12 junio, 2019

Julio Casadiegos testificó en proceso penal contra diputados

Los siete diputados están acusados del delito de prevaricato por acción por haber dejado sin voto a Julio César Casadiego en la sesión del 9 de febrero de 2016.

Cuatro de los siete diputados llamados por la Fiscalía acudieron a la cita en el Juzgado Penal del Circuito.

Foto: Joaquín Ramírez

Ante el juez penal del Circuito con Funciones de Conocimiento de Valledupar se presentaron ayer los diputados Camilo Lacouture, Eduardo Santos Flórez, Alfredo Pinto y Gelver Cárdenas en el marco del proceso que ante la Fiscalía instauró el exdiputado Julio César Casadiegos Navarro por haberlo dejado sin voto el 9 de febrero de 2016.

Se excusaron de participar en la audiencia Miguel Ángel Gutiérrez y los exdiputados José Santos ‘El Mello’ Castro y Manuel Mejía, estos últimos que aspiran a las alcaldías de Valledupar y Chiriguaná respectivamente.

La denuncia por el delito por prevaricato por acción contra los siete diputados obedece a que estos sin que estuviera ejecutoriada una sanción del partido Cambio Radical contra Casadiegos Navarro, la hicieron efectiva y le quitaron el voto, por lo que tras la denuncia ante la Fiscalía el corporado pudo recuperar sus facultades.

“Estos hechos ocurrieron en 2016, fue de conocimiento público en donde se nos quitó el derecho al voto por supuestamente darle cumplimiento a un pronunciamiento al partido Cambio Radical donde pretendían suspenderme el derecho al voto por dos meses, pero no se había ejecutoriado la sanción y fue lo que denunciamos ante la Fiscalía, que teníamos derecho a votar y que en plenaria, por actuaciones de unos diputados se nos había cercenado ese derecho”, dijo Casadiegos Navarro tras terminar la audiencia.

El 9 de febrero de 2016 se votaron unas proposiciones de control político en la Asamblea del Cesar, por lo que Casadiegos Navarro quien hacia parte de la oposición consideró que podía ejercer su derecho a expresarse a través del voto, pero no le fue posible.

El exdiputado aseguró que dentro del proceso fue considerado como víctima y agregó que no tiene nada en contra de los diputados, ni en contra de sus familia, mucho menos en contra sus aspiraciones políticas, simplemente acudió a los estrados para que se haga justicia.

“Ellos pudieron percatarse que para mí habían cometido un error porque esto era muy claro en el ejecutoriado de la sanción. Ahora recordemos que fue a través de una proposición verbal y si recordamos las proposiciones verbales no pueden ir encaminadas a una decisión tan importante como es la de suspenderle el derecho al voto a un diputado sino que son para modificación del orden del día”, recalcó.

Entre tanto, el abogado de la defensa, Hugo Mendoza, explicó que por razones electorales el resto de citados no acudieron a la audiencia, pero esto no se requería porque no están privados de la libertad. Dijo que tiene pruebas de carácter testimonial del secretario de la Asamblea y documental en el respaldo del estatuto del partido Cambio Radical, además de la estrategia con la que va a debatir las pruebas. La nueva audiencia quedó para el próximo 6 de agosto.