24 diciembre, 2020

2020: deserción histórica y 5.580 estudiantes reprobaron el año en Valledupar

Las dificultades para la conectividad, la falta de herramientas tecnológicas y el poco tiempo disponible de un porcentaje de padres de familia para el acompañamiento en las clases, son algunos de los factores que contribuyeron a una deserción escolar del 8 %, según el Ministerio de Educación.

5.580 estudiantes entre instituciones oficiales y privadas reprobaron el año. 

FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

El cierre del año escolar ha llenado de preocupación a los rectores y profesores  de los planteles educativos, debido a que 5.580 estudiantes reprobaron el grado que estaban cursando en las distintas instituciones de la ciudad de Valledupar. El fenómeno afectó con mayor fuerza al sector oficial: 5.074 alumnos perdieron el año, mientras que en el privado solo 506,  según informó el secretario de Educación municipal, Iván Bolaño Baute.

Lee también: La lucha por evitar la deserción educativa

Esta cifra de reprobados comprueba las dificultades que tuvieron muchos estudiantes para adaptarse a la virtualidad como nuevo mecanismo de enseñanza, según la psicóloga Marina Vásquez.  “Los  alumnos de los institutos oficiales fueron los más afectados porque son niños de estrato 1 y 2 que no cuentan con un computador para asistir a las clases. Deben ir a salas de internet para conectarse virtualmente y esto les encarece más la educación porque deben pagar, un gasto que sus padres no tenían antes”, comentó la experta.

Señaló que la falta de herramientas tecnológicas  fue el factor más determinante para que los estudiantes vallenatos perdieran el año, debido a que la desmotivación por no tener este recurso incide en su rendimiento, compromiso y responsabilidad para con su educación.

Pero la transformación obligada hacia la virtualidad sin estar preparados no solo provocó la pérdida masiva del año escolar, también la deserción aumentó en los colegios de Valledupar.

La deserción escolar en Valledupar fue de un 8 % según el Ministerio de Educación. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Según el Ministerio de Educación, la deserción escolar del 2020 fue del 8 %, aproximadamente. Porcentaje que superó la del año 2019 que cerró en 3,09 %.

La tasa de deserción escolar en los últimos cinco años en la ciudad de Valledupar ha rondado entre el 4 % y el 2%. De acuerdo con la Oficina de Planeación educativa,  en el año 2015 hubo un porcentaje del 4,15 %, en el 2016 disminuyó a 4,07 %, en el 2017,  2,93 %; y finalmente  en el 2018,  2,68 %.  Luego en el 2019 aumentó a 3, 09 % y el cierre de este 2020 arrojó  la cifra más alta de los últimos cinco años con un 8 %, que está 4.1 puntos porcentuales por encima  del balance del año pasado.

No dejes de leer: Falta de conectividad, la gran falencia de muchos estudiantes

Sobre el porcentaje de deserción y estudiantes reprobados, Bolaño aseguró que la virtualidad incidió en que la calidad educativa bajara y provocará que más de 5.000 niños no pudieran cumplir con las competencias académicas de sus respectivos grados. “La virtualidad incide en esta cifra porque fue un recurso que se tomó como una medida de emergencia para seguir manteniendo el servicio. Sin embargo, este mecanismo cuenta con limitantes que afectaron de manera directa el desempeño de los alumnos”, manifestó el secretario.

De acuerdo con Bolaño, 4.916 estudiantes  del grado once del sector oficial aprobaron el año escolar y 3.274 de las instituciones privadas, para un total de 8.190 alumnos.

EDUCACIÓN EN TIEMPOS DE DE COVID- 19

El ser humano debe adaptarse a los retos y a los nuevos recursos tecnológicos, considera el docente de ciencias sociales Alberto Hoyos. Este profesor comentó que dictar clases virtuales fue uno de los más grandes retos de su carrera: tuvo que reinventarse para poder transmitir a sus estudiantes los conocimientos.

Yo tuve que cambiar mi metodología de enseñanza en un 100 % porque era muy rudimentaria y si continuaba de esa misma forma muchos estudiantes habrían perdido mi materia. Tuve que ser más dinámico, proactivo y recursivo para que los jóvenes se animaran”, aseguró el docente.

 Señaló que tuvo estudiantes que se adaptaron rápidamente a la virtualidad y otros que lo hicieron paulatinamente.

Los estudiantes de primaria fueron los más afectados por la virtualidad. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

LOS INFANTES SON LOS MÁS AFECTADOS

A pesar de que hubo un porcentaje de estudiantes que pudieron superar las barreras de la virtualidad, los alumnos de primero a quinto año escolar  fueron los más afectados por las clases virtuales, según la psicóloga Marina Vásquez.

Te puede interesar: Falta de internet en corregimientos causa deserción escolar

La especialista comentó que la edad de cuatro a diez años es la etapa en donde la vigilancia de los padres de familia en el estudio debe ser mayor, porque  los niños y niñas se desaniman con facilidad y pierden el interés por aprender.

Es muy importante el acompañamiento de los padres en la virtualidad, especialmente en lo niños que están en primaria, porque las dificultades en la conexión y la falta de una figura de autoridad de manera presencial hace que se distraigan con facilidad y pierden el interés en estudiar”, manifestó Vásquez. 

Esta postura la compartió el rector del Colegio Nacional Loperena, Gonzalo Quiroz Martínez, quien aseguró que la población estudiantil con mayor impacto negativo fue la primaria por cuestiones de conectividad. Señaló que en las escuelas anexas  Santo Domingo  y Vicente Roig y Villalba,  los estudiantes perdieron el año escolar porque algunos  padres con sus hijos  no entraban con frecuencia a las clases virtuales, entregaban con retraso los trabajos o no los enviaban y esto provocó que no cumplieran con las metas académicas.  

La tasa de deserción estuvo 4.1 puntos porcentuales por encima que la de 2019. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

La vallenata Mireya Díaz, madre de dos hijos de seis y once años, comentó que se le hizo muy difícil mantener su trabajo y ayudar a que sus hijos pudieran ganar el año, debido a que no disponen de una computadora para asistir a las clases virtuales. Esta contadora afirmó que a duras penas con su sueldo puede mantener a sus dos hijos y pagarles el colegio.

Muchas veces me tocó pedir permiso en el trabajo para ir con mi hijo de seis años a un café internet. Quisiera poder comprarles el computador pero mi economía no me lo permite. Gracias a Dios no reprobaron el año pero los hijos de dos amigas sí lo hicieron”, aseguró esta vallenata.

De acuerdo al Ministerio de Educación, en Colombia aproximadamente 102.000 niños y adolescentes de colegios y jardines infantiles del país abandonaron sus estudios en medio de la pandemia del covid-19, debido a la falta de herramientas tecnológicas, fallas en el internet, poca claridad en los conocimientos impartidos por los maestros, falta de tiempo de los padres familia para un debido acompañamientos, entre otros factores.

Lee también: La odisea de estudiar sin internet y a distancia

Debido al alto índice de deserción en las instituciones vallenatas y a la pérdida del año escolar  se implementará el plan de alternancia, el cual consiste en que unos días determinados los estudiantes asistan al colegio y otros días estudiarán desde casa, según Iván Bolaño Baute, secretario de Educación municipal.

Las herramientas tecnológicas fue el factor determinante para ganar el año. FOTO/JOAQUÍN RAMÍREZ.

Bolaño aseguró que a partir del primero de febrero este nuevo mecanismo funcionará en todas las instituciones que cumplan con el protocolo del Ministerio de Salud y las que tengas las propuestas metodológicas aprobadas por la Secretaría de Educación Municipal.

Por: Namieh Baute Barrios / EL PILÓN
@Namiibb