Publicidad
Valledupar Me encanta! - 22 octubre, 2021

“La gastronomía vallenata es polifacética y rica”: expertos en el tema

Los expertos en culinaria vallenata indicaron que la ciudad se ha convertido en un destino turístico y gastronómico debido a su gran variedad, siendo los amasijos las principales atracciones.

Este es el plato típico vallenato elegido en 2016.

FOTO DE ARCHIVO.
Este es el plato típico vallenato elegido en 2016. FOTO DE ARCHIVO.

La gastronomía es uno de los pilares fundamentales dentro del área de turismo en el mundo. De ese modo, Valledupar se caracteriza por su gran variedad, incluyendo allí la culinaria. Se puede afirmar que la cocina vallenata se diferencia de las demás por su pluralidad en los recursos naturales de donde se pueden extraer ingredientes diversos, autóctonos y hasta exóticos.

Aromas, colores, sabores y texturas identifican a la cocina tradicional vallenata, la cual se termina convirtiendo en una grata sorpresa para el paladar. En pocas palabras, la diversidad es la característica esencial de nuestra cocina. Además, la ciudad ofrece una amplia variedad de restaurantes, desde comida típica hasta comida de mar o de carnes.

En esta tierra nos damos el lujo de contar con una amplia variedad de platos para desayuno, almuerzo y cena. La escena culinaria de la ciudad está al rojo vivo, gracias a una generación de chefs que saben cómo poner a trabajar la riqueza agrícola de nuestra ciudad y el departamento.

“En nuestra localidad se come bastante el chivo, ya sea en guiso, estofado o sopa. En las fiestas tradicionales y en las parrandas se consume mucho. Uno de los platos icónicos del Caribe también es la carne desmechada, la cual incluso está integrada en el plato típico de la ciudad”, afirmó el periodista, investigador culinario y chef privado, Julio Celedón.

No obstante, hay unos suculentos platos que se pueden degustar en cualquier esquina de la ciudad, entre los que se encuentran la venta de arepas asadas con carne molida o los típicos fritos, como las empanadas, caribañolas, deditos de queso o bocadillo fritos, así como las arepas rellenas de carne, pollo, chicharrones, y demás.

“La gastronomía vallenata es polifacética y rica. Aquí lo principal son los amasijos, como las arepas de queso y los bollos; nosotros somos una cultura del maíz. En Colombia hay más de 70 tipos de arepas, es un plato icónico colombiano, y la arepa vallenata es de las más sabrosas”, agregó Celedón.

Lea también: ¿Arepa de queso con dulce de coco?: la evolución de la comida vallenata

Asimismo, en los corregimientos y ríos del norte de la ciudad se puede encontrar comida criolla de la región. Tal es el caso del municipio de La Paz, en el que se puede encontrar las típicas almojábanas, un alimento a base de maíz, queso, azúcar y soda, entre dulce y salado, que se asemeja a un pan.

PLATO TÍPICO

En el año 2016 la oficina de Turismo local realizó en la ciudad un concurso culinario, en el cual terminó siendo escogido el plato típico de Valledupar. Este está compuesto por: chicharrón, arepa de queso, arroz de fideo, carne desmechada, plátano maduro asado con queso, sancocho, cupcakes de chilonga, dulce de mango y agua de panela.

Esta preparación sin duda, representa la cultura y pujanza de los vallenatos, el arte culinario de la capital del Cesar muestra el carácter y el poder de toda su gente. Sus platos se reconocen por reflejar la diversidad geográfica y cultural, que se distingue claramente del resto del país, ya que sus comidas son muy elaboradas y contienen sabores inigualables.

Le puede interesar: ¿Qué lugares visitar en Valledupar para vivir la magia vallenata?

“El plato típico vallenato indudablemente está bien elegido, tiene una variedad sabrosa. Es un plato que lleva arepa y sopa, tiene un poquito de cada cosa”, indicó un experto de la cocina.

DULCES

Valledupar es un destino cultural y gastronómico, lo cual es fundamental para generar turismo. Sin duda, los dulces son emblemáticos en nuestra ciudad, en su producción se enmarca la historia de éxito de una tradicional familia que se ha distinguido por los valores transmitidos a sus integrantes. Valledupar no es solo destino gastronómico por su variedad en preparaciones de sal, sino también las dulces.

Los dulces no solo son preparaciones apetecidas en Semana Santa. FOTO DE JOAQUÍN RAMÍREZ.

A lo largo de la historia, en Valledupar han crecido iconos de la cocina de dulce tales como Fidelina Redondo y Rita Lúquez, representante de la fundación sin ánimo de lucro ‘La matrona y sus mujeres artesanales’, quienes han dejado en alto el nombre de nuestra ciudad con sus exquisitas preparaciones. “Crecí viendo la élite vallenata y las personalidades de la época solicitando los dulces para llevárselos a Italia, España y demás lugares; nos decían que sin esos dulces no podían viajar; llegaban a cualquier hora a buscarlos”, recordó Piedad, hija de Fidelina, quien falleció hace más de un año.

Ketty Gutiérrez Maestre/EL PILÓN

Kjgutierrezma.18@gmail.com