4 diciembre, 2018

Línea 125: “No le temamos a hablar del suicidio”

La línea de atención telefónica estará disponible las 24 horas del día y los 7 días a la semana. Al otro lado estará un grupo interdisciplinario de expertos para diagnosticar e iniciar la atención según cada caso.

En menos de una semana, la noticia del suicidio de dos menores de edad conmocionó a la población vallenata. Primero, un menor de seis años en el barrio Francisco Javier hallado muerto por su madre cuando regresaba del trabajo. La decisión la habría tomado para evitar un castigo. Y el pasado domingo dos de diciembre cerró con la trágica noticia de la adolescente de 14 años que ingresó a las instalaciones del hospital Hospital Eduardo Arredondo Daza, sede CDV, sin signos vitales después de ser encontrada colgada de un lazo en su habitación. La menor Jaqueline Sánchez Jiménez cursaba noveno en el Colegio Nacional Loperena.

Como Jaqueline y el menor de seis años, otras 28 personas han tomado la decisión de quitarse la vida en Valledupar. Por eso, la Secretaría de Salud Departamental dispuso la línea de atención 125 para prevenir el suicidio.

Esmeralda Guardias, secretaria de Salud Departamental y una de las exponentes de la charla de salud mental que se desarrolló en la mañana de ayer en el Hotel Sicarare, aseguró que el propósito “es dar un nuevo direccionamiento para que la atención sea más oportuna y rápida”.

La línea de atención telefónica estará disponible, según la funcionaria, las 24 horas del día y los 7 días a la semana. “Las personas que quieran ser escuchadas, o que sientan tener problemas emocionales o de salud mental y requieran ayuda pueden llamar a la línea 125. Un grupo interdisciplinario de expertos como médicos y psicólogos estará dispuesto a escuchar”, complementó la funcionaria.

Sin embargo, la línea no es solo para las personas que directamente precisen de atención, también familiares o amigos que conozcan a alguien que quiera ser atendido puede llamar.

“Después de la llamada se iniciará una ruta según los diagnósticos del caso. Detrás de la línea estarán disponibles un grupo de profesionales dispuestos a tender la mano”, anotó la secretaria de Salud. Comparando las cifras, el número de suicidios del presente año (30) duplica a los del 2017 (17) en la capital del Cesar.

Durante la exposición de la línea, la psicóloga María Doris debatió sobre los mitos y verdades del suicidio. Así, contrario a la idea que hablar del suicidio incita a cometerlo, la profesional aseguró que nada más alejado de la realidad: “Hablar de suicidio solo reduce la presión y el desespero de la persona, la ayuda a desahogarse”. Asimismo, el llamado fue a no reducir a simple deseo de “llamar la atención” los actos de aquellas personas que hablan o tienen la idea de suicidarse. “La primera señal es cuando se verbaliza, se empieza a hablar de la muerte. Enseguida se debe empezar con la seriedad que exige para evitar una tragedia”, complementó la profesional. A nivel departamental, 60 personas se han quitado la vida.