4 mayo, 2021

La desesperación por una cama UCI en Valledupar

En la capital del Cesar escasean las camas de Unidad de Cuidados Intensivos, UCI, para pacientes con covid-19. Existen listas de espera.

Hay listas de espera para el ingreso a UCI de pacientes con covid-19.

Varios integrantes de una familia se encontraban este lunes a las afueras de la Clínica Alta Complejidad de Valledupar viviendo el drama de tener a un ser querido hospitalizado, tras ser diagnosticado con covid-19, pero esperando por la disponibilidad de una cama en la Unidad de Cuidados Intensivos, UCI. 

Sus rostros no mostraban otra cosa que no fuera preocupación y una que otra lágrima corría por sus mejillas puesto que su familiar desde hace tres días había ingresado a este centro de salud, pero requería de una UCI para mejorar su condición. 

Este mismo panorama se observa en los alrededores del Instituto Cardiovascular del Cesar, donde familiares de pacientes contagiados con el virus esperan sentados bajos los árboles que les den la noticia que hay disponibilidad de ingreso a una cama UCI. 

Esta situación en la capital del Cesar no es distinta a la que se vive en otras regiones del país, donde igualmente el sistema de salud está colapsado debido al tercer pico pandémico por el que se está atravesando, que ha llevado no solo al lleno total en las Unidades de Cuidados Intensivos, sino también que empieza a escasear el oxígeno hospitalario y que el personal médico especializado para estos tipo de complejidades se encuentre agotado debido a que la mayoría cumplen con jornadas largas de trabajo, incluso hasta de 30 horas. 

Lea también: La odisea de pacientes covid que esperan por una cama UCI en Valledupar

El secretario de Salud del Cesar, Hernán Baquero, indicó que tanto la ocupación de camas UCI como la lista de espera de pacientes por ingreso a una de estas es muy cambiante debido a que diariamente se realizan acciones para ir ubicando a pacientes, pero también el número de casos va aumentando. 

Hasta este lunes la alerta roja estaba con la ocupación de camas en un 90.3 %. De las 454 camas UCI con que cuenta el departamento, 92 están ocupadas con pacientes no covid-19; hay 216 casos positivos en UCI, 94 sospechosos de covid-19, 33 camas disponibles para camas UCI no covid-19 y 10 camas disponibles de camas UCI para pacientes covid-19. 

“No hemos llegado todavía el 100 % de ocupación de camas UCI. Es importante aclarar que una cosa son las solicitudes que se tienen en Cuidados Intensivos las 24 horas del día y otra son los pacientes que se encuentran pendiente de ubicar en UCI en el departamento del Cesar. Cada vez que avance más la pandemia vamos a tener más dificultades, así tengamos camas disponibles en ubicación de pacientes porque todo esto es muy cambiante y en todo momento están ingresando pacientes y van siendo ubicados en el día a día.  Las camas UCI covid-19 constituyen diferentes requerimientos; hay camas no covid que se han convertido en camas covid para poder cumplir con los requerimientos lo más pronto posible”, aseguró el secretario de Salud del Cesar. 

¿QUE PASÓ CON LOS CENTROS DE CONVENCIONES? 

En el 2020, a los pocos meses de iniciar el confinamiento por la pandemia del coronavirus, la Gobernación del Cesar adecuó los centros de convenciones Crispín Villazón y Paisajes de Sol en centro de atención médica de baja complejidad con 150 camas, para lo cual se invirtieron en ambas infraestructuras $854 millones. 

Camas para hospitalización en el centro de convenciones Crispín Villazón.

No obstante, en este pico pandémico las mismas no han sido utilizadas por pacientes. 

Le puede interesar: Pastilla de Pfizer contra el coronavirus estaría lista para antes de fin de año

Frente a esto, Baquero indicó que serán habilitadas cuando se tenga la baja complejidad congestionada, lo cual aún no ha sucedido. “Estos centros serán habilitados para pacientes de baja complejidad; estos sitios no con UCI. Es imposible crear salas de cuidados intensivos cuando hay escasez de oxígeno, equipo médico especializado agotado, entre otros requerimientos que se necesitan”, explicó. 

Igualmente aclaró que estos lugares no han sido inutilizados desde que se adecuaron. “Paisaje de Sol está habilitado para el proceso de vacunación, también se han hecho tomas de muestras masivas a diferentes sectores y el año pasado se recibieron reclusos de municipios que necesitaban aislamiento, como también pacientes de otros departamentos como de Bogotá, Medellín y Pamplona; sin embargo, en este pico se están adecuando para recibir pacientes de baja complejidad estables, pero no se van a convertir en un hospital”, subrayó el secretario de Salud Departamental. 

“LA SITUACIÓN ES BASTANTE PREOCUPANTE EN LA CIUDAD”: SALUD MUNICIPAL 

Por su parte, la secretaria de Salud de Valledupar, Lina De Armas, indicó que la situación de ocupación de camas UCI en la ciudad es bastante preocupante. 

“El porcentaje de ocupación está casi en el 100 % y no baja, desciende al 97 % y vuelve al 100 %; tenemos personas esperando camas UCI, incluso familiares haciendo trámite en la misma desesperación con otros departamentos donde los puedan albergar. Seguimos con las estrategias para evitar contagios, pero seguimos alarmados”, explicó la funcionaria. 

Dijo también que siguen expandiendo la red de tomas de muestras con las IPS y EPS del municipio que se encargan de las pruebas de PCR para poder llegar a más personas y tener los casos positivos controlados. 

Lea también: Farmacéuticas BioNTech y Pfizer solicitaron aval para vacunar a adolescentes en Europa

Igualmente refirió que se adelanta un trámite en la Clínica Alta Complejidad, donde se instalarán tres camas ECMO para el servicio de la comunidad y que los pacientes puedan salvar sus vidas.  

SEGUNDA DOSIS DE LA VACUNACIÓN 

Durante este fin de semana el Hospital Eduardo Arredondo Daza, en coordinación con la Secretarías de Salud municipal y departamental, llevó a cabo una jornada masiva de vacunación contra el covid-19, en la cual aplicaron  2.300 segundas dosis de la vacuna Sinovac a adultos mayores de 70 años que estaban pendientes de completar su esquema de inmunización, agotando en su totalidad los biológicos entregados para esta población. 

Cabe aclarar que en Valledupar se avanza con la aplicación de las primeras dosis a los adultos mayores de 65 años y se prepara para iniciar con la población de 60 a 64 años, que será con agendamiento previo.