Publicidad
Educacion - 3 mayo, 2022

Pese a acuerdos, continúa la tensión en la UPC 

Este martes se presentaron altercados en la sede Hurtado entre estudiantes y personal administrativo. 

Este martes se presentó un altercado en la sede Hurtado de la Universidad Popular del Cesar.                                                        / FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.
Este martes se presentó un altercado en la sede Hurtado de la Universidad Popular del Cesar. / FOTO: JOAQUÍN RAMÍREZ.

Después de casi dos semanas de que el Consejo Superior Universitario, CSU, suspendiera las actividades académicas de la Universidad Popular del Cesar, UPC, este lunes se anunció que se retomarían luego de los acuerdos a los que llegaron miembros de la Asamblea Multiestamentaria y el nuevo rector Rober Romero. 

Sin embargo, la mañana de este martes se presentó un altercado en la sede de Hurtado entre integrantes del paro y parte del personal administrativo por el ingreso a esta instalación de la alma mater. 

En un vídeo que se hizo popularizó se ve a estudiantes forcejear con trabajadores de la UPC en la entrada de del mencionado lugar, a tal punto de que una joven impedía el paso de un hombre con una cadena y en otra zona resultaron algunos daños materiales. 

El rector Rober Romero pidió “paciencia y  cordura” a los manifestantes.
FOTO: UPC. 

¿QUÉ PASÓ CON EL ACUERDO?

El lunes 2 de mayo, a las 8:24 p.m.,  el representante estudiantil ante el CSU, Juan López Nacimiento informó: “En estos momentos la Asamblea Multiestamentaria decidió volver a clases, con mecanismos de seguimiento al cumplimiento de los compromisos y actividades de presión”. 

Por su parte, sobre el restablecimiento de la ‘normalidad’ de las clases, el rector Rober Romero aseguró a EL PILÓN que concertaron una agenda de trabajo con base en ocho peticiones: 

Pago de las prestaciones sociales a los docentes con vigencia de 2021; creación de cronograma de puntualidad en el pago a investigadores; puntualidad de pago de salarios a los docentes; reponer el servicio de ascensores; poner en funcionamiento las baterías sanitarias; flexibilidad en el calendario académico, entre otros aspectos. 

Al respecto del incidente que se presentó, Romero comentó: “Hemos hecho todo lo humanamente posible desde antes de mi posesión cuando establecimos un diálogo amplio y cordial. Después de mi llegada no he hecho más que atender los requerimientos, que han sido mi prioridad”. 

Y agregó: “Lamento esta situación, por eso les hago un llamado a la paciencia y a la cordura a esas personas para que, por favor, nos faciliten poder cumplir  nuestro aspecto misional”. 

Hay opiniones divididas entre los miembros de la comunidad upecista por el bloqueo de las instalaciones.
FOTO: UPC.

LOS PROTESTANTES 

Esta casa editorial conoció la versión de los protestantes que protagonizaron los hechos mencionados en la sede Hurtado, puesto que expresaron sus motivos a través de un comunicado, alegando que en la citada Asamblea solo se habrían tomado decisiones de índole académico y “en ella misma no se decidió sobre el cese de actividades administrativas”. 

“Se sigue manteniendo la toma de la sede permitiendo el desarrollo de los preuniversitarios, pero impidiendo únicamente la actividad administrativa”, expusieron los estudiantes. 

Finalmente, dijeron que “la toma de la sede Hurtado continuará hasta tanto no se decida lo contrario mediante asamblea estudiantil”. 

POR ANDREA GUERRA PEÑA / EL PILÓN. 

@andreaguerraperiodista