15 junio, 2019

En Ocad se aprobó proyecto de café

Con la aprobación del proyecto, el Cesar tendrá un antes y un después en materia de café, toda vez que este permitirá la perfilación de taza.

El café escribirá una nueva historia en el Cesar ,con el proyecto aprobado en el Ocad.

Foto cortesía

Por unanimidad y con un puntaje de 100 sobre 100 fue aprobado en la sesión del Órgano Colegiado de Administración y Decisión, Ocad, el proyecto de desarrollo experimental para el mejoramiento de la competitividad del sector cafetero del Cesar.

La iniciativa que había tenido similar puntuación en Colciencias fue aprobado ayer en Bogotá, por un valor de $13.970 millones, según dijo el secretario de Agricultura Departamental, Carlos Eduardo Campo Cuello.
“Me siento muy orgulloso, recibimos felicitaciones en el Ocad y ninguna observación. Obtuvimos 100 puntos de 100. Esto será un antes y un después del sector cafetero”, dijo.

Entre tanto, el director del Comité de Cafeteros Cesar-La Guajira, Álvaro Osorio, explicó que este es un gran paso. “Este es un proyecto que va a cambiar la caficultura del Cesar. La va a transformar, pasar de vender una materia prima genérica a vender un producto por su perfil de taza”, señaló.

La Gobernación y Federación Nacional de Cafeteros, con el apoyo de Cenicafé y Almacafé, en colaboración con la Universidad de Santander, aunaron esfuerzos para presentar la iniciativa ante el Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación del Sistema General de Regalías que permitirá ver la caficultura desde otro modo.

EL NORTE DEL PROYECTO

El proyecto está orientado a mejorar la calidad sensorial del café producido en el Cesar, a través del desarrollo experimental que identifique los protocolos específicos para las condiciones agroclimáticas y territoriales de las zonas.

Llegará a unos 8.060 caficultores presentes en 12 municipios, que son Codazzi, Pueblo Bello, La Paz, Valledupar, Manaure, La Jagua de Ibirico, Curumaní, Pailitas, Chiriguaná, El Copey, Aguachica y Río de Oro.
Se ejecutará en un plazo de 33 meses empezando en el segundo semestre de 2019 y hasta el 2020.

Entre las acciones a realizar están un laboratorio de café fortalecido para el beneficio de la caficultura de la región, beneficiadero experimental con la última tecnología para Pueblo Bello. Método modificado de fermentación exclusivo del Cesar, entre otros.

En el Cesar se cultivan 28.911 hectáreas de café y el proyecto está enfocado hacia la perfilación de taza, buscar los atributos sensoriales, entre otros.
En ese sentido, lo que buscan es encontrarle las notas con sabor a maracuyá, vainilla, maderables y cítricas, de tal manera que se pueda acercar mucho más a los nichos de mercado internacional, debido a que sería una especie de big data o recopilación de datos de este cultivo.

Este representa la caficultura 4.0, lo que permitirá diferenciarse de los países que producen solo cafés como comodities, porque se va a competir en el mundo de los cafés especiales que tienen nichos de mercados en Japón, Asia, entre otros, que prefieren la taza de perfilación.