12 febrero, 2021

¿Cómo serán las clases en zonas rurales del Cesar?

Por medio de un convenio entre la Gobernación del Cesar y la Diócesis de Valledupar los estudiantes que residen en la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta también serán beneficiados con kits escolares, kits de aseo, entre otros implementos destinados para los infantes de zonas rurales lejanas.

Un total de 16 mil millones de pesos serán invertidos para aumentar la cobertura escolar en zonas rurales del Cesar. 

FOTO/CORTESÍA.

La necesidad educativa de los jóvenes que residen en las zonas rurales lejanas del departamento del Cesar hizo necesaria la firma de un convenio de educación rural para apoyar y brindar las garantías educacionales a aproximadamente 6.300 estudiantes que carecen de infraestructuras aptas e implementos escolares. Por ello la Gobernación del Cesar y la Diócesis de Valledupar firmaron dicho acuerdo en la vereda Japón, zona rural del municipio de Astrea.

Lee también: Colegios de Valledupar esperan recursos de gratuidad y conectividad

Por medio de este convenio se busca suplir la demanda educativa en las zonas rurales de aproximadamente 14 municipios donde la conectividad y el acompañamiento escolar para los jóvenes es escaso, según explicó el gobernador del Cesar, Luis Alberto Monsalvo, quien acotó que la firma del convenio en la vereda Japón fue el lugar ideal para el proyecto debido a que su lejanía del municipio de Astrea representa la situación en la que viven los niños y adolecentes de zonas rurales distantes de la cabecera municipal. 

Con esta alianza se contratarán a 366 docentes y directivos, quienes se encargarán de orientar académicamente a los estudiantes de las zonas rurales y garantizarán el acompañamiento en el inicio del periodo escolar por medio del mecanismo de alternancia, que de manera gradual se utilizará en estos territorios.

Este proyecto nos permite llegar a las zonas rurales e incluso a quienes están en la parte alta de la Serranía del Perijá y la Sierra Nevada de Santa Marta. Agradezco de forma especial a los profesores, rectores y directivas de este programa por el importante trabajo que realizan. Son 366 personas que hoy se contratan para llegar a muchos rincones de nuestro departamento”, indicó el mandatario del Cesar.

IMPLEMENTOS ACADÉMICOS

Los jóvenes de las zonas rurales distantes no gozan de los mismos beneficios ni programas escolares a los que tienen acceso los que viven en los municipios, por lo que este convenio con una inversión de $ 16 mil millones contempla una canasta educativa con kits escolares para los grados de preescolar, primaria y bachillerato.

No dejes de leer: Así es recibir clases virtuales con limitaciones auditivas

Al respecto, Monsalvo señaló que también se les entregará a los estudiantes kits de aseo y materiales didácticos para un mayor aprendizaje durante las clases. Además de esto se adelantarán mejoras infraestructurales en las instituciones educativas de estas zonas, entre otros beneficios para brindarles a los estudiantes cesarenses las aulas e implementos necesarios para el retorno a clases.

Las zonas rurales lejanas de la región tienen menor tasa de contagio por la covid-19, según el mandatario departamental, lo cual favorece el uso de la alternancia en las instituciones educativas de esos territorios. Señaló que a los estudiantes se les debe garantizar el debido distanciamiento y las normas de bioseguridad en su retorno a clases.

ACERCA DEL EVENTO

El acto efectuado en la Institución Educativa San Pedro, sede Marco Tulio Barrientos Palomino, en la vereda Japón, fue acompañado de la población estudiantil de dicho plantel educativo, padres de familia, docentes y directivos que con agrado recibieron la implementación de este convenio que promete mejorar las condiciones educativas de esa zona y las aledañas.

Te puede interesar: Universidades del Cesar aplicarán modelo de alternancia

En la firma estuvieron presentes: monseñor Oscar José Vélez Isaza, el alcalde del municipio de  Astrea, Manuel Ortega; el alcalde de Bosconia, Edulfo Villar; alcalde de El Copey,  Francisco Meza; el alcalde de Chimichagua, Celso Moreno; el alcalde de Chiriguaná, Carlos Caamaño; y el alcalde de Curumaní, Henry Chacón.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN.