9 octubre, 2018

Líderes comunales quedaron insatisfechos con reunión

La actividad se desarrolló dada la situación que se vive en la ciudad luego del atentado que sufrió un presidente de JAC; sin embargo, para los líderes comunales no es suficiente.

Con cierta insatisfacción y descontento quedaron ayer los líderes comunales de Valledupar con relación a la actividad que se desarrolló en las instalaciones del comando de la Policía para tratar el tema de amenazas y la respectiva protección que requiere este gremio y que se ha puesto en su punto álgido a raíz del atentado que sufrió el presidente de la Junta de Acción Comunal del barrio Villa Haydith, Fabián Bautista, quien ya se encuentra fuera de peligro.

En medio de la actividad convocada por parte de la administración local tanto el alcalde municipal como el secretario de Gobierno, los altos mandos de la Policía y el Batallón La Popa, así como la defensora del Pueblo manifestaron el rechazo por lo sucedido y reiteraron el apoyo para estos líderes. Respaldaron el hecho de adelantar investigaciones efectivas que permitan obtener resultados a la vez que brindan las garantías para que estas personas puedan seguir ejerciendo con total normalidad sus labores como voceros de los diferentes sectores de Valledupar y de los corregimientos.

“Queremos salvaguardar la vida de nuestros líderes comunales y de nuestros líderes sociales, queremos que sientan que la institucionalidad los está protegiendo. Hacemos un llamado al Gobierno Nacional, a la Unidad de Protección para que acompañen de manera contundente, milimétrica el accionar comunal y social de estos líderes, queremos que sientan las garantías para que ellos sigan representando a las comunidades. Este es un gobierno comunal que ha estado siempre de la mano de ellos”, expresó Augusto Ramírez Uhia, alcalde del municipio.

De igual manera reiteró el pedido a las autoridades para que se investigue y aclare cuanto antes la situación así como que no hay impunidad en esta clase de hechos y por el contrario recaiga el accionar de la ley sobre los actores intelectuales y materiales de esta clase de agresiones.

Sin embargo, los líderes que asistieron a la reunión no sintieron que la actividad cumpliera con las expectativas que tenían para exponer las problemáticas de delincuencia que sufren en los diferentes barrios. Además discreparon con la realización de otra reunión de carácter privado que también se realizó ayer en horas de la tarde y para la que solo estaban convocados los presidentes de Asocomuna y dos representantes de cada comuna.

Esto, de acuerdo con la autoridades fue planteado así para tener mayor confidencialidad de los casos que se iban a tratar dado que representaban denuncias puntuales.

De igual manera en el mismo escenario, Alfonso Medina, líder en el barrio Villa Haydith, reiteró la renuncia de la Junta de Acción Comunal de este sector como recurso para sentar un precedente que muestre el difícil momento que están pasando.

Por su parte, Javier Olivella Socarrás, presidente de la JAC de la urbanización La Castellana también reiteró su intención de presentar formalmente su renuncia al cargo, a la vez que esperaba reunirse con funcionarios del Ministerio del Interior y de Justicia en la ciudad de Bogotá para llamar la atención del Gobierno Nacional con relación a las necesidades, sobre todo de seguridad, que están teniendo ahora mismo los líderes comunales.