24 marzo, 2019

Centros de salud de San Roque y El Mamey a punto de convertirse en ‘elefantes blancos’

En el centro asistencial se adelanta un proceso de remodelación desde hace tres años, y no hay claridad de dónde saldrán los recursos para la dotación. Si no entra en la convocatoria de la red habilitante, podría quedar fuera de funcionamiento por varios años.

Centro de salud de San Roque que hace tres años inició su remodelación pero que aún no entra en funcionamiento.

Foto: CORTESÍA

Por: DEIVIS CARO DAZA / EL PILÓN
defancaro1392@gmail.com

En San Roque, jurisdicción Curumaní, el centro de salud era una casa a punto de caerse y sin la infraestructura necesaria para cubrir la demanda de ese corregimiento del centro del Cesar.

Por eso, las autoridades municipales decidieron iniciar un proceso de remodelación. “En las condiciones actuales la edificación no estaría en capacidad para ofrecer servicios de salud con calidad, y con los resultados de la realización del estudio de operatividad, espacios, distribución; se concluye que la edificación debe ser remodelada, adecuada, y reforzada urgentemente”.

Gracias a los estudios iniciaron las obras de remodelación en el centro de salud en San Roque y El Mamey, ambos corregimientos de Curumaní.

Y la remodelación se hizo. El Consorcio San Roque 2015 como único proponente ganó el proceso de remodelación. A cuatro años de la obra el cambio es radical, pero ni aún en las nuevas condiciones ha podido entrar en funcionamiento por la falta de dotación.

Este era el estado del centro de salud de El Mamey, corregimiento de Curumaní, Cesar, antes de la intervención. Foto: CORTESÍA

Fueron $758,999,430 en recursos del municipio utilizados para la remodelación de ambos centros de salud de los corregimientos de Curumaní. Dinero que está en riesgo sino logran habilitarlos antes del mes de junio cuando vence el plazo para habilitar la red de hospitales a las EPS.

“Esos puestos tienen que ser habilitados y Curumaní todavía no lo ha solicitado dentro de su microred de centros de salud, porque sin dotación y la entrega de la obra no se puede hacer”, explicó el secretario de Salud Departamental, Jorge Juan Orozco.

Si no entran dentro de la red de hospitales, los centros de salud de ambos corregimientos no podrían operar. “La habilitación de las redes de las EPS habilita por cinco años. Eso debió haberse habilitado el 1 de diciembre pero el Ministerio de Salud dio prorroga hasta finales del mes de mayo”, agregó el funcionario.

VERSIONES DE LAS AUTORIDADES LOCALES

Según el secretario de Planeación de Curumaní, Jainer Gutiérrez, no se ha inaugurado la construcción esperando que el contratista la entregue la obra. “Cuando el alcalde Jorge Luis Celis entra a la Alcaldía de Curumaní encuentra el proyecto en un estado crítico, entonces se le hace un ajuste y pronto se va a poner al servicio de la comunidad”, explicó el funcionario.

La contratación de la obra inició en la anterior administración de Curumaní y estuvo pausada por varios meses, y a poco de quedar solo en las bases. Para el 2016, varios ciudadanos denunciaron la posibilidad que se convirtiera en un ‘elefante blanco’.

El centro de salud de San Roque no está dotado, y podría quedar sin habilidad para funcionar. Foto: CORTESÍA

Todas las personas consultadas por EL PILÓN del municipio de San Roque manifiestan que la obra es “maravillosa”, sin embargo, a cuatro años de su inicio aún a obra no ha sido entregada por el contratista, a pesar que desde la Alcaldía manifiestan que la infraestructura está en un 100 %.
“Faltan pequeños ajustes con la electricidad y otros puntos para inaugurar los centro de salud”, agregó el secretario de Planeación de Curumaní.

¿DÓNDE PRESTAN EL SERVICIO?

La anterior casa del centro de salud fue removida y como no se ha podido inaugurar el nuevo centro, los servicios de salud del corregimiento del centro del Cesar se prestan en un predio privado, que fue acondicionado. En casos de urgencia, los pacientes deben ser trasladados al Hospital Cristian Moreno Pallares de Curumaní, a Chiriguaná e incluso a Valledupar.

“Ahí estaba un centro de salud, pero como tal era una casa, el médico no se podía quedar porque no había la infraestructura necesaria. En los centros de salud hay un cuarto donde los médicos se acuesten después que atienden a los pacientes, no lo había. Acá literal era una casa con varios cuartos donde atendían a la gente”, manifestó un ciudadano que solicitó reserva de su identidad.

EL PILÓN intentó comunicarse insistentemente con el alcalde de Curumaní, Jorge Celis Carvajal y con el encargado de la Secretaría de Salud Municipal, para conocer sobre el proyecto de dotación, pero no contestaron las llamadas e hicieron caso omiso a los mensajes, a pesar de revisarlos.

Ambas autoridades, tienen hasta mayo para que el centro de salud al cual se le invirtieron más de $758 millones no se convierta en un nuevo ‘elefante blanco’ que empeore el sistema de salud en el Cesar.