Publicidad
Cesar - 27 julio, 2022

“Nos sumamos al movimiento colombiano antifracking”: Foro Ambiental del Cesar 

El colectivo ambiental manifestó que la extracción de gas por medio de fracturamiento hidráulico es una amenaza al derecho constitucional de gozar de un medio ambiente sano en el Cesar. 

El Foro Ambiental del Cesar se sumó a la lucha contra el fracking en Colombia y particularmente sobre la cuenca del río Cesar. La decisión se dio en el marco de la segunda asamblea general.  FOTO: CORTESÍA.
El Foro Ambiental del Cesar se sumó a la lucha contra el fracking en Colombia y particularmente sobre la cuenca del río Cesar. La decisión se dio en el marco de la segunda asamblea general. FOTO: CORTESÍA.

Tras analizar los estudios científicos de la comunidad internacional sobre los impactos socioambientales de la técnica de fracturamiento hidráulico, y que se utiliza para la exploración de gas y petróleo, el Foro Ambiental del Cesar se sumó a la lucha contra esta práctica en Colombia y particularmente sobre la cuenca del río Cesar.

La decisión se dio en el marco de la segunda asamblea general del Foro Ambiental del Cesar, donde uno de los principales temas a debatir se centró en el fracking

Así las cosas, el colectivo ambiental calificó esta práctica extractivista como “dañina” para los territorios, además contamina las aguas superficiales y subterráneas, los suelos y la atmósfera. Así mismo, subrayan la necesidad de pactar un compromiso “mundial” para mitigar de forma efectiva el cambio climático a fin de avanzar de forma “responsable hacia una transición energética justa”. 

Nicolás Mendoza, miembro del Centro de Estudios del Carbón y el Ambiente del Foro Ambiental del Cesar, explicó que esta decisión de aunar esfuerzos con el movimiento ambiental colombiano busca crear una visión sustentable de desarrollo, en el que la vida en todas sus manifestaciones esté en el centro de la gobernanza ambiental, con enfoque territorial y científico que contribuya a las transformaciones que requiere el país. 

Las distintas organizaciones ambientales del Cesar que hacen parte del foro vienen juiciosamente analizando los estudios científicos que dan cuenta de los efectos nocivos para el agua, el suelo y por ende la vida, en asamblea general se tomó la determinación no solo de unirse al movimiento colombiano antifracking sino adelantar una campaña cívica de oposición a esta práctica de explotación de facturación hidráulica”, dijo Mendoza. 

Por su parte, Rodolfo Quinterio Romero, cofundador del Foro Ambiental del Cesar manifestó que la propuesta de realizar extracción de gas en el Cesar por medio de fracturamiento hidráulico es una amenaza al derecho constitucional de gozar de un medio ambiente sano. 

“Lo prudente es abstenerse de realizarla y apelar al principio de precaución. Además, insistir en continuar, a largo plazo, con el uso de combustibles fósiles es ignorar, de manera irresponsable, la innegable crisis climática que ya vive el planeta”, añadió Quintero Romero. 

Entre tanto, Eudis De León Mendoza, otro de los cofundadores del Foro Ambiental del Cesar, instó a la comunidad a denunciar cualquier eventual pretensión de desarrollar fracking en el departamento. 

Instamos a la ciudadanía a estar alertas ante cualquier eventual pretensión de cualquier gobierno de desarrollar fracking en nuestro departamento y aunamos esfuerzos con el Movimiento Ambiental Colombiano para la protección del agua y el suelo”, sostuvo León Mendoza. 

Finalmente, Nadín Arévalo, edil de Valledupar y miembro del Foro Ambiental del Cesar se refirió a la investigaciones científicas que demuestran los impactos socioambientales que causa la práctica del fracking en los territorios. 

Fundamentalmente las investigaciones del Centro de Investigación Johns Hopkins Medicine, que se caracteriza por tener más Nobel de Medicina, han demostrado la relación que causa el envenenamiento de todo el cóctel químico con el cáncer, ya que se hace por medio de fracturamiento de la corteza terrestre a raíz de esto los líquidos se filtran y llegan a acuíferos subterráneos que se utilizan para el consumo de agua y en estas se encuentran sustancias cancerígenas”, acotó Arévalo. 

KAREN LILIANA PÉREZ / EL PILÓN 

@karenperezcol