10 mayo, 2022

Ofrecen recompensa por asesino de manager en Valledupar 

Fernando Armenta Herrera murió de varios disparos que le propinó un sujeto que se hizo pasar por mensajero

Fernando Armenta murió de cuatro disparos.

La Alcaldía Municipal ofreció una recompensa de hasta $20.000.000 para los ciudadanos que faciliten información que conduzca al paradero del asesino que acabó con la vida del manager Fernando Augusto Armenta Herrera en un ataque ocurrido en el barrio Don Alberto de Valledupar. 

Así lo anunció el secretario de Gobierno municipal, Arturo Calderón, tras precisar que las autoridades también iniciaron las investigaciones para dar con el paradero del delincuente. 

No obstante, las autoridades ya determinaron que el crimen sucedido el pasado 7 de mayo respondió a un ataque sicarial que cometió un sujeto en motocicleta. 

“Desde la misma noche cuando estábamos recorriendo toda la ciudad, en eso cayó un fuerte aguacero, desde la ocho de la noche y bueno pudimos constatar con la familia de manera directa, donde estuvo la Policía e igualmente la Sijín, pero fue una sorpresa que haya sido asesinado de esa manera sicarial”, manifestó Calderón. 

EL CRIMEN 

Fernando Augusto Armenta, reconocido por haber impulsado la carrera artística de cantantes emergentes en la música vallenata, fue asesinado con arma de fuego en la terraza de un inmueble ubicado en la manzana 155 de Don Alberto. 

A esa vivienda llegó para departir con su hermano un rato con motivo de su cumpleaños. Sin embargo, a los 20 minutos de estar sentado en el garaje de la casa, se acercó un sujeto haciéndose pasar por mensajero. 

“El sicario llega vestido con atuendos de servicio de domiciliario, en una moto que tenía su caja atrás de servicio, vestido de amarillo, con su casco, y llega a los 15 o 20 minutos de haber llegado el señor Fernando a Don Alberto”, agregó Calderón.  

El delincuente se acercó a la reja y sin mediar palabra disparó en contra de Fernando Armenta Herrera, quien estaba en una silla con los demás familiares. 

Después, emprendió la huida en medio de la lluvia que comenzó a caer el pasado sábado en la capital del Cesar.