20 enero, 2020

Darío Mejía, nuevo comandante de Bomberos

Fue gracias a la mediación del alto mando que los Bomberos lograron definir el comandante que regirá la institución por cuatro años.

Después de cuatro años de desacuerdos, impases internos, requisitos fallos y la inconformidad del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar, se logró darle un punto final a la crisis de la institución. A través de la Dirección Nacional de Bomberos de Colombia, DNBC, se logró lo que hasta ahora había sido un imposible: elegir al comandante en propiedad y demás representantes.

La división interna del Consejo del oficiales fue el motivo de que en más de una ocasión los Bomberos de Valledupar fueran titular de alarma ante su responsabilidad misional: salvar vidas y proteger el patrimonio y el medio ambiente de los vallenatos. Sin embargo, aunque los más de 70 bomberos de la especialidad Línea de Fuego sufren por la falta de salarios y presupuesto, su servicio al momento de una emergencia nunca se detuvo.

La tensión por darle un punto final al proceso, llamó la atención del recién designado director nacional de Bomberos, capitán Charles Benavides, quien desde Bogotá, y a días de haber asumido el puesto, se vino a Valledupar para determinar la situación. Desde las 10 de la mañana de este sábado 18 de enero, las reuniones con las partes no cesaron: Secretarías de Gobierno Municipal y Departamental, Coordinación Departamental de Bomberos, delegados, unidades y el Consejo de Oficiales.

A las 9 de la noche del pasado sábado, en Consejo de Oficiales y con la presencia del capitán Benavides se decidió en consenso elegir al teniente, Darío Mejía, como nuevo comandante del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Valledupar para un período de cuatro años.

EL PILÓN conversó con el recien nombrado comandante: “Por qué tardo tanto… pues, eso venía de un proceso donde no nos habíamos puesto de acuerdo con el Consejo de Oficiales, debido a que el comandante anterior (Eduardo Rojas) hizo una convocatoria (en 2019) en la cual, solo él salió favorecido y nosotros no quedamos contentos. Éramos en ese momento 5 aspirantes, y a los cuatro restantes nos pidieron unos documentos que veíamos innecesarios. En mí caso particular me pedían diploma de bachiller, yo soy odontólogo. Ya eso no se usa, fueron como unas trabas que nos colocaron, y a raíz de eso el señor Eduardo Rojas lo que hizo fue dividir el Cuerpo de Bomberos, a tal manera que nosotros terminamos haciendo la elección, pero como él era el único candidato y en democracia vale el voto blanco, y nos pusimos a concursar por ese voto blanco, donde solo el votó, y los demás sacamos blanco, entonces no hubo comandante por esa circunstancia”, explicó

El teniente Mejía también habría sido comandante en otra ocasión cuando la administración de Franco Ovalle acordó colocar un líder provisional por tres meses, le correspondió el período del 21 de enero al 21 de abril de 2019. “No tengo problemas con nadie. La aceptación con el Cuerpo de Bomberos fue positiva, de hecho cuando yo salí (el 21 de abril 2019) dejé pagos adelantados a diferencia de Eduardo Rojas que más bien debe mes”, remarcó.

¿Qué viene ahora?

Luego de la larga espera, los temas administrativos son la prioridad según lo expresado por el teniente Mejía: “Lo referente al contrato, cumplir con los compromisos de seguridad social, el salario de los empleados. Combustible. Otra cosa es que no quedó plata más bien quedamos con déficit. Aparte de eso necesitamos pagar unos impuestos en Alcaldía, Gobernación y necesitamos una póliza de seguros, eso es aproximadamente 70 millones de pesos y eso es lo que no hay. En nómina son casi 200 millones de pesos”. Debido a esos inconvenientes presupuestarios, el comandante mencionó que el contrato nuevo saldría para el mes de marzo: “Si nos ponemos las pilas”.

Según el comandante, debido a esa entrega incompleta del presupuesto es que se deben las fallas que a su juicio hoy se presentan.

ADMINISTRACIÓN

Sobre el tema administrativo, el comandante Mejía se refirió: “hay una cosa que se perdió con el comandante Omar Luque que es la sobre tasa bomberil por industria y comercio que es alrededor de dos mil millones de pesos, entonces ahí es donde está la falencia”. En este punto, su propuesta para mejorar el tema recursos irá dirigida en reuniones con el alcalde Mello Castro y concejales para retomar la sobretasa bomberil y de esta manera buscar mantener presupuesto.

Entre las propuestas del teniente Mejía está: “Poner a funcionar a Bomberos y volverlos auto-sostenibles, no en su totalidad pero sí por lo menos que la parte de salarios y seguridad social nunca se vean afectados. No tener que depender sobre todo a final de año y principios de los recursos que nunca hay”.

Otra de las cosas que propone el nuevo comandante es la exclusión del pago de impuestos, ya que al momento de la entrega del presupuesto el mismo se ve afectado por el pago fiscal.

Daniela Minorta / EL PILÓN
Minorta19@gmail.com