Publicidad
Valledupar - 17 agosto, 2022

Se retrasa la entrega de la vía La Paz-Valledupar  

La puja entre Invías y un grupo de  moradores del barrio San Fernando convocó a una nueva reunión entre las partes. Se estima que la obra culmine el 31 de octubre. 

La reunión entre Invías y habitantes del barrio San Fernando se dio este miércoles en ese sector de Valledupar.                                                / FOTO:  JOAQUÍN RAMÍREZ.
La reunión entre Invías y habitantes del barrio San Fernando se dio este miércoles en ese sector de Valledupar. / FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Aunque las obras de pavimentación en concreto rígido desde la calle 47 del barrio San Fernando, sur de Valledupar, se anunciaron para esta semana, un grupo de habitantes se opuso a la operación de las máquinas. 

Esa parte de los moradores continúa en desacuerdo con el paso de la nueva autopista La Paz-Valledupar por esta zona residencial, la cual se conectaría con la glorieta del Terminal de Transportes de esta capital. 

La situación conllevó a que la dirección del Instituto Nacional de Vías, Invías, en el Cesar, presidida por Onna Zuleta, se dirigiera la tarde de este miércoles al barrio para mediar con los manifestantes. 

‘LOS ACUERDOS’ 

Zuleta dijo a EL PILÓN que se había ‘acordado’ atender el problema de aguas lluvias, lo cual “no hace parte del proyecto vial y cuyo costo es de casi 3.000 millones de pesos”.  

Además, según la directora, se socializó un plan de seguridad vial que incluye, entre otras cosas, señalización vertical y reductores de velocidad. 

Aunque esa misma información se discutió el pasado miércoles en el barrio con miembros de la contratista MP Caribe y la Interventoría Cemosa, EL PILÓN observó que algunos ciudadanos anunciaron las vías de hecho.  

Sin embargo, Zuleta Araújo considera que “los habitantes de  San Fernando quieren la obra” y que el descontento se trata de “tres personas”. 


Lea también: Vía La Paz – Valledupar está prevista para el 31 de octubre

LOS MANIFESTANTES 

Los argumentos de los protestantes incluyen “contaminación auditiva y ambiental por el flujo vehicular, tala de árboles y emisiones de dióxido de carbono”, así como el “fin” de la tranquilidad del sector. 

Por su parte, el veedor ciudadano Evelio Daza, aseveró que “por algo dejaron ese lote desde hace 20 años”, haciendo referencia al predio que llega a la glorieta del Terminal y que ya está siendo intervenido. 

Cabe mencionar que la nueva fecha de entrega de toda la obra está prevista para el próximo 31 de octubre.