19 marzo, 2018

Los árboles en Valledupar, un tema para analizar desde la raíz

El próximo viernes se realizará el foro ‘Hablemos del Árbol’, iniciativa liderada por EL PILÓN S.A. que reunirá a expertos de corte internacional, como Carlos Llanos Rojas, certificado por Sociedad Internacional de Arboricultura.

El 40 y 70 % de los árboles se encuentran afectados por plagas y enfermedades.

“La gran importancia de hacer eventos donde se pueda hablar de árboles en la ciudad y sobre todo en Valledupar, es poder difundir información adecuada y correcta acerca de las buenas prácticas y manejo de árboles, tanto en Colombia como en nivel mundial”. Es el mensaje de Carlos Llanos Rojas, considerado como el ‘médico’ de los árboles en Colombia y quien estará en Valledupar en el marco del foro ‘Hablemos del Árbol’.

Este evento de Foros EL PILÓN, apoyado por la Corporación Autónoma Regional del Cesar (Corpocesar), Aseo del Norte, Emdupar, la empresa Arborexp y la Fundación Biosierra, busca según Llanos Rojas, explicarle y enseñarle a los ciudadanos, ambientalistas, vocales de control y sociedad civil, qué se debe a hacer con los árboles, qué es correcto y especialmente, cuáles serían las consideraciones con las especies urbanas, toda vez que son esenciales para la vida de las comunidades.

“La intención del foro es que comiencen a construir conexiones, algunos elementos de política pública que les permitan a los actores hacer cierto tipo de controles, a la sociedad civil, a las autoridades ambientales y a los ejecutores; ya sean las empresas encargadas sobre qué deben hacer y también que permitan construir un mapa de ruta para el manejo adecuado de los árboles”, resaltó el especialista en arboricultura.

La capital del Cesar tiene en sello especial en materia de arboricultura, fue declarada en 1998 por el Ministerio del Medio Ambiente como ‘Municipio Verde de Colombia’. Sin embargo, el panorama ha cambiado debido a la falta de intervención y factores asociados al cambio climático que hicieron descuidar el tratamiento a más de 70.000 especies en todo el perímetro urbano.

“Hace falta llevar a Valledupar las buenas prácticas de manejos de árboles, una forma correcta, métodos de tratamiento para plagas y enfermedades; mucho trabajo sobre el tema de las especies adecuadas para el ámbito urbano de la ciudad, el tema de traslados. En términos generales, que asuman desde la Gobernación, la Alcaldía y Corpocesar, las buenas técnicas novedosas de arboricultura que ya se utilizan en el mundo”, aclaró Carlos Llanos.

Es así como estos temas serán analizados en el foro ‘Hablemos del Árbol’, que se realizará el viernes 23 de marzo, en el hotel Sicarare, a partir de las 8:00 de la mañana. Allí, se estudiarán las formas de podar de empresas de servicios públicos y otras entidades que intervienen en los temas ambientales.

“Trataremos, por ejemplo, las críticas que hemos visto últimamente por las podas anti técnicas que hacen las empresas de energía; a ellos hay que llevarlos de la mano, guiarlos y educarlos, o en su defecto hacer que contraten empresas calificadas en el tema”, afirmó Carlos Llanos, especialista certificado por Sociedad Internacional de Arboricultura.

Panelistas

Como Carlos Llanos Rojas, también darán sus conceptos sobre el arbolado de Valledupar el biólogo Miguelángel Sierra; Kaleb Villalobos Brochel, director de Corpocesar; Miguel Villazón Blay, director de Camacol Cesar; Cristian Martelo Quiroz, gerente de Aseo del Norte.

Para Sierra, con ‘Hablemos del Árbol’ se busca conocer en detalles cuál es la función de la empresa de servicios públicos con respecto al árbol urbano.
“En ejercicio, Aseo del Norte ha querido establecer un contacto con la comunidad a través del foro, con la búsqueda de que todo ciudadano se entere porqué la empresa empezará a trabajar en función a la limpieza e intervención de árboles urbanos”, señaló el también asesor externo de la empresa de aseo en Valledupar y otros municipios del Cesar y La Guajira.

Recientemente, la Gobernación del Cesar, y la Alcaldía de Valledupar, lideradas por el Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS), dieron a conocer el plan de manejo de arbolado para Valledupar, el cual buscará reducir hasta un 92 % las emisiones del dióxido de carbono (CO2), algo que a ciudades como Cartagena, Bogotá o Cali les costaría millones y millones de dólares.

Ambientalistas como Miguel Ángel Sierra calculan que Valledupar puede tener 150.000 árboles, de ellos cerca de 70.000 en sitios públicos, 45.000 a cargo de Aseo del Norte y 25.000 de Electricaribe. La mayoría con inconvenientes fitosanitarios. “Eso a causa del exceso de árboles, el mal manejo y las malas prácticas que se han venido haciendo a través de otras empresas privadas. Hoy por hoy la afectación causada también por el crecimiento urbanístico, la intervención del Siva en avenidas, entre otros proyectos”, recalcó Sierra.

El diagnóstico del plan de manejo de arbolado fue diseñado por la Agencia para el Desarrollo Internacional de los Estados Unidos (USAID), en conjunto con el Servicio Forestal de los Estados Unidos (USFS), e indica que un porcentaje entre el 25 y 40 % de las especies tienen problemas fitosanitarios tras la presencia de plantas parasitas, comején y la hormiga arriera.

En cálculos de dicho plan, explicó el asesor del proyecto Andrés Felipe Meza Araújo, para 2019 esta ciudad llegaría a tener algo más de 430.000 habitantes, por eso se necesitarían más o menos 74.000 árboles para cumplir con el estándar internacional de tres árboles por habitante.

La ruta de Meza Araújo indica que las nuevas especies deben plantarse en la zona rural, mas no en la corregimental. El plan de arbolado evidenció que 1936, es el año que marca la pauta del inicio del arbolado de las zonas públicas de Valledupar, con la siembra de dos mangos en la plaza Alfonso López.

Como ingeniero ambiental señaló que esos árboles podrán sembrarse en las zonas de expansión urbana establecidas en el Plan de Ordenamiento Territorial. Manifestó que en promedio anual, la temperatura del aire en la ‘Ciudad de los Santos Reyes’ es de 29 grados centígrados, con temperaturas en el mes más cálido de 30°C que es marzo, y el mes más fresco con temperaturas de 27.7 °C, siendo octubre.

“Necesita entonces la ciudad iniciar a recuperar espacios naturales que ayuden a contrarrestar efectos del cambio climático, donde el Ideam prevé que las lluvias se reducirán en un 16 % y la temperatura aumentará en 1.9°C, entre 2041 y el 2070”.

Y existen unas obligaciones dentro del Plan de Arbolado, como son: manejar y mantener de manera adecuada los árboles existentes; tratar los árboles enfermos y recuperar sus condiciones; ampliar la cobertura; sembrar la especie correcta en el sitio adecuado; fortalecer capacidades en las instituciones, entre otras.