Publicidad
Judicial - 18 mayo, 2022

Cayó sospechoso de participar en atraco a droguería de Valledupar 

En el hecho la Policía dio de baja a un presunto ladrón identificado como Diógenes Jair Carvajal, de 21 años. Contrario, la familia de este manifestó que no era delincuente, sino que murió por equivocación

El detenido cuando presuntamente robó la droguería y cuando fue capturado.
El detenido cuando presuntamente robó la droguería y cuando fue capturado.

Wilmer Rafael Cervantes Araujo, de 19 años de edad, sospechoso de haber participado en el robo a la droguería Boyacá, fue capturado por la Policía Nacional en Valledupar. Sin embargo, la detención se hizo por hechos distintos en un operativo de control y seguridad realizado a la altura del barrio Don Carmelo. 

En el sitio, Cervantes Araujo fue requerido para un registro a persona por parte de los uniformados, quienes notaron que violaba una detención domiciliaria impuesta por un juez de control de garantías y que además andaba en una moto manipulada en su identificación. Por eso, fue detenido por los delitos de fuga de preso y falsedad marcaria.

Pero fuentes judiciales confirmaron a EL PILÓN que el joven es investigado por el hurto que cometieron en la droguería Boyacá localizada en el barrio Santa Rita de la ciudad.  

Cervantes Araujo habría sido la persona que quedó registrada en una cámara de seguridad al momento de ingresar a la farmacia para intimidar con arma de fuego a la empleada. 

Además, habría sido uno de los delincuentes que se enfrentó a disparos con la Policía en la que resultó herido el uniformado Jonathan Jiménez, adscrito a la Sijín.  Este transitaba por la droguería cuando notó la voz de auxilio de la afectada e inició la persecución de los delincuentes en compañía de sus compañeros de la institución. 

En el hecho las autoridades dieron de baja al supuesto cómplice de Cervantes, el cual fue identificado como Diógenes Jair Carvajal. 

PROTESTARON 

Los familiares de Diógenes Carvajal, por su parte, realizaron un plantón en el Comando del Departamento de Policía Cesar con el fin de exigir justicia por la muerte del joven. 

Elizabeth Ramos afirmó que su hijo Diógenes Jair Carvajal no era ladrón y que la Policía lo mató por equivocación.

El hijo mío iba con los amigos de él cruzando la otra calle, la Policía viene de arriba, ya estaba herido, me dicen: usted no ha visto pasar una moto por aquí con dos tipos y respondí que no. Salieron para esa vía y el hijo mío como estaba con otros muchachos se le pegaron atrás, él salió corriendo y me matan al hijo”, afirmó la mujer en una entrevista reciente.