el proceso que se adelanta en contra Alfonso Catalino Gutiérrez Amaris por este crimen, está en miras de verificar un preacuerdo, pues esta persona reconoció el 23 de octubre del 2018, en interrogatorio delante de su abogado, que participó en el ataque de Abuchaibe y de otros casos más, con lo que pretende saldar sus problemas judiciales, según especificó en vista pública el fiscal del caso.

Esto significa que este último implicado sería pieza clave para que las autoridades puedan dar con los móviles por los que cegaron la vida del estudiante y comerciante.

LA VÍCTIMA

José Manuel Abuchaibe Araujo era el menor de cuatro hermanos. Cursaba quinto semestre de administración de empresas en el Universidad Popular del Cesar, era propietario desde los 16 años de un negocio de implementos tecnológicos.

“Él era estudiante de administración de empresas, socio cofundador de la tienda Abuchaibe desde los 16 años: un muchacho trabajador, humilde muy emprendedor, era algo notable, era una persona querida por todos, que todo el mundo amada”, culminó el Juan Carlos Abuchaibe, hermano del fallecido.