3 mayo, 2019

¿Qué viene ahora para la plaza Alfonso López?

Después de culminados tanto la Semana Santa como el Festival de la Leyenda Vallenata, la plaza Alfonso López vuelve a ser un lugar de obras para culminar el proyecto de su renovación y mejorar algunos detalles que quedaron en evidencia con el alto flujo de público.

Foto: Joaquín Ramírez.

La remodelación de la plaza Alfonso López ha sido uno de los temas más llamativos en Valledupar en el último año y sobre todo uno de los puntos críticos de la administración local actual, sea para recibir apoyo o quejas.

Como su intervención no había sido culminada en el tiempo que se esperaba, se entregó una parte del proyecto sobre todo con la finalidad de dejar el espacio disponible para dos celebraciones de gran envergadura en la ciudad: Semana Santa y Festival Vallenato. Ahora, una vez pasados estos días la plaza se vuelve a reactivar con relación a las obras de la misma, en las que se buscará ajustar algunos detalles que quedaron pendientes y que las personas que han visitado este escenario han podido evidenciar como algunas baldosas y rejillas para el agua lluvia rotas, entre otros.

El valor del proyecto de redes húmedas para el centro histórico es de $14.260.940.209, de los cuales la Gobernación del Cesar aportará $9.260.940.209 y la Alcaldía de Valledupar $5.000.000.000 Foto: Joaquín Ramírez.


“Tuvimos dos pruebas de carga bastante dicientes, la primero tiene fue lo que tiene que ver con la misa de Semana Santa en la misa del santo patrono, Santo Ecce Homo, más de 20 mil personas se agruparon ese día en este importante escenario, igual durante las fiestas de Festival”, expresó Jorge Maestre, secretario de Obras Públicas del municipio.

Al tiempo, reconoció Maestre, aunque les fue muy bien han encontrado algunos detalles que ya han puesto en conocimiento tanto de la interventoría como del contratista y que tienen que ver con los bordes en la plaza y algunas piezas en mármol que fueron destruidas. “Digamos que no soportaron el peso y eso se debe a una mala instalación, eso cuando la piedra no se coloca bien, no se instala bien, no se corta bien y quedan de pronto bordes volando tiende a ocurrir este tipo de situaciones, a pesar de estos hay que hacer claridad que la obra aún no ha sido recibida por la administración, estas situaciones no deberían presentarse en la medida en que las piedras sean instaladas correctamente por tanto atribuimos esa situación a una mala instalación que es subsanable”, sostuvo el secretario.

Inclusive por esto ayer el equipo de Obras Públicas como supervisores del contrato realizó una inspección en toda la plaza para evidenciar la situación y ponerla en conocimiento del contratista. Con relación a lo que las personas identifican como las rejillas para drenar el agua que cae de la lluvia, Maestre sostuvo que se trata de cárcamos, que son unas piedras en mármol que tienen una menor dimensión que las que están ubicadas en la parte de la plaza como tal y que cuando quedan vacíos en el pegante o no se pega completamente la pieza al cárcamo en concreto que es el que recoge todas estas aguas, ocurren estas fracturas y de rompimientos en las baldosas.

En este sentido, reiteró que ya han hecho todos los requerimientos al contratista y recordó que la obra debe ser entregada el próximo 13 de mayo que es cuando vence el plazo contractual, tiempo que tiene el encargado de la obra para poder tomar estos detalles al igual que otros remates por el lado de la carrera sexta, la calle 15 y la calle 16 donde identificaron igualmente algunas piedras fracturadas. “Repito, eso se debe a una mala instalación que hasta que no se subsane, el municipio no entrará a hacer ningún tipo de recibimiento formal”, agregó el funcionario.
Sumado a esto, Maestre también trajo a colación que hay algunos detalles pendientes en la parte interior de la tarima donde estuvo ubicada la sala de prensa y los camerinos, los cuales se tratan básicamente de detalles y remates de obra.

A pesar de tratarse de una obra reciente, hay algunos detalles que las personas no han dejado pasar como irregularidades en el pegamento de las baldosas. Foto: Joaquín Ranírez.


En cuanto a si estos 11 días resultan ser suficientes para que el contratista enmiende todos estos baches hallados en el proyecto, Maestre indicó que ya antes de Semana Santa solicitaron una suspensión del contrato en virtud de que se trataba de un tiempo en el que no tendrían toda la accesibilidad a la obra por las festividades y por consiguiente se retrasaría el tiempo que tienen para poder hacer dichas mejoras.

Sin embargo, consideró que esto no implicaría ampliar la fecha o hablar de una prórroga puesto que se trata de detalles menores que no requieren más tiempo que el plazo adicional ya dado, por lo que también han pedido al contratista que redoble los esfuerzos ahora que no se cuenta con esa notable afluencia de público. “Aspiramos que el día 13 tengamos o hagamos una instalación entre contratista, interventoría y municipio para hacer un recorrido por la zona y verificar que todo puede ser entregado a satisfacción”.

¿Y LA FUENTE?

Uno de los aspectos criticados de la plaza ha sido la fuente ubicada debajo del monumento ‘La Revolución en Marcha’. El atractivo terminó convertido en un lugar utilizado por algunos para bañarse y por consiguiente hacer un uso inadecuado del mismo.

Esta fuente fue una donación de empresarios de la región teniendo en cuenta que dentro del proyecto inicial no estaba concebido nada en específico, entonces asumieron todo el tema del sistema y que quedara así como está. La misma está compuesta por luces y a simple vista se pueden observar algunos tubos de PVC que son los que cumplen con la distribución del agua para generar un juego de agua que resulte atractivo.

Para el funcionario, aunque la instalación podría haberse hecho en otro material al tratarse de una donación, está bien además con lo que ellos observaron durante estos días pasados tanto en Semana Santa como Festival Vallenato, el sistema funcionó bien y provocó que muchísima gente se acercar a tomarse fotos a pesar de las críticas.

A pesar de esto reiteró el llamado a la ciudadanía independientemente de si les gusta o no, o si la estética corresponde o no, para que hagan un uso respetuoso de los espacios públicos. “Eso que sucedió, personas bañándose o regando basura, no puede volver a suceder, y es básicamente como ese llamado y realmente los chorros que es como el gran atractivo, sí funcionan, lo hacen muy bien, entonces vamos a mirar como administración desde la Secretaría General y la Secretaría de Obras Públicas a ver cómo mejoramos ese aspecto”, aseguró Maestre, quien hizo referencia a que al tratarse de una donación la recibieron con el mayor de los agrados, y que si depende de la administración mejorarlo lo harán en aras de que no genere tanta resistencia por parte de la gente.

La fuente muestra a simple vista los tubos de la instalación de la misma, algo que para muchas personas no va de acuerdo con la estética del entorno. Foto: Joaquín Ramírez.

¿Van a volver a cerrar?

Ahora que se habla de mejoras antes de entregar definitivamente la obra de la plaza y teniendo en cuenta que viene otro proyecto alrededor de la misma, el secretario fue claro en cuanto a lo que esto representará para el sector en cuento a movilidad y cambios en el tránsito.

“Se viene otra fase que es con otros recursos y otra entidad ejecutora. Es otro contrato que tiene que ver con la intervención de redes húmedas del centro histórico, lo cual incluye la peatonalización de la calle 15, la construcción de un colector de aguas pluviales por la calle 16 y llevar al mismo nivel de la plaza la carrera sexta”, dijo Maestre.

Al tiempo reveló que con esa intervención se generará otra línea de árboles adicional a los que ya hay sembrados cada uno con su punto de riego, los cuales en el mediano y largo plazo permitirán que se cree el túnel verde que quedó contemplado en el diseño, a fin de que sea una realidad.
Sobre las restricciones precisó que dependiendo de la programación de obras que acuerden con el contratista evaluarán cuál de los costados de la plaza ir cerrando en aras de habilitar este espacio público por completo.

“La verdad es que no vale en nuestra concepción que una vez puesta en funcionamiento y recibida tengamos que volverla a cerrar. Pensamos que las actividades pueden desarrollarse de tal manera que no sea necesario un cierre total de la plaza”, rescató.
Ahora viene un proceso en el que deberán participar el Siva, que está encargado de la construcción del pavimento y colector; la Secretaría de Tránsito y Transporte, y Emdupar que estará al frente del arreglo de las redes húmedas.

“Los recursos para tal finalidad quedaron consignados en el Conpes que da vida a los sistemas estratégicos de transporte. No contempla el tema de redes húmedas por lo que tenemos nosotros como municipio o la Gobernación tener que asumir ese tipo de intervenciones”, sostuvo el funcionario.

De acuerdo con lo que se prevé en tiempos, Maestre manifestó que esperan comenzar por tarde la próxima semana y puntualizó en que el proyecto incluye el colector de aguas lluvias que termina en el río Guatapurí, por lo cual tienen que venir a contra pendiente, es decir, deben comenzar desde el río hacía este lado (centro) de la ciudad, lo que provoca que comiencen por la parte de la margen derecha y suban hasta las carreras tercera, cuarta y sexta. El plan de movilidad sería definido más adelante como una obligación que le asiste al contratista de obra en coordinación con la autoridad de tránsito y para el que la administración estará presente y también estará socializando, sumado a toda la intervención en todo el sector, la ciudad y particularmente con los vecinos del centro histórico.

¿Y LOS COMERCIANTES?

Frente al manejo que se dará a la situación de los comerciantes que históricamente han estado ubicados en la plaza Alfonso López, el secretario de Obras Públicas recordó que el aprovechamiento económico del espacio público está regulado y que se establece que todas aquellas actividades que necesiten o generen un aprovechamiento económico en el espacio público deben formalizarse.

“Las ventas en el espacio público por Código de Policía están prohibidas y es una disposición que tampoco la administración ha tomado de manera arbitraria, entonces yo pienso que en la medida en que estos comerciantes realicen las actividades de manera formal ante la administración local, en principio no debería haber ningún tipo de inconveniente, pero para ello habría que surtir el procedimiento de manera legal o de no estarían haciendo un aprovechamiento del espacio público fuera de los parámetros establecidos dentro de la legislación”, relató Maestre.

En este sentido, algunos de los vendedores que se han tenido que apostar en las calles adyacentes a la plaza manifestaron que se encuentran a la expectativa de un proceso que pueda surtir entre ambas partes con el propósito de que ellos puedan seguir desarrollando su actividad sin entrar en discusión con las autoridades.

“La renovación me pareció bien, quedó bien, todavía faltan, detalles como todavía no la han entregado toda, vamos a ver y esperar qué, el arreglo sí sirve”, respondió Eduardo Mojica, quien hace casi 15 años tiene una venta de cholados en dicho lugar. Sobre si las ventas durante el pasado Festival Vallenato correspondieron a lo que se preveía con la transformación de la zona, reconoció que a pesar de que se vio bastante público estuvo regular aunque atribuyó esto a el tipo de producto que ofrece y lo que generalmente busca la gente en dicha época, el consumo de alcohol. Por su parte, Jesús Estrada Yepes, quien completa 49 años ubicado en la plaza cumpliendo con su labor de lustra botas, reclamó que en este y varios festivales la Alcaldía no lo ha tenido en cuenta con los permisos y que siente que para los mismos han sido priorizados otros vendedores que inclusive llegan provenientes de otras zonas del país.

“La renovación de la plaza está muy hermosa, no se le puede quitar. En la actualidad mucha gente viene a mirar la plaza para ver cómo quedó, a mí no me ha servido, tengo casi un año de estar aquí pasando trabajo en mi oficio”, reconoció sobre sus condiciones.

Mientras tanto Luis Eduardo Pedraza, quien trabaja de correría por Colombia, como él mismo manifestó, y hace 15 años está viniendo a la plaza en Festival, declaró: “La verdad de los peores festivales que he visto tanto en ventas como en turismo, en la organización, la verdad fue uno de los peores festivales de la historia. Demasiado vendedor, demasiado desorden en la plaza y mucha desorganización, no hubo quien mantuviera organizado”.

Sobre el porqué está a las afueras, reiteró que no es permitido para ellos poner las ventas dentro de la plaza y que aguardan próximamente por una reorganización.

Ahora, tanto a comerciantes como comunidad en general solo le resta esperar por los avances de este proyecto que ha tenido diferentes capítulos en la capital del Cesar y en el que para todos se guarda el anhelo de que se surtan de la mejor manera posible.

Por: Daniela Rincones Julio / EL PILÓN
danielarinconesj@elpilon.com.co