11 agosto, 2019

¿Qué tan blindado está el comercio contra el asalto en Valledupar?

Actualmente en Colombia no existe una norma que obligue o determine las condiciones en que las empresas tengan medidas de seguridad. No obstante, los establecimientos hacen lo propio.

Aunque las autoridades consideran que el asalto a comercio durante el año ha disminuido en Valledupar, reconocidos establecimientos comerciales de cadena constantemente son sensibles a este fenómeno y tienen que trabajar de la mano con las autoridades del Cesar.

Por eso, pese a que la seguridad es una obligación del Estado, cabe analizar qué tanto aportan los sistemas internos de las empresas a la seguridad o qué tan eficiente es el implementado por la Policía Nacional.

“La seguridad dura, reactiva o de control es potestad del Estado, no existe la obligación de tener servicio de vigilancia. Lo que sí existe es el sentido común, basado en el análisis de la ocurrencia para instalar o comprar equipos que les puedan dar seguridad a los establecimientos, como cámaras, sensores, entre otros”, manifestó Octavio Pico, director de Fenalco seccional Cesar.

Sin embargo, muchas veces las empresas solamente cuentan con cámaras de seguridad, grupos de alertas ciudadanos e incluso botones de pánico que a veces no son suficientes para evitar el atraco.

Un ejemplo de ello son los repetidos hurtos que se han presentado en algunos puntos de Efecty, en las sedes de los almacenes Justo y Bueno, de la calle 21, de La Nevada, entre otros locales del Centro.

Precisamente, este último lo protagonizó el Efecty ubicado en Garupal el seis de agosto, cuando dos hombres aparentemente armados perpetraron el atraco. Eran cerca de las cinco de la tarde del martes cuando los delincuentes abordaron a la empleada del lugar para despojarla de 790 mil pesos en efectivos, según indicaron las autoridades

El asalto quedó registrado en video y lo cometieron mediante la modalidad conocida como ‘taquillazo’, en la que abordaron a la víctima por la ventanilla para intimidarla con arma, entrar hasta la oficina y cometer el hecho.

Los implicados tenían cascos puestos, vestían de buzo color negro y huyeron al parecer en motocicleta.
Para Fenalco la seguridad del comercio debe manejarse mediante las estrategias administrativas donde estén involucrados tanto los que hacen parte del gremio, como los miembros de las Fuerza Pública.

“Nosotros abordamos el tema desde la política pública, segundo desde la capacitación, reunimos constantemente las autoridades policiales y militares para que hablemos de seguridad. No solamente para hablar, sino para buscar acciones dentro de las empresas de vigilancia dentro de los esquemas de seguridad que tienen y les ayudamos a establecer todo ese panorama de riesgo”, acotó Pico.

El reporte del departamento de Policía Cesar indica que el hurto a comercio es la tercera clase de asalto más cometido en Valledupar con 128 casos, estando por debajo del hurto a motos con 191 sucesos y de persona con 180 hechos.

Entre las medidas de Fenalco está una red de seguridad en la que están los establecimientos afiliados y representantes de las autoridades, además de una parrilla de eventos con información dispuesta para estos.

EL GREMIO

Por su parte, algunos comerciantes indican que parte de la responsabilidad recae en la Policía Nacional, que según ellos no cuenta con las actividades eficientes para controlar la delincuencia.

“Las autoridades no están muy pendientes de los almacenes, son muy pocas las visitas que hacen y de pronto hacen preguntas frecuentes sobre cómo está la seguridad o si se están metiendo. En mi caso ya he agarrado dos ladrones. Todo el tiempo están en el centro dando vuelta, entrando en los almacenes, haciendo de la suya, si lo pillan bien y si no también. Así como salen de acá se meten en otro local”, indicó Jorge Armando Maestre Murgas, administrador de un reconocido almacén de cadena.

Agregó que una de las limitaciones para fortalecer el mecanismo interno de seguridad es el presupuesto, dado que la economía es variante.

“El tema es de economía, porque en tiempo de baja rotación en mercancía o movimiento tener un vigilante de manera constante no es utilizado sino en las altas temporadas o épocas especiales. Sin embargo, se cuenta con un mecanismo de seguridad cuando no hay empleados”, puntualizó Maestre.

LAS AUTORIDADES

La Policía Nacional para este sector tiene los cuadrantes, botones de pánico, grupos de apoyo ciudadano, entre otros.

“Nosotros con los establecimientos comerciales tenemos la red de apoyo, grupos de seguridad para intercambiar comunicación con ellos para algunas alertas tempranas. Siempre que se realizan encuentros con ellos se sugieren medidas de autoprotección y que el tema de la seguridad privada sean con empresas avaladas y constituidas legalmente”, manifestó el teniente coronel Fredy Delgado, comandante operativo de Policía Cesar.

Por Marllelys Salinas M. / EL PILÓN
marllelys.salinas@elpilon.com.co